Bolsa, mercados y cotizaciones

Los trabajadores de la AP-1 piden la subrogación de toda la plantilla

Burgos, 1 nov (EFE).- Los trabajadores de la AP-1 piden la subrogación total de la plantilla de 120 empleados, abocados al despido al eliminarse el peaje de la autopista a partir del próximo 30 de noviembre, por lo que han iniciado una serie de jornadas de huelga que secundarán desde mañana al mediodía.

Los paros de doce horas se sucederán los viernes y domingos de lo que queda de mes: los días 11, 16, 18, 23, 25 y 30, ha explicado hoy a Efe el presidente del comité de empresa, Alberto Mateo.

"El tiempo corre, la empresa ya ha preparado el expediente de regulación de empleo (ERE) que dejará a 120 familias en la calle y el Gobierno aún no ha adjudicado las tareas de mantenimiento de la autopista, aunque aseguraron que en ese momento incluirían una cláusula por la que la adjudicataria asumiría la plantilla actual", ha referido.

UGT ha remitido también una nota de prensa en la que asegura que el Ministerio de Fomento se comprometió con los trabajadores a asegurar la subrogación de, al menos, los empleados que se encargan de tareas de conservación, vialidad y seguridad de la vía, en la empresa que tendrá que asumir estas tareas cuando quede libre de peaje.

Para el sindicato, el hecho de que ese nuevo contrato no se haya firmado aún es "una auténtica imprudencia pues, como sucede cada año, la climatología adversa en período invernal volverá a generar su impacto en este tramo de la AP-1".

Para UGT, los trabajadores "no pueden ser quienes paguen la precipitación con la que se está abordando el primero de los procesos de liquidación de una autopista de peaje".

El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, ha confirmado hoy que a partir del 1 de diciembre se podrá circular por la AP-1, entre Burgos y Armiñón (Álava), sin pagar peaje y ha abogado por pactar el futuro de las autovías y autopistas, únicas infraestructuras de transporte que se pretende que sean gratis.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Ábalos ha insistido en que se mantiene la decisión de no prorrogar las concesiones de autopistas de peaje que vencerán durante la actual legislatura y que, en algunos casos, ya se ampliaron 24 años más de lo previsto inicialmente.

Las autopistas afectadas serían la AP-1 Burgos-Armiñón, cuya concesión finaliza el 30 de noviembre, y las autopistas AP-7 Tarragona-Alicante y AP-4 Sevilla-Cádiz, cuyo periodo concesional acaba el 31 de diciembre de 2019.

La UGT ha advertido de que la liberalización de esas autopistas junto a la C-31, C-32 y C-33 dejará sin trabajo a 1.300 personas.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado