Bolsa, mercados y cotizaciones

Afectados por la cancelación de vuelo tienen derecho a reembolso o a un traslado alternativo

Madrid, 23 jul (EFE).- La Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU) ha recordado hoy a las personas afectadas por la huelga de pilotos de Ryanair que, en el caso de que su vuelo sea cancelado, tienen derecho al reembolso del coste íntegro del billete o a un transporte alternativo.

Así lo asegura en un comunicado ante la convocatoria de huelga del personal de Ryanair para esta semana, en el que subraya que, ante la cancelación de un vuelo, los pasajeros tiene derecho a la devolución del importe íntegro del billete en un plazo de siete días o a un transporte alternativo en la fecha más próxima disponible o en una fecha posterior que convenga al pasajero.

Además, la CECU advierte de que ante una cancelación, los pasajeros tienen derecho a una compensación adicional de 250 euros para vuelos de hasta 1500 kilómetros; de 400 euros para los vuelos intracomunitarios de más de 1500 Km y otros vuelos entre 1500 y 3500 kilómetros y de 600 euros para vuelos extracomunitarios de más de 3500 kilómetros.

Todo ello -continúa- sin perjuicio de poder reclamar por los daños y perjuicios que tengan como origen la cancelación del vuelo.

Si bien, la organización de consumidores indica que hay "excepciones" cuando la cancelación se debe a una causa de fuerza mayor o si la compañía ha avisado con suficiente antelación.

En el caso de la presente huelga de Ryanair, los pasajeros que fueron avisados con más de 7 días de antelación, pueden no tener derecho a esta compensación siempre que se les haya ofrecido un transporte alternativo que les permita salir con no más de dos horas de antelación y llegar al destino final con menos de cuatro horas de retraso de las horas de salida y llegada previstas.

Sin embargo, CECU afirma que la huelga de trabajadores de la empresa no puede ser entendida como "causa de fuerza mayor", como ya lo ha señalado el TJUE, que en su sentencia recoge que "los riesgos derivados de las medidas de reestructuración son inherentes a su actividad" por lo que esta circunstancia no exime a la compañía de indemnizar a sus clientes.

En el caso de que el vuelo no haya sido cancelado, pero sufra un retraso, la CECU afirma que el consumidor tiene derecho de asistencia (comida y bebida suficientes, dos llamadas de teléfono, y alojamiento con el correspondiente traslado desde y hasta el aeropuerto) cuando sea necesario.

Si el retraso es superior a las 3 horas, tendrá derecho a las mismas compensaciones que en caso de cancelación. Y si el retraso supera las 5 horas se podrá renunciar al vuelo y recuperar el importe íntegro del billete, además de poder reclamar perjuicios adicionales, como la pérdida de conexiones, días de vacaciones, alojamiento, actividades o días de trabajo.

CECU recomienda a los pasajeros afectados realizar la queja a través de la hoja de reclamaciones de la propia compañía y que adjunte copia de los documentos pertinentes (billetes, número de localizador, tiques, facturas, etc.).

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint