Bolsa, mercados y cotizaciones

Los blindados guardan un pago extra del 10% en Prosegur

  • Abonará un dividendo de hasta 400 millones de euros según JB Capital

Hace un par de semanas que Prosegur comunicó que estudia sacar a bolsa su división de gestión de efectivo, Prosegur Cash. La nueva cotizada alcanzaría, según los cálculos de este periódico, una valoración cercana a la de la matriz si cotizase en línea con sus comparables (Loomis y Brinks), de unos 3.700 millones, dado que esta pata de negocio aporta más del 80% del ebit (beneficio antes de intereses e impuestos) del grupo.

De acuerdo con las estimaciones de Santander, la valoración de la empresa se iría aún más arriba, hasta los 4.000 millones de euros, ya que la entidad considera "probable" que la compañía "exija una prima respecto a los múltiplos a los que cotizan sus rivales" dado que ofrece márgenes más abultados, del 18%.

Cuando comunicó su interés en vender entre el 25 y el 40% de Prosegur Cash, el grupo ya advirtió que el dinero captado le permitiría "eventualmente, remunerar a los accionistas de Prosegur". Tanto Santander como JB Capital Markets ven probable que, tras la venta, la compañía reparta un dividendo extraordinario. Un pago que, de acuerdo con los cálculos de JB Capital Markets, ofrecería una rentabilidad de entre el 5 y el 10%. Ello implicaría que, a precios actuales, el grupo de servicios de seguridad repartiría entre 0,32 y 0,64 euros por título, lo que supondría destinar entre 197 y 395 millones de euros a retribuir.

Como referencia, la más baja de esas cifras equivale al 100 por cien del beneficio de Prosegur, estimado en 201 millones para este año.

La rentabilidad por dividendo de Prosegur de cara a 2016 es del 1,8%, según las estimaciones del consenso que recoge FactSet. Su próxima entrega la realizará hoy mismo, cuando repartirá 0,027 euros, que rentan un tímido 0,4%. Prosegur suele ofrecer cuatro pagos cada año.

Los títulos de Prosegur se disparan un 8% desde el anuncio de la operación, mientras que en el mismo periodo el Ibex cede cerca de un 1% en ese periodo. Ayer, CaixaBank mejoró su recomendación sobre el grupo de seguridad hasta comprar y subió su precio objetivo a 7,40 euros, lo que confiere a sus acciones un potencial del 15%. 

El grupo busca crear valor

Si Prosegur Cash -cuya salida a bolsa se produciría en la primera mitad de 2017- alcanzase unos 3.600 millones de euros en capitalización, cotizaría con un tamaño similar a los de Mediaset, Cellnex o Acciona (además del de la propia Prosegur).

Al sacar a bolsa su vaca lechera -la división que más aporta al ebit del conglomerado, que además genera el 44% de los ingresos-, Prosegur persigue, fundamentalmente, dos objetivos.

Por un lado, poner en valor la compañía, al sacar al mercado su negocio más relevante, y poner fin a la actual infraponderación que, desde el punto de vista del grupo, éste sufre. "Una salida a cotización de esta filial permitiría poner de manifiesto su valor real de mercado", explicó Prosegur en una nota.

Crecer a través de compras

El otro gran objetivo es hacer crecer al conglomerado a través de adquisiciones. El 50% del mercado global de la gestión de efectivo está liderado sólo por cinco grupos, capitaneados por Brinks (la primera por facturación), la propia Prosegur y Loomis. El 50% restante, explican fuentes del sector, está en manos de pequeños grupos locales, y Prosegur aspira a liderar la consolidación sectorial. La compañía ha realizado unas 200 compras desde que nació.

Más allá del área de Cash, el negocio de Prosegur se sustenta también sobre sus otras dos divisiones, la de Alarmas (que ofrece sistemas de alerta para hogares y empresas) y la de Security (que presta servicios de vigilancia), que aportan el 13 y el 4%, respectivamente, del ebit, y a cuyo desarrollo también contribuiría lo captado en la oferta.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0