Bolsa, mercados y cotizaciones

Popular emite bonos convertibles un año después un 40% más baratos

Estos bonos rentarán un 8%, frente al 7% inicial de los emitidos en 2009.Un año después de haber lanzado al mercado una emisión de convertibles, Popular vuelve a utilizar este reclamo para captar financiación.

Y en esta ocasión el atractivo es superior al de 2009 ya que la rentabilidad que ofrecerán las acciones convertibles en esta ocasión alcanzará el 8% frente al 7% que ofrecían los bonos del pasado año en el primer ejercicio. La otra gran diferencia se encuentra en el teórico precio de conversión al que los bonistas recibirán las acciones. El precio de la pasada emisión ya está cerrado, 7,13 euros, mientras que el de ahora no, ya que no se conocerá hasta el momento del vencimiento, en 2013.

A falta de que hoy la entidad confirme la emisión a la Comisión Nacional del Mercado de Valores, el valor de conversión esta vez será el que resulte de la cotización media de las últimas cinco sesiones que precedan a la fecha en la que venza el plazo que obliga a los inversores a transformar sus bonos en acciones de la entidad, es decir, el precio de cotización de dentro de tres años. Si tenemos en cuenta los actuales precios de cotización, el precio de conversión a fecha de hoy sería de 4,28 euros por acción, un 40% inferior al precio establecido hace un año.

Se desconoce totalmente el valor en bolsa de Popular a tres años vista, pero en el caso de que fuera inferior a los 7,13 euros establecidos en la pasada emisión, el inversor que compre estos nuevos bonos obtendría no sólo más rentabilidad mediante el pago de cupones, sino que estaría comprando acciones de Popular a precios más bajos.

¿Se abrirá otra vez la veda?

En septiembre de 2009, la entidad que preside Ángel Ron empleó este instrumento con el que consiguió una financiación de 700 millones de euros. En aquel momento, la rentabilidad ofrecida era de un 7% en el primer año y del euribor a tres meses más 400 puntos básicos en los tres años siguientes. Lo que abre un diferencial de rentabilidad en torno a seis puntos porcentuales. El 20 de octubre de 2010 notificaba a la CNMV que la remuneración nominal de los bonos este año asciende al 5,025%, teniendo en cuenta que el euribor a tres meses, tomado como referencia, asciende al 1,025%.

Esta emisión convirtió a Popular en la compañía que optó por cambiar la emisión de preferentes por los bonos convertibles, aprovechando el fuerte descuento que ofrecía en ese momento la bolsa. Tras ello, llegaron las de BBVA, FCC, Sol Meliá e incluso algunas compañías como Abengoa o Pescanova se atrevieron a lanzar emisiones de este tipo sin tener detrás el respaldo que siempre da tener una calificación crediticia. El objetivo, en todos los casos, fue siempre el mismo: obtener financiación.

La duda ahora está en si esta nueva emisión del Popular también marcará, como ya sucedió el año pasado, el inicio de una nueva oleada de emisiones de convertibles. El momento es igualmente propicio ya que las empresas siguen teniendo problemas para obtener liquidez por los cauces normales y, además, cuentan a su favor con las fuertes caídas de sus títulos en bolsa. El precio de conversión y el plazo siguen siendo las claves para saber si merecen o no la pena.

Más rentabilidad, más riesgo

De igual modo que sucede con las preferentes, los bonos convertibles lanzados por la entidad ofrecen una rentabilidad muy superior a la de su dividendo. Los accionistas del banco obtendrán este año un rendimiento del 5,4 por ciento a través de las retribuciones de Popular, según las estimaciones que recoge la consultora FactSet. Ésta es una de las principales ventajas de este tipo de instrumentos: la alta rentabilidad que proporciona su cupón.

Pero esta alternativa de inversión presenta varios inconvenientes. El primero es fruto del convencional binomio rentabilidad-riesgo, a más rendimiento el inversor cuenta con menos seguridad. En este caso uno de los riesgos es que el pago del cupón dependerá de que la compañía obtenga beneficios en el año y de no ser así, la entidad no tiene la obligación de pagar. En este sentido, el inversor de convertibles se sitúa por detrás del tenedor de preferentes en caso de impago. Aunque es cierto que por el momento las previsiones de los analistas no estiman que Popular sufra pérdidas en los próximos ejercicios.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1

Maria
A Favor
En Contra

El que compro bonos convertibles en el 2009 de momento pierde 2.85 Euros por acción. ¿No es mas rentable comprar acciones y cobrar el dividendo, haciendo liquidez si interesa.?

Puntuación 3
#1