Bolsa, mercados y cotizaciones

Suiza: con la deflación en los talones

La paciencia tiene un límite. Incluso la de Suiza, fiel a una posición neutral en todos los conflictos, no rehuyó éste. Es más, no dudó en 'disparar' en el frente cambiario ya en 2009.

Harto de comprobar cómo el franco helvético no dejaba de subir, el Banco de Suiza pasó a la acción a comienzos del año pasado. Decidió que ya bastaba, que en adelante intervendría en el mercado de divisas para frenar el ímpetu de su moneda.

En los últimos tiempos, ha pisado el freno intervencionista, razón por la que la divisa helvética ha vuelto a las andadas. Es más, es la más fuerte entre las principales del mundo desde junio y en el último mes ha marcado sus máximos históricos contra el euro y el dólar.

Esta fortaleza puede obligar al Banco de Suiza a actuar de nuevo, puesto que el país no está libre de las presiones deflacionistas que también acechan a EEUU. No en vano, la inflación apenas repuntó un 0,3% entre septiembre de 2009 y el mismo mes de este año. Y en este escenario, una moneda poderosa juega en favor de la deflación o caída de los precios.

comentariosWhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin