Bolsa, mercados y cotizaciones

Lagarde nota un cambio en la inflación: su origen ya es doméstico por la subida salarial

  • La presidenta analiza en el Parlamento Europeo la evolución de la inflación
  • Insiste en la importancia de convertir el BCE en un bastión contra el cambio climático
  • Las presiones inflacionistas por los salarios son ya más fuertes que las externas
Lagarde defiende que la presión salarial presiona al alza a la inflación. Firma: Dreamstime
Madrid icon-related

Christine Lagarde, presidenta del BCE, ha defendido este lunes en el Parlamento Europeo el papel que debe tener el organismo en la lucha contra el cambio climático, además de analizar la situación en la que se encuentra la inflación en la zona euro. En esta pelea contra la subida descontrolada de los precios, Lagarde reconoce que se ha producido un cambio importante en la dinámica de la inflación: el motor que ahora lo está moviendo no está fuera de las fronteras de la zona euro, sino que es doméstico. Las presiones salariales dentro de la Unión son ahora la fuerza inflacionista que más hay que vigilar.

Lagarde quiere evitar cantar victoria en la lucha contra la inflación, ya que el frenazo que está experimentando el crecimiento inflacionista en los últimos meses "se ha apoyado en lo que llamamos efectos base, particularmente visibles en la parte relacionada con la energía", indica la presidenta. Y en este momento, el impulso lo está dando la inflación doméstica, frente a la externa. "El indicador de inflación doméstica del BCE, que excluye los bienes que tienen un alto contenido relacionado con las importaciones, no ha caído mucho, algo que refleja que la inflación está siendo ahora conducida por las fuentes domésticas, más que por las externas", ha señalado Lagarde.

En este contexto, el incremento de los ingresos por parte de las empresas ha dado el relevo a las negociaciones salariales como el origen de las presiones inflacionistas. "Las presiones de los salarios siguen siendo fuertes", indica Lagarde. "Nuestro análisis actual concluye que esto tiene que ver con los efectos derivados de la inflación pasada, más que por una dinámica de inflación doméstica retroalimentándose", señala. "Al mismo tiempo, la contribución de los ingresos, que fueron buena parte de las presiones de inflación doméstica que hemos visto recientemente, se está debilitando", destaca.

Lagarde espera que "la debilidad de las presiones inflacionistas continúe, a pesar de que se puedan producir repuntes temporales a final de año, derivados del efecto base", señala, al tiempo que avisa de que "la incertidumbre sigue siendo muy elevada a medio plazo".

La lucha contra el cambio climático

El otro tema de importancia que quiso tratar Lagarde en su comparecencia en el Parlamento Europeo fue la contribución que debe tener el BCE en la pelea contra el cambio climático, un papel que ha asumido el organismo, distanciándose de la postura de la Reserva Federal estadounidense, quienes han dejado claro que ese tipo de cuestiones no encaja en el marco de sus competencias.

Para Lagarde, sin embargo, el cambio climático es una cuestión de gran importancia para poder mantener la estabilidad de precios, y aunque considera que "los gobiernos europeos son los principales responsables de enfrentarse al cambio climático", tiene claro que el BCE debe cumplir su papel en este esfuerzo. "Estamos comprometidos a cumplir con nuestro papel", ha dejado claro la presidenta francesa.

Para ello, Lagarde ha destacado los dos frentes de actuación que están llevando a cabo. El primero tiene que ver con "la publicación de toda una serie de indicadores relacionados con el clima, para mejorar la calidad y cantidad de datos sobre esta cuestión". La segunda parte de su marco de actuación está relacionada con las reinversiones que hace el BCE de los bonos que tiene en su balance y que van venciendo. Estos títulos, que se compraron durante los años de los programas de estímulos, se renuevan en el balance del BCE siguiendo un enfoque climático. "Estamos trabajando para mejorar el riesgo financiero relacionado con el clima en el balance del Eurosistema", señala. "Esperamos que la descarbonización de nuestras carteras de deuda corporativa continúe durante los años 2024 y 2025", destaca la presidenta.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud