Bolsa, mercados y cotizaciones

No creo en la suerte y sí en asignar valor a la ganancia latente

madrid

Con una subida del 10%, sin acabar el mes de enero, no apartar la ganancia latente y resguardarla en renta fija hasta que se produzca una caída, como mínimo, me parece una temeridad. No creo en la suerte, pero sí en asignar valor a las cosas, y en un solo mes hemos hecho todo lo que se esperaba para el año. Así que proteger la ganancia en renta fija, con la que alcanzar un 3%-4% es un objetivo más que factible, me parece una estrategia recomendable mientras se espera una corrección para volver a entrar en bolsa.

La duda que tengo es si la reconstrucción de la banca lleva el mismo proceso de maduración que la media del mercado, y es conveniente repetir la estrategia anterior. Al igual que el Ibex roza máximos históricos con dividendos, la banca está muy lejos de reconquistar cimas similares. Santander tendría que recuperar 2 euros sobre los precios actuales para recobrar sus techos históricos con dividendo. En el caso de BBVA serían 1,5 euros, mientras Caixabank está en máximos.

La banca, a diferencia del conjunto de Ibex, no vive una recuperación, vive una reconstrucción, y por este motivo le queda más valor por devolver. El viento de cola indiscutiblemente lo pone el retorno a una normalización monetaria que en el caso de la UE debería dejar los tipos al final de la subida de este año entre el 3,25% y 3,5%, 75 o 100 puntos más de subida. El viento de cara, los efectos sobre la economía real de una recesión que no sabemos si se acabará materializando.

En esa reconstrucción la banca recobra la velocidad de crucero de retribuir la mitad de sus ganancias en dividendos, al margen de que siga recomprando acciones más al gusto del inversor internacional, con lo que va a remunerar a sus accionistas por encima de la media del Ibex. La clara asimetría en la retribución al accionista son BBVA y Santander. La noche y el día. El alumno que debe mejorar, Santander, frente al que lo hace bien como se responde en una entrevista a él mismo Carlos Torres: "Esperamos que el dividendo de este año supere con creces el del año pasado, de 31 céntimos de euro, que ya fue el mayor dividendo en efectivo que hemos pagado en la última década".

BBVA se ha instalado con comodidad en una rentabilidad por dividendo por encima del 7% que duplica la de Santander, pero el banco que preside Ana Botín tiene que confirmar el próximo mes que mejora su retribución para acercarse progresivamente a la de BBVA. Los expertos esperan que en dos años la retribución sea del 6,5% frente al 7,5% de BBVA, con una estabilización del beneficio de los rojos alrededor de los 9000 millones y de los 6000 en los azules.

A mitad de horquilla en la retribución se quedará Caixabank, en donde sí hay que esperar una mejora anual de las ganancias de 150 millones sobre los 3.000. Sabadell se acercará a 1.000 millones, con una retribución del 6%; Bankinter, a 750 -6,5%-; y Unicaja, dará un enorme salto a 450 -7%-.

comentariosicon-menu1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Manuel d
A Favor
En Contra

Es razonable la estrategia pero, con objeto de protegerse de la inflación, veo más interesante mantener posiciones hasta que los precios no se sitúen por debajo del 5%

Puntuación 0
#1