Ecoley

Los abogados expertos en reclamaciones piden mantener el Reglamento europeo de viajeros

  • Sostienen que la legislación es "un referente global"
Christian Nielsen, presidente de Apra, durante su intervención en el Parlamento Europeo. eE
Bruselas

La Asociación de Abogados por los Derechos de los Pasajeros (Apra, por sus siglas en inglés), piden a las instituciones europeas que mantengan las medidas en materia de protección de viajeros que fija el Reglamento 261/2004 por el que se establecen normas comunes sobre compensación y asistencia a los pasajeros aéreos en caso de denegación de embarque y de cancelación o gran retraso de los vuelos. A su juicio, esta normativa ofrece "un alto nivel de protección y se ha convertido en un referente en la aviación en otros territorios".

Precisamente, la Comisión Europea está preparando una revisión del texto que, según Apra, "ofrece aproximadamente solo el 30 por ciento de la protección actual". Por ello, representantes de la asociación se han reunido en el Parlamento Europeo con el eurodiputado Pavel Telicka y Elisabeth Kotthaus, directora de la sección de Asuntos Sociales, Derechos de los Pasajeros e Igualdad de Oportunidades de la Dirección General de Movilidad y Transporte de la Comisión Europea, además de representantes de diversas compañías aéreas.

Aseguran que la normativa europea, que ahora está revisando la Comisión, ofrece "un alto nivel" de protección

"Queremos recordarle a las aerolíneas y a los legisladores la importancia del Reglamento para los derechos de los pasajeros, que son personas, no números", manifestó durante la reunión Christian Nielsen, presidente de Apra. "La normativa no supone solo la base de la protección de los viajeros, sino que es ya un referente global en esta materia y está inspirando a otros países para acometer las regulaciones", añadió.

Por ello, Apra rechaza que el debate esté en las ratios de retraso para acceder a las compensaciones. A su juicio, el asunto importante está en conseguir una infraestructura que permita potenciar la relación entre las compañías y los aeropuertos y, además, mejorar las condiciones de los pilotos y de los controladores aéreos. "Esa es la forma en la que la economía puede crecer y se puede ahorrar dinero, no reduciendo las compensación a los pasajeros", recordó Nielsen.

Las aerolíneas no cumplen

Philipp Wunderlin, director legal de Flightright, asegura que los pasajeros todavía lo tienen difícil para reclamar a las compañías. "Es cierto que algunas aerolíneas responden más rápido a nuestras reclamaciones, pero muchas aún emplean tácticas de demora y de falta de pago", explica a elEconomista. "Tienen muy mal comportamiento, sobre todo, las aerolíneas de bajo coste como Ryanair, easyJet y Vueling. Aunque también acabamos en los tribunales muchas veces con líneas aéreas de renombre como Iberia y, en particular, Aeroflot y Turkish Airlines", destaca.

Entre las tácticas que usan las compañías, Wunderlin asegura que para evitar pagar, "rechazan la compensación a muchos clientes que reclaman sus derechos legítimos por iniciativa propia, con la esperanza de que se rindan después de un rechazo y no tomen ninguna otra medida". Según su visión, "muchas aerolíneas especulan con esto para ahorrar dinero y comportarse de manera poco amistosa con el consumidor".

En cuanto al Brexit, la UE ha publicado un borrador de reglamento que permitirá a las aerolíneas del Reino Unido continuar operando en la UE bajo ciertas condiciones. "Las cancelaciones y los retrasos significativos debidos al Brexit se considerarían extraordinarios y, por lo tanto, no habría derecho a compensación", explica Wunderlin. "Aún así, seguirán teniendo derecho a atención y asistencia", concluye.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0