Ecoley

Guindos niega que tratara la dimisión de Rato en una reunión con otros bancos

San Fernando de Henares (Madrid), 26 mar (EFE).- El exministro de Economía Luis de Guindos ha afirmado hoy en el juicio por el caso Bankia que se reunió con Rodrigo Rato, entonces presidente de la entidad, un día antes de que renunciara a su cargo, en un encuentro con sus tres competidores en el que no se habló de su dimisión sino de su plan de saneamiento, del que desconfiaron BBVA y Santander.

De Guindos, actual vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), fue titular de Economía entre diciembre de 2011 -seis meses después de la salida a Bolsa de Bankia- y marzo de 2018, y declara como testigo por videoconferencia desde Fráncfort a solicitud, entre otros, de la Confederación Intersindical de Crédito (CIC), sindicato que ejerce la acusación popular.

A preguntas de la Fiscalía Anticorrupción, el exministro ha resaltado que con carácter previo a aquel encuentro ya habían mantenido otros "a nivel técnico, porque hubiera sido una irresponsabilidad" el no haberse reunido con los principales bancos, y ha destacado que "sólo" uno giró "específicamente" en torno a Bankia.

Fue el celebrado el 6 de mayo de 2012 a instancias del propio Rato, que quiso explicarle tanto a él como a los presidentes de entonces de Santander, Emilio Botín; BBVA, Francisco González, y CaixaBank, Isidro Fainé, las principales líneas del plan de desinversión y saneamiento con el que buscaba cumplir con los últimos requerimientos del Banco de España.

"No hubo conclusiones, fue una exposición, después cogieron la palabra los otros banqueros y dieron su opinión", ha afirmado De Guindos, que ha señalado que González y Botín mostraron su "desconfianza" al respecto.

Sin embargo, ha aclarado, "ahí no se habló de cuestiones personales", en contra de lo declarado durante el juicio por Rato, quien aseveró que el expresidente del BBVA fue el primero en solicitar su salida del grupo financiero, que se produjo el día siguiente, el 7 de mayo.

De Guindos ha apuntado además que en abril de ese año se reunió tres veces "en un entorno de enorme incertidumbre en torno al sistema bancario español" con el expresidente de Bankia, que le comentó que "había iniciado contactos" con otros dos bancos para hacer operaciones corporativas que finalmente no fructificaron.

Ante los reproches lanzados en la jornada previa por el exgobernador del Banco de España Miguel Ángel Fernández Ordóñez, que no fue llamado para acudir a esas citas, De Guindos ha normalizado la situación.

"Estoy convencido de que todos los ministros de Economía han comido con banqueros y sin estar el Banco de España, igual que me reunía con las eléctricas y no estaba el regulador eléctrico. Llega a estar delante y parece que estoy haciendo presión", ha sentenciado el vicepresidente del BCE, antes de concluir que tales reuniones "son absolutamente normales y lógicas".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint