Ecoley

El juez de instrucción abre diligencias por el asesinato machista de Zaragoza

Zaragoza, 18 ene (EFE).- El juez de Instrucción número nueve de Zaragoza, en funciones de guardia, ha abierto diligencias judiciales para investigar el asesinato de una mujer, la abogada Rebeca Santamalia, cuyo cadáver fue encontrado con evidentes señales de violencia en la vivienda de la capital aragonesa de José Javier Salvador, un hombre al que la víctima había defendido por un anterior crimen machista.

Fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) informan de que tras el levantamiento del cadáver, producido a las 5.00 horas de este viernes, el juez está a la espera de que le sean remitidos el atestado policial, fruto de las investigaciones policiales realizadas, y el informe de la autopsia procedente del Instituto de Medicina Legal de Aragón (IMLA) que determine las causas de su muerte.

Ambos, añaden las fuentes, son "necesarios para que el juez pueda determinar la verdadera naturaleza de los hechos".

Por otra parte, el juzgado de Instrucción número 3 de Teruel ha abierto diligencias y practicado el levantamiento de cadáver de José Javier Salvador, que al parecer se arrojó la noche del viernes por el viaducto de Teruel y que según han confirmado fuentes de la investigación mantenía una relación sentimental con Rebeca Santamalia.

Fue encontrado sin ninguna documentación que acreditara su identidad, pero la Policía la determinó por las huellas digitales, y llevaba las llaves de una furgoneta y 1.200 euros.

Este juez también está esperando que se le remitan los atestados policiales y el informe anatómico forense del cuerpo para determinar oficialmente su identidad.

Desde el TSJA recuerdan que José Javier Salvador fue condenado en 2005 por la Audiencia de Teruel a 18 años de prisión como autor del asesinato de su mujer, Patricia Maurel, en la primavera de 2003.

También se le prohibió aproximarse a sus hijos (entonces menores de edad), a sus suegros y a sus cuñados durante cinco años, así como visitar las localidades de La Puebla de Híjar, donde asesinó a su esposa, y de Híjar (Teruel).

A José Javier Salvador se le concedió el tercer grado penitenciario en 2011, y a partir de ese momento y durante cinco años disfrutó de "innumerables permisos" fuera de la prisión de Teruel en régimen de semilibertad y mantuvo su trabajo con regularidad.

En 2015, y ante la negativa de instituciones penitenciarias a concederle la libertad condicional, presentó recurso ante el juez de vigilancia penitenciaria número 2 de Aragón, quien lo desestimó .

Un año después, por medio de su abogada, la mujer que supuestamente asesinó ayer, volvió a solicitar la libertad condicional y nuevamente presentó recurso ante el mismo juzgado.

En este caso, en diciembre de 2016, el juez de vigilancia penitenciaria entendió que había cumplido las tres cuartas partes de la condena y todos los demás condicionantes que la ley impone y acordó concederle la libertad condicional.

El juez constató que "en los cinco años en los que ha gozado de salidas fuera del centro penitenciario no ha protagonizado incidente alguno de ningún tipo".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint