Ecoley

Una corte salvadoreña ordena instrucción a un supuesto cómplice de Mauricio Funes

San Salvador, 7 ene (EFE).- Una corte de El Salvador envió hoy a instrucción el proceso contra un supuesto cómplice del expresidente Mauricio Funes (2009-2014) en una millonaria malversación de los fondos de una represa, informó la Fiscalía.

La fuente precisó que el empresario de seguridad, exfuncionario y amigo de Funes, Miguel Menéndez, deberá guardar prisión preventiva y enfrentar una investigación judicial por los delitos de peculado, lavado de dinero y agrupaciones ilícitas.

Uno de los fiscales del caso dijo a periodistas que Menéndez, conocido popularmente como "Mecafé", participó en la trama de corrupción como "instigador" y que abrió empresas con ventajas fiscales en Panamá.

Según la Fiscalía, Menéndez ayudó a Funes, asilado actualmente en Nicaragua, a lavar 3,5 millones de dólares de dinero estatal malversado en empresas "fachadas" en El Salvador, Panamá, Suiza, Islas Marshall y Curacao.

El Ministerio Publicó explicó el pasado 4 de enero que estos 3,5 millones de dólares fueron entregados como "dádivas" por parte de la empresa de capital italiano ASTALDI por llegar a un "arreglo directo" sobre el fin de un contrato por la construcción de la represa El Chaparral.

Relató que la referida compañía tenía un contrato desde 2008 por más de 219,9 millones de dólares con el Gobierno para construir dicha represa, pero ésta abandonó la obra por "imprevistos" geológicos.

El Gobierno de Funes, de acuerdo con la Fiscalía, acordó con ASTALDI el pago directo de 108,5 millones de dólares, que incluía la cancelación de "la obra ejecutada hasta el momento, más una suma adicional de 45.244.418 dólares, sin existir base legal ni técnica" para el monto extra.

Por este caso también fueron acusados el viernes pasado la cónyuge de Funes, Mitchell Guzmán; el expresidente de la Comisión Ejecutiva Hidroeléctrica del Río Lempa, José Leopoldo Samour; y los representantes de ASTALDI, José Enfraín Quinteros y Mario Pieragostini.

"En julio de 2012, después de hacer negociaciones de manera unilateral y directa, (los acusados) lograron anular el contrato y desviar entre ellos un monto de 108,5 millones de dólares", sostuvo la Fiscalía.

Estas acusaciones se suman a otros dos procesos contra Funes en etapa de instrucción por la supuesta malversación de más de 351 millones de dólares y el pago de sobornos al ex fiscal general Luis Martínez para evitar investigaciones por una tregua entre las pandillas y la construcción de la referida represa.

Funes, quien llegó a gobernar bajo la bandera del "cambio" del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) ante la corrupción de administraciones anteriores, es el tercer presidente de la democracia salvadoreña en ser acusado de apoderarse de dinero público.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint