Ecoley

Falta de aportes del Ejército salvadoreño a causa El Mozote preocupa a la Cejil

San Salvador, 31 oct (EFE).- El Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (Cejil) se mostró preocupado hoy por falta de aportes de información "relevante" del Ejército salvadoreño en el proceso penal por la ejecución de unos 1.000 campesinos en El Mozote en 1981.

Cejil y la organización Tutela Legal "María Julia Hernández", que representa a las víctimas en el proceso, acompañaron al vicepresidente salvadoreño, Óscar Ortiz, a una verificación del cumplimiento de las medidas de reparación ordenadas por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH).

"Una de las principales preocupaciones tiene que ver con que las Fuerzas Armadas siguen sin aportar información relevante para las investigaciones a pesar de que el juez se lo ha pedido expresamente", dijo a Efe Gisela de León, directora jurídica de Cejil.

Añadió que durante la visita a la zona de la masacre pidieron la ayuda del vicepresidente para que el Ejército colabore con la información solicitada en el proceso contra 18 mandos militares retirados.

Explicó que los sobrevivientes también expresaron su preocupación por "la falta de avances en la construcción del centro para adultos mayores", dado que la mayoría de las víctimas "perdieron a sus familias y no tienen la atención necesaria".

"El vicepresidente se comprometió a tomar las medidas para avanzar en el cumplimiento de estas medidas en el tema de infraestructura y del establecimiento de programas para atender a estas personas", sostuvo la letrada.

Por otra parte, De León reconoció "algunos avances" en comparación con lo encontrado durante una visita que realizaron jueces de la CorteIDH en agosto pasado, como el comienzo de la construcción de casas para las personas que fueron desplazadas por los militares.

Ortiz señaló durante la visita que entre 2014 y lo que va de 2018 el Ejecutivo ha invertido más de 12 millones de dólares en "infraestructura vial, vivienda, atención a personas adultas mayores, registro de víctimas e indemnizaciones".

Un registro estatal estima la cifra de víctimas en 1.725, de las que 988 fueron ejecutadas, 48 sobrevivieron a la masacre, 660 son familiares de las personas asesinadas y 29 sufrieron desplazamiento forzado.

Según el Informe de la Comisión de la Verdad de las Naciones Unidas en El Salvador de 1993, entre el 10 y el 13 de diciembre de 1981, unidades del Batallón Atlácatl torturaron y ejecutaron "deliberada y sistemáticamente" a niños, hombres y mujeres del cantón El Mozote y otros sitios aledaños.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin