Ecoley

Bono y Pastor confieren a la Carta Magna los progresos recientes de España

Santiago de Compostela, 29 oct (EFE).- El exministro de Defensa José Bono y la actual presidenta del Congreso de los Diputados, Ana Pastor, han concedido hoy a la Constitución los méritos del avance de España en las últimas décadas, que han definido como los "años de mayor progreso" del país.

En un debate organizado por el grupo Prisa en el Parlamento de Galicia con motivo del 40 aniversario de la Carta Magna, ambos representantes políticos han compartido sus impresiones sobre este texto legal, del que ambos se han declarado defensores sin apenas diferencias en sus exposiciones.

Este aspecto ha sido apuntado por la propia Ana Pastor en el transcurso del coloquio, ya que ha afirmado que mantienen un concepto "idéntico" en relación al marco constitucional.

No obstante, la conversación ha ido virando hasta convertirse, con la Constitución como telón de fondo, en un análisis de las actuales tensiones territoriales en España, especialmente en relación a la cuestión catalana y a una posible reforma para solucionarla.

De acuerdo con José Bono, "no hay que tener miedo" a modificar la norma que ha propiciado "el período de libertad continuada más largo" de la historia de un Estado que vive hoy con la sombra de un secesionismo -ha opinado- "rancio, antiguo, egoísta" y cuyos líderes deben a las libertades concedidas en este texto su relevancia actual.

Bono se ha declarado partidario de reformas en temas como la sucesión monárquica, mientras que Pastor ha señalado que hay asuntos claves desde el punto de vista territorial, como la financiación, que deben ser abordados aunque para ello no sea imprescindible alterar la Constitución.

Así pues, el otrora responsable de la cartera de Defensa ha asegurado adoptar "cierto rictus de tristeza" conforme aumentan las voces contrarias a la Carta Magna y al sistema democrático establecido a partir de ella y se ha negado a aceptar "lecciones de democracia" de aquellos que no lucharon por construirlo.

En este sentido se ha pronunciado poco después Pastor, que ha abogado porque participen en las reformas que puedan practicarse a la Constitución "todos aquellos que le tienen respeto".

Aludiendo al tema catalán, Bono se ha posicionado "en contra de las fronteras", de cualquier tipo, y ha asegurado que la "inmensa mayoría" de catalanes prefieren "estar juntos" en España que tirar de un separatismo egoísta que solo pretende olvidar la "solidaridad" para "vivir mejor".

"Se ha exacerbado el individualismo colectivo", ha lamentado, cuestión comentada también por la presidenta del Congreso, que ha incidido en que la lucha por la "diferenciación" ha llegado a un nivel "extremo" que dificulta la convivencia, ya que incluso se usan los idiomas como "arma electoral".

Todo ello durante una intervención en la que Pastor ha defendido la existencia de lenguas cooficiales y su aprendizaje en el conjunto del Estado español, pese a que hace años participó en una marcha contra la supuesta imposición del gallego en Galicia.

Desde su cargo al frente de la Cámara baja, ha opinado también que muchas veces los políticos enredados en sus debates trasladan la imagen de que solo atienden "temas que no le importan a nadie" y eso lleva a la desafección de "la gente de la calle" y explica el auge de determinadas corrientes de pensamiento.

Más tajante ha sido Bono al abordar este asunto, ya que no se ha cortado en afirmar que "si PP y PSOE hubiesen tenido más interés siempre en ganar a ETA que en ganar las elecciones" se hubiera puesto fin al terrorismo "mucho antes".

"Estaríamos en el camino adecuado", ha agregado, si la premisa fundamental fuese "resolver los problemas de los españoles", en un nuevo alegato a favor del diálogo que ha querido ejemplificar en la voluntad de consenso mostrada durante la Transición por políticos de uno y otro espectro.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin