Ecoley

Investigan a los jueces que excarcelaron a dos altos mandos de Sendero Luminoso

Lima, 24 abr (EFE).- La Oficina de Control de la Magistratura (OCMA) de Perú inició una investigación preliminar a los jueces que excarcelaron a dos altos mandos del grupo armado Sendero Luminoso para imponerles arresto domiciliario tras haber excedido el tiempo máximo permitido en prisión, informó hoy el órgano judicial.

Los tribunales investigados son el Colegiado A y el Colegiado E de la Sala Penal Nacional, quienes concedieron la excarcelación a Osmán Morote y Margot Liendo, ambos miembros del comité central de Sendero Luminoso.

Los dos senderistas habían cumplido sendas condenas a 25 años de prisión por terrorismo y seguían en la cárcel mientras son investigados por distintos casos vinculados a Sendero Luminoso, entre ellos Tarata, uno de las acciones violentas más simbólicas del grupo al matar a 25 personas con un coche bomba en Lima en 1992.

Las indagaciones de la OCMA son realizadas por el magistrado integrante de la Unidad de Investigación y Anticorrupción, Camilo Luna, quien en un plazo perentorio deberá emitir un informe.

La jefa de la OCMA, Ana María Aranda, exhortó a los jueces peruanos a efectuar su labor con apego a la ley y pidió a la ciudadanía que tenga confianza en la labor fiscalizadora de su institución.

Durante una nueva audiencia del caso Tarata celebrada hoy en la Base Naval del Callao, Morote y Liendo acreditaron haber pagado los 10.000 soles (unos 3.100 dólares) impuestos en concepto de caución como medida complementaria al arresto domiciliario.

Por su parte, el abogado de los principales mandos de Sendero Luminoso, Alfredo Crespo, defendió el derecho de sus patrocinados a afrontar Tarata y otros procesos en plena libertad, con algunas medidas como el impedimento de salida del país o la comparecencia periódica ante un juez.

Además de por Tarata, también son investigados por los casos Perseo, sobre los nexos de los líderes de Sendero Luminoso con el Movimiento por Aministía y Derechos Fundamentales (Movadef), considerado su brazo político, y Soras, una masacre de más cien campesinos de los Andes en 1984.

La excarcelación de los dos altos mandos de la cúpula de Sendero, conocidos dentro de la organización como "camarada Nicolás" y "camarada Noemí", ha reabierto en Perú un enconado debate sobre el derecho de los líderes de Sendero Luminoso a recuperar la libertad aunque hayan excedido el plazo máximo de prisión que prevé la ley.

Morote, que estaba en prisión desde 1988, cumple su arresto domiciliario en una vivienda del distrito limeño de Chaclacayo, situado a las afueras de la capital peruana, mientras que Liendo hace lo propio en un inmueble del distrito de Santa Anita, situado en este de la misma urbe.

Fundado bajo una ideología maoísta a finales de los años 60 por el profesor Abimael Guzmán, que cumple cadena perpetua desde 1992, Sendero Luminoso es el principal responsable de las alrededor de 69.000 víctimas que dejó el conflicto armado interno que asoló Perú entre 1980 y 2000, según el informe final de la Comisión de la Verdad y la Reconciliación (CVR).

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin