Ecoley

El cumplimiento legal fuerza al cambio de la cultura empresarial

  • Los expertos de Ascom piden una monitorización del plan de compliance
Una de las mesas de debate del 'Día del Compliance Officer' de Ascom. eE

Los expertos aseguran que la finalidad de los programas de prevención de delitos -llamados plan de compliance- es realmente la de crear una cultura de cumplimiento legal y de lucha contra la corrupción en las empresas. "Es precisamente lo que está la norma UNE 19601 es generar esta cultura", explicó Ignacio Martínez, Director General de EQA, durante su participación en el Día del Compliance Officer, organizado por la Asociación Española de Compliance (Ascom).

La norma UNE 19601 supone la certificación, por parte de Aenor, de los sistemas de gestión de compliance penal de la empresa. "Uno de los requisitos que establece es que la política de compliance debe incluir la obligación que tienen todos los miembros de la organización de reportar la denuncia sobre un ilícito que se cometa dentro de la empresa", explicó José María Ayala, socio director de Ayala de la Torre Abogados.

Tras la reforma del Código Penal que introdujo la responsabilidad penal de las personas jurídicas, las empresas deben contar con un plan de prevención de delitos implantado en la empresa. Su correcta puesta en marcha podría librar de la condena a la empresa en estos casos. Sin embargo, los expertos todavía debaten acerca de la carga de prueba que tiene en plan de cumplimiento. En todo caso, subrayan los muchos aspectos positivos que tiene la inclusión en la compañía de esta certificación externa.

Los especialistas sí apuntan que las nuevas exigencias de cumplimiento legal son para todas las empresas, independientemente de su tamaño. "La UNE 19601 se puede aplicar desde una empresa de miles de trabajadores a una unipersonal", indicó Ignacio Martínez. "Está claro que no puede exigirse lo mismo a las grandes empresas que a las pymes", añadió. "En todo caso, esto sí llegará a las pymes, pero cuidado con exigirles cosas que no les tocan", concluyó Martínez.

Juan Pablo Regojo, chief ethics y compliance officer de Grupo Nueva Pescanova, confió en que "el futuro de la norma UNE hará que se su exigencia sea más común". Además animó a las empresas a "empezar a hacer otras cosas, como exigir a los proveedores que suscriban una serie de compromisos en materia de cumplimiento".

Begoña Fernández, Socia en el área de Regulatory & Compliance de Deloitte Legal, fue la encargada de moderar la mesa sobre prevención de la corrupción. Durante el debate, los expertos concluyeron que el compliance es un riesgo de negocio. Además, abogaron por incluir luir temas de medio ambiente, calidad y compliance en los estudios para la homologación de los proveedores. "Esto ya no es algo que consista simplemente un canal de denuncias y demás, es una cuestión de negocio", concluyó Fernández.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado