Ecoley

Las pequeñas empresas usan cauces informales de representación

  • Ni la estructura legal ni el apoyo sindical animan a la participación laboral
Foto: Archivo

Los mecanismos de participación y representación de los trabajadores en las empresas difieren en función del tamaño de éstas, independientemente del país de origen, según las conclusiones del estudio People management in micro and small companies -a comparative analysis-, de Funcas.

La regulación nacional no es relevante en los Estados miembros de la Unión Europea (UE) y las pequeñas empresas se limitan a implementar fórmulas por el convencimiento de que es bueno para la organización.

Prerrogativas del empresario

En las microempresas las prácticas de consulta tienden a realizarse a través del uso de las cauces informales de representación, debido al estrecho rango de mecanismos formales de representación que existen. Sin embargo, estas prácticas son más frágiles y dependientes de la prerrogativa del propietario.

En Alemania y España, la consulta a los empleados es la práctica dominante como mecanismo de participación en las empresas de menor tamaño, porque aportan valor añadido al negocio.

De hecho, las prácticas informales, que han sido pasadas por alto en gran medida en la investigación sobre la representación, juegan un papel importante en las pequeñas y microempresas.

Estas prácticas ayudan a determinar cuestiones sobre el lugar de trabajo, incluso si aumenta el número de empleados y se introduce una gama más amplia de mecanismos de representación. Se observa, no obstante, un trasvase de las prácticas informales hacia prácticas formales alentadas por el crecimiento de la empresa.

Aunque las pequeñas y microempresas constituyen la columna vertebral de la economía europea, ya que representan el 98,8 por ciento del tejido empresarial y suponen una sólida fuente de creación de empleo y crecimiento económico, hay un gran desconocimiento de los mecanismos de participación y representación de sus trabajadores.

En todos los casos, ni las estructuras legales de representación ni el apoyo de los sindicatos se consideran factores que animen la representación de los trabajadores en el ámbito de las micro y pequeñas empresas.

La disposición de recursos mínimos -por lo general, el tiempo de trabajo-, el trabajo en equipo y las relaciones de confianza entre el propietario y la fuerza de trabajo, fomentan el desarrollo de prácticas de representación a nivel de empresa, que se traducen en un modo de consulta.

Cerca del 40 por ciento del valor bruto total producido por todas las empresas de la UE procede de las más pequeñas. En España, las pequeñas empresas proveen el 60 por ciento del empleo en el sector privado y el 46,7 por ciento del valor añadido, por encima de la media europea.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0