Ecoley

Hay afectos registrales que engordan: el negocio de las notas de afección fiscal

Imagen: Archivo

La Ley General Tributaria admite este tipo de notas sólo en los supuestos en que haya un beneficio fiscal que dependa del cumplimiento de un requisito futuro, en cuyo caso se hace constar en el Registro que, si no se cumple, el bien responderá de la total liquidación que hubiera debido girarse de no mediar el beneficio. Pero no más.

"Seguridad bajo las alfombras" es el título de un artículo publicado en este diario, con ocasión del 150 aniversario de la Ley Hipotecaria, en el que interesadamente su autor, director del departamento fiscal del Colegio de Registradores, confunde la seguridad jurídica que proporciona el Registro de la Propiedad con la "pelusilla" de la afección fiscal y su constancia registral mediante nota marginal.

Sospecho que son bastantes los lectores tentados de desertar, aunque si les dijese que las dichosas notas de afección suponen para los consumidores varios millones de euros que, entremezclados con esa "pelusilla" fiscal, contribuyen cada año a mullir la "alfombra" registral, quizás les asalte la duda de si han pagado de más y cómo pueden ahorrarse estos indebidos pagos en el futuro.

Cuestiones relevantes

Pero antes, ¿qué significa tal afección fiscal y qué trascendencia registral tiene? Conforme al artículo 1911 del Código Civil, del cumplimiento de sus obligaciones responde el deudor, incluido el tributario, con todos sus bienes presentes y futuros. Además, el artículo 79.2 de la Ley General Tributaria prevé que en caso de transmisión de un bien, éste quede afecto al pago de la deuda tributaria que grave la transmisión.

Pero de esta afección fiscal exceptúa, conforme al conocido como principio de fe pública registral del artículo 34 de la Ley Hipotecaria, a quien hubiese adquirido el bien, de buena fe (sin intención de burlar tal afección) y a título oneroso (pagando por ello), de persona que en el correspondiente Registro aparezca con facultades para transmitirlo y, a su vez, hubiese inscrito su propia adquisición.

Entonces, ¿qué son las notas registrales de afección? Son precisamente la kriptonita con la que la que el amigo Lex enerva los poderes de nuestro superegistrator; un aviso a navegantes de que, si salen a la mar y adquieren el bien en cuestión, esa fuerza pública registral no les va a proteger, precisamente porque en el Registro figura anotado que el bien responde de la deuda tributaria. Pero el legislador no puede abusar de este mecanismo, bajo pena de socavar la confianza en la institución, de ahí que el artículo 79.3 de la Ley General Tributaria admita tales notas sólo para los supuestos en que haya un beneficio fiscal que dependa del cumplimiento de un requisito futuro, en cuyo caso se hace constar en el registro que, si no se cumple, el bien responderá de la total liquidación que hubiera debido girarse de no mediar el beneficio... pero no más.

Influencias en la economía

¿Siguen preguntándose cómo afecta a su economía este cursillo hipotecario acelerado? Porque aprovechando que el Pisuerga registral riega los actos gravados con el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales Onerosas y Actos Jurídicos Documentados, cada vez que practica una inscripción, superegistrator se pasa al lado oscuro y al margen anota, casi siempre indebidamente, una afección fiscal y, sobre todo, cobra por ella tres euros y pico, más otros tantos por cada una de las afecciones caducadas que cancela, teniendo en cuenta que cada vivienda arrastra las del edificio en su conjunto. Multipliquen por los millones de notas de afección anuales y súmenle el IVA correspondiente.

¿Es legal tanta indiscriminada nota registral de afección fiscal a cargo del consumidor? No lo es, porque el Real Decreto Legislativo 1/1993, aprobatorio de su Texto refundido, se limita a trasladar al ITP y AJD, los principios que veíamos establecía la Ley General Tributaria, es decir, generalidad de la afección fiscal (gratis) y excepcionalidad de su constancia registral (de pago), limitada tal nota de afección a los supuestos legalmente previstos, en que la menor tributación actual queda pendiente de un hecho futuro pero absolutamente determinado en su posible imposición máxima.

Como no es legal, una Resolución vinculante de la Dirección General de Tributos de 4 de febrero de 2011 excluye tales notas registrales de afección en relación a una serie de actos, en concreto las declaraciones de obra nueva, si bien lo hace por un argumento erróneo, por entender que el precepto habla de "bienes transmitidos" y que, en consecuencia, sólo procede tal nota de afección cuando hay transmisión.

Real Decreto 1/1993

En una interpretación lógica la "transmisión" a la que se refiere el precepto es la futura y que no impide la afección del bien al pago del impuesto hasta entonces devengado (artículo 5.1 del Real Decreto 1/1993)... salvo que ésta sea enervada por la fe pública registral, ya por la gratuidad de la adquisición, ya por la mala fe del adquirente, ya por la constancia registral de la afección en los supuestos taxativamente establecidos: beneficios que dependen de un requisito futuro y por un importe determinado (artículo 5.2 del Real Decreto 1/1993) y desmembraciones de dominio y también por un importe, provisional, pero máximo (artículo 5.3 del Real Decreto 1/1993).

Equivocado o no el argumento de la resolución, acierta con el resultado, siendo aplicable su doctrina a los actos de modificación cuantitativa de las fincas (como las agrupaciones y parcelaciones), a los de modificación cualitativa (como las declaraciones de obra o su división horizontal), a los de modificación del derecho inscrito (como las hipotecas, su novación o su distribución) y a los de puro reflejo registral (como las cancelaciones), sean las indebidas notas originarias o arrastradas.

Y aunque una cosa es predicar y otra dar trigo, hay algún registrador que se ha pronunciado en contra de este abuso corporativo. En el 2006 Joaquín Delgado Ramos reconocía en tales casos "inercia y desconocimiento" en algunos de sus colegas, lo que "perjudica el crédito territorial" y "encarece indebidamente los honorarios devengados, y los de una futura cancelación por caducidad de una nota marginal que no debió practicarse". Esperemos que, superados los festejos por la Ley Hipotecaria, su discurso y la doctrina vinculante de la Dirección General de Tributos, sirvan de acicate al Colegio de registradores para meter en cintura a sus descontrolados superhéroes.

Ya puestos, llevados de la euforia de la celebración, roguemos al Ministerio de Justicia que no tenga que pasar otro siglo y medio para ver cumplida, sin subterfugios, la obligación de los registradores de facilitar el acceso telemático inmediato al contenido de la información registral, establecida en la Ley 24/2005 para el impulso a la productividad, y que tales señores llevan negando al resto de funcionarios y autoridades cinco añitos ya, haciendo de ello otro pingüe negocio, como denuncia una proposición del grupo parlamentario Esquerra Republicana e Izquierda Unida-Iniciativa per Catalunya Verds, con el apoyo de la Federación de Servicios de UGT. Hay amores que matan, hay cariños que duelen y, demostrado está, hay afectos que engordan.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum19

Tercero des-protegido
A Favor
En Contra

¿Van a devolver los registros el dinero por las notas que practicaron y cobraron indebidamente? Conociéndolos, seguro que no. Yo reclamé por eso mismo el año pasado y no me hicieron ni caso.

Puntuación -31
#1
Esclavo registral
A Favor
En Contra

Dirás los registradores, que en los registros trabajamos muchos empleados: el registrador se lleva el 60% y entre toda la plantilla nos apañamos con el 40%. Hay precisamente una proposición de Izquierda Unida para poner fin a estos privilegios y de paso a este tipo de abusos laborales y con los usuarios.

Puntuación -30
#2
Notassimples
A Favor
En Contra

Y por qué las notas simples cuyo precio es de 3,01€ valen 10€ y pico si las pido por internet.

¿van a devolver lo cobrado indebidamente?

¿este tipo de exacciones son legales?

Puntuación -28
#3
ja ja
A Favor
En Contra

Dudo mucho que los registradores vayan a devolver las cantidades con las que se enriquecieron injustamente, siendo difícil que cuaje una demanda colectiva por su fragmentación y escasa cuantía individual... pero que en su conjunto pueden suponer 100 millones de euros anuales.

Puntuación -30
#4
Abogado
A Favor
En Contra

Mayor interés tiene que no cobren la cancelación de oficio de las indebidamente practicadas, para lo cual el Ministerio de Justicia debe corregir la plantilla con la que viene resolviendo este tipo de reclamaciones, pues el presupuesto ha cambiado.

Puntuación -26
#5
ja ja
A Favor
En Contra

El Ministerio de Justicia va a seguir aplicando la misma plantilla... pues son registradores quienes resuelven este tipo de recursos y hay millones de euros en juego.

Puntuación -30
#6
aitor
A Favor
En Contra

Una vez más asistimos a la maniobra de distracción de los notarios consistente en arremeter contra las minutas de los registradores a fin de que no reparemos en las suyas. Por qué no se fiscaliza, por ejemplo, el macrochollo que se han montado los notarios con la presentación telemática, o con la petición de notas a los registros o al catastro, o con el incremento de folios de las escrituras. de ello sabe bastante el autor de este artículo, sin ir más lejos

Puntuación 43
#7
Gil Carrasco
A Favor
En Contra

Por qué no habla este notario del sueldo de más de un millón de euros de la cúpula notarial que los tribunales han declarado ilegal?

Puntuación 39
#8
Esclavo registral
A Favor
En Contra

Como empleado del Registro, compruebo que las anteriores intervenciones nada tienen que ver con el tema que nos ocupa. Hacienda ha declarado que las notas están mal practicadas (es que además lo reconocen públicamente los mismos registradores) y, por tanto, mal cobradas. A mí me da igual porque yo vivo (mal) de eso, pero me gustaría que mi función se dignificase y por eso apoyo la proposición de Izquierda Unida, no voy yo a sacarles las castañas del fuego a mis diosecillos.

La prueba de que hace pupa es que nadie es capaz de argumentar en contra, sólo echar balones fuera.

Y quien quiera saber de verdad de que van las corruptelas que nos toca padecer, puede entrar en www.usuariosderegistros.es

Puntuación -21
#9
Luis el tinerfeño
A Favor
En Contra

Es curioso ver a cierto sector del notariado viendo siempre la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio. Fariseos ellos.

Puntuación 29
#10
Luis el tinerfeño
A Favor
En Contra

Además de fariseos son camaleones. Se hacen pasar por empleados de registros. Que pena dan y que vergüenza arrastran.

Puntuación 27
#11
Eva
A Favor
En Contra

¿Y por qué si una nota simple, que cuesta 3 euros más IVA, en la notaría me cobran 25 euros? En todas partes cuecen habas, ¿verdad, don Vicente Martorrel García?

Puntuación 28
#12
Miguel García
A Favor
En Contra

¿3 euros por una afección? ¿Y los 12,35 euros que me ha cobrado un notario al firmar un préstamo personal de 2000 euros, por comprobar que efectivamente el tipo que aparece en el DNI soy yo?. ¿A eso como se le llama? ¿pecata minuta?. Vamos, don Vicente Martorrel García, nos va a contar ahora que las notarías son ONG's y los notarios la reencarnación de Teresa de Calcuta.

Puntuación 22
#13
Luis Zapatero
A Favor
En Contra

La falta de objetividad de este notario le descalifica como periodista

Puntuación 19
#14
A lo práctico
A Favor
En Contra

¿Por qué en muchas de las intervenciones anteriores se salta sobre el autor del artículo por su profesión de notario? ¿no es también abogado? ¿no ha sido la Dirección General de Tributos la que ha dictado la resolución que acaba con el momio registral? ¿no hay incluso un registrador que denunció ya hace años esta situación y a sus propios chori-compañeros? ¿no tendrán todos estos que ladran mucho que perder y tratan de desviar la atención?

A lo práctico, caso de que los registradores sigan practicando y cobrando esas notas ¿dónde se puede reclamar?

Puntuación -18
#15
Maria
A Favor
En Contra

Y que dice el señor Notario de lo que cobran él y sus compañeros a sus clientes por las notas simples y asientos telemáticos que normalmente TRIPLICAN lo que realmente cobra el Registro??????

Puntuación 15
#16
Ramón del Valle
A Favor
En Contra

Saben que por la presntación telemática en los registros de la propiedad, es decir por un email, los notarios cobran como si una escritura auténtica de papel timbrado se tratase, incluyendo además una cantidad por cada folio. Luz y taquígrafos. Eso es una exacción ilegal. El ministerio de justicia no puede seguir callado porque es responsabilidad suya.

Puntuación 14
#17
Eutimio
A Favor
En Contra

Menos demagogia, que esto de la afección fiscal afecta más todavía a los Notarios.

Señor Vicente Martorrel García.

¿Y CUANTO cobran los Notarios por los FOLIOS en los que me hacen esa advertencia fiscal que, según dice usted, es un negocio fraudulento?

¿Y ME LO VUELVEN A COBRAR EN LA COPIA?

Le pregunto: tanto en la de papel como en la electrónica (curso notarial para principiantes: esta copia electrónica es un puto correo electrónico que el Notario manda al registro y que el Notario cobra a cojón de obispo, como una copia autorizada más)

Mañana voy al Registro a que me devuelvan los tres euros, con ellos me podré tomar una caña y un pincho. Con lo que me tienen que devolver en la Notaría invito a una cena a mis amigos.

Puntuación 12
#18
Emilia
A Favor
En Contra

Ostras, ¿y las notarías que también actúan como gestorías cobran como tal? ¿a eso cómo se le llama?. 250 euros que pueden llegar a cobrar por una gestión telemática que en la gran mayoría de los casos consiste en dos miserables correos electrónicos. Y a este hombre no se le cae la cara de vergüenza.

Puntuación 10
#19