Ecoley

Un anónimo no basta para colocar un GPS en un vehículo en una investigación antidroga

  • A raíz de este cambio normativo se han rectificado pautas de actuación policial
Hasta el momento no se requería autorización judicial. Foto: Dreamstime.
Madrid

Una confidencia anónima no basta para que las Fuerzas del Orden Público coloquen un GPS en un vehículo en una investigación antidroga, puesto que vulnera el derecho a la intimidad, según establece el Tribunal Supremo en una sentencia, de 13 de mayo de 2020.

El ponente, el magistrado Marchena Gómez, recuerda que nuestro sistema jurídico hasta la entrada en vigor de la Ley Orgánica 13/2015 no exigía autorización judicial para utilizar este tipo de dispositivos y que a raíz de este cambio normativo se han rectificado pautas de actuación policial y la propia jurisprudencia de la Sala.

Sea como fuere, añade, "la utilización de dispositivos de localización y seguimiento tiene una incidencia directa en el círculo de exclusión que cada ciudadano define frente a terceros y frente a los poderes públicos está ya fuera de cualquier duda, la afectación de la intimidad es incuestionable, más allá de que, conforme a la jurisprudencia constitucional y de esta Sala , existan actos de injerencia que, sin estar expresamente reservados a la autorización judicial, pueden ser plenamente válidos al perseguir un fin constitucionalmente legítimo".

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin