Ecoley

Recurrir el despido nulo de una empleada de hogar embarazada supone pagar los salarios de tramitación

  • La empleadora paga los sueldos devengados desde la primera sentencia
  • El cese de la trabajadora del hoes contrario a la legislacción laboral
Empleada del hogar en sus labores profesionales. Getty

La empleadora que recurre la declaración de despido nulo de una empleada de hogar embarazada está obligado a pagar los salarios de trámite durante la tramitación del recurso, tal y como artículo 297.2 de la Ley Reguladora de la Jurisdicción Social (LRJS).

Así, lo determina el Tribunal Supremo, en sentencia de 29 de enero de 2020, en la que establece que tal solución se funda en que el artículo 55-5-b) del Estatuto de los Trabajadores (ET) establece la nulidad del despido de la mujer embarazada.

Sin embargo, seguidamente en su número 6 dispone que la declaración de nulidad obliga a la readmisión de la trabajadora con abono de los salarios de tramitación, mandato que reitera el artículo 113 de la LRJS para los mismos supuestos de declaración de nulidad, dado lo dispuesto en el artículo 10 de la Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, para la igualdad efectiva de hombres y mujeres.

Una única cuestión

El único problema que analiza este recurso es la determinación de los salarios de tramitación que se adeudan y la cuestión de la determinación del día final de esa obligación que se notifica la sentencia que por primera vez reconoce la improcedencia o nulidad del despido, esto es la de suplicación en el presente caso.

Así se deriva de lo dispuesto en el artículo 56 del ET. Y el magistrado considera que es lógico que así sea porque si la sentencia de instancia es favorable al trabajador, la empresa que recurre viene obligada a pagar los salarios de trámite durante la sustanciación del recurso, pago del que no la puede liberar el hecho de que sea el trabajador quien recurre en suplicación para obtener la declaración de nulidad de su despido que es la que le da derecho a los salarios de tramitación.

Otra solución comportaría un trato peyorativo de las empleadas de hogar cuyo despido se declara nulo

"Otra solución comportaría un trato peyorativo de las empleadas de hogar cuyo despido se declara nulo, porque carecería de fundamento privarlas del derecho a los salarios de tramitación que si tienen otras mujeres en igual situación y sería contrario a lo dispuesto en el artículo 10 de la Ley para la igualdad efectiva de hombres y mujeres.

Como sentencia de contraste a fin de viabilizar su recurso, acreditando la existencia de contradicción doctrinal, cual requiere el artículo 219 de la LRJS, la demandante cita la dictada por el TSJ de Castilla y León (Sede de Burgos) el 7 de septiembre de 2010 (RS 467/2010).

Se contempla en ella un supuesto fáctico idéntico, porque se trata del caso de una empleada de hogar, embarazada que fue cesada por su empleadora, mediante mensaje telefónico y por la sentencia de contraste se declaró el despido nulo por discriminatorio y se condenó a la empleadora a indemnizarla en la cantidad que señalaba y a abonarle los salarios de tramitación desde la fecha del despido hasta la de la notificación de esa resolución que era la primera que declaraba nulo el cese.

Considera el ponente que la contradicción existe porque en supuestos de hecho y de derecho sustancialmente idénticos se han dictado resoluciones diferentes sobre la misma cuestión.

En efecto, las sentencias comparadas han declarado por primera vez nulidad del despido por discriminatorio y dejado sus efectos indemnizatorios, pero a la hora de concretar la obligación de abonar los salarios de trámite han discrepado al fijar la fecha final de la obligación de pagarlos.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0