Internacional

May resiste la última acometida de los 'brexiters' y gana tiempo para resucitar su acuerdo del Brexit

  • La dirección del partido le pide que fije un calendario para su marcha
Theresa May. Foto: Reuters.

En el torbellino de caos en el que se ha convertido la política británica, Theresa May apenas tiene una certeza: si no hay una moción de censura en el Parlamento, seguirá en su cargo hasta diciembre. Y hoy podrá respirar un poco más tranquila, después de que la dirección del Partido Conservador rechazara cambiar el sistema de elección de líderes para permitir su cese antes de entonces. A cambio, le piden que sea "más clara" con su promesa de dimitir de sus cargos, y fije un calendario para su marcha. May gana tiempo, pero su posición sigue en la cuerda floja.

Tras dos días de deliberaciones, la dirección 'tory', el llamado "Comité 1922", rechazó por un estrecho margen -9 votos contra 7, con dos abstenciones- las peticiones de los diputados 'brexiters' de cambiar las reglas del partido. Su intención era permitir una nueva moción de censura interna contra May antes de diciembre, cuando se cumple el mínimo de un año desde la última votación que reafirmó a la líder conservadora en su puesto.

Los miembros de la ejecutiva se reunieron el martes en "un lugar sin determinar" y finalmente concluyeron hoy su encuentro tras largos debates. El encargado de la disciplina interna del grupo parlamentario 'tory', Julian Smith, lo anunció con satisfacción a los medios poco antes de reunirse con sus diputados. La confirmación oficial, sin embargo, añadió la petición de que May confirme su marcha, lo que puede calmar a muchos diputados pero no alegrará mucho a la líder.

Aun así, May gana un momento de descanso después de pasar la mañana en Belfast, asistiendo junto al líder de la oposición, Jeremy Corbyn, al funeral de Lyra McKee, la periodista norirlandesa de 29 años asesinada por un grupo de terroristas disidentes del extinto IRA.

Sus planes ahora pasan por llevar a votación la ley para implementar el acuerdo del Brexit ya rechazado tres veces por el Parlamento. Su argumento es que, si se aprueba la ley al completo, se dará por ratificado el acuerdo de salida, que no puede volver a presentar a la Cámara de los Comunes por orden del Presidente de la misma, John Bercow. Aunque para ello necesitarán el apoyo de la oposición, y nada hace prever que el Gobierno esté dispuesto a ceder lo más mínimo en la unión aduanera o el segundo referéndum para conseguir los votos laboristas.

El partido 'Tory' sigue con la esperanza de evitar tener que acudir a las elecciones europeas, hasta tal punto de que se han negado siquiera a presentar oficialmente a sus candidatos a dichos comicios, alegando que esperan haber salido de la UE para entonces. Las encuestas indican que el Partido del Brexit del eurófobo Nigel Farage podría llevarse a un gran número de votantes 'tories' y convertirse en primera fuerza a su costa, con los defensores de la UE divididos entre seis partidos diferentes.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0