Internacional

Trump pensó en nominar a su hija Ivanka para la presidencia del Banco Mundial

Foto: Archivo

La lealtad ciega es posiblemente la característica que más busca el presidente estadounidense, Donald Trump, en su entorno. La lealtad a menudo entendida como una loa constante a sus medidas y directrices. Y eso le limita en sus elecciones de personal, como se pone de manifiesto en que pensase en su hija Ivanka para presidir el Banco Mundial.

En declaraciones al medio británico The Atlantic, que ha realizado un reportaje sobre Ivanka Trump, el inquilino de la Casa Blanca asegura que su hija "es diplomática por naturaleza", por lo que habría sido "estupenda en Naciones Unidas". "Incluso pensé en Ivanka para el Banco Mundial. Lo habría hecho fenomenal allí porque es muy buena con los números", ha afirmado el presidente.

El liderazgo del Banco Mundial quedó vacante después de que Jim Yong Kim anunciase su dimisión para pasar al sector privado. Tras ser sustituido durante unas semanas por la consejera delegada, Kristalina Georgieva, finalmente Trump nominó a David Malpass para la presidencia del organismo. Malpass fue confirmado para el puesto hace una semana.

Trump afirmaba que no ha nominado a su hija para estos cargos de relevancia internacional para evitar que se le acuse de nepotismo, "cuando no tendría nada que ver con el nepotismo". Pese a todo, desde que asumió el asiento en el Despacho Oval, designó a Ivanka y a su marido Jared Kushner como consejeros presidenciales.

De hecho, la hija del presidente sustituyó a este en una reunión del G-20 y ha mantenido reuniones con líderes extranjeros en los últimos dos años. Y, efectivamente, el nombre de Ivanka sonó cuando la embajadora de EEUU en la ONU, Nikki Haley, dejó el cargo. Fue la propia Ivanka quien tuvo que desmentirlo en Twitter: 

Trump alaba también otras capacidades de Ivanka, como el hecho de ser una persona muy calmada - "La he visto bajo un tremendo estrés y presión" - o su liderazgo - "tiene una presencia tremenda cuando entra a una sala". Precisamente por ello, el inquilino de la Casa Blanca considera que "si alguna vez quisiera postularse para presidenta, sería muy, muy difícil de batir".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0