Internacional

Aumenta la incertidumbre política en Italia: Salvini podría romper la coalición del Gobierno y adelantar las elecciones

  • El presidente del país le ha instado a que aclare si quiere elecciones anticipadas
  • Di Maio: "Es deseable que hoy hablemos y nos veamos"
  • La prima del riesgo italiana sube hoy por encima de los 190 puntos básicos
Los vice primeros ministros de Italia, Luigi di Maio (izquierda) y Matteo Salvini (derecha).

La incertidumbre política aumenta en Italia con un Gobierno de coalición a punto de romperse. El vice primer ministro italiano Matteo Salvini, también líder del partido de ultraderecha La Liga, lleva semanas amenazando con unas elecciones generales anticipadas ante las diferencias con el vice primer ministro Luigi di Maio, del Movimiento 5 Estrellas (M5S). Este viernes el presidente del país, Sergio Mattarella, le ha instado a aclarar sus intenciones en las próximas 48 horas (dos días), según informa Bloomberg citando a medios locales. Unas informaciones que tienen también sus consecuencias en el mercado: la prima de riesgo italiana sube (y se acerca a 200 puntos básicos) al tiempo que la bolsa de Milán cae más de un 1,5% lastrada por el sector bancario.

La tensión entre Salvini y Di Maio, su socio en el Ejecutivo transalpino, ha ido en aumento en los últimos días. Por ello, el líder de la La Liga, incitado por sus asesores más cercanos, según Bloomberg, ha puesto sobre la mesa la posibilidad de convocar elecciones anticipadas después del verano tras romper la coalición del Ejecutivo.

Salvini podría tomar esta decisión tentado por las encuestas del país, que muestran que su partido de ultraderecha sigue siendo la principal fuerza política del país. La Liga fue el partido más votado en Italia en las pasadas elecciones al Parlamento Europeo del 26 de mayo.

De hecho, los últimos roces en Roma se han producido por la política monetaria. Matteo Salvini ha acusado a Luigi di Maio de haberse alineado con el Partido Demócratico y con el ex primer ministro Silvio Berlusconi para votar a favor de la candidata alemana conservadora Ursula von der Leyen como nueva presidenta de la Comisión Europea.

En los últimos días, Salvini ha llegado a decir que el M5S podría estar planteándose abandonar la coalición con la Liga para pasar a gobernar con el Partido Democrático.

Estos choques dentro del Ejecutivo de Italia, además, se producen en un momento en el que el país está bajo la presión de la Unión Europea para reducir su elevadoa deuda pública el próximo año. Ello implica que Salvini tendría que poner la maquinaria y convocar las elecciones lo antes posible (si al final lo hace), para dar el tiempo suficiente al próximo Gobierno para elaborar el presupuesto de 2020.

En este sentido, según un funcionario italiano citado por Bloomberg, Salvini también está harto de que el Movimiento 5 Estrellas bloquee todas las iniciativas políticas de su partido, La Liga.

"Dinámicas de un Gobierno con dos partidos distintos"

Sin embargo, Di Maio rechaza hablar de crisis en el Gobierno italiano. Pero sí ha pedido a Salvini una reunión para aclarar los desencuentros de sus partidos en los últimos días.

"Hacen falta aclaraciones. Veámonos durante esta jornada y hablemos", ha dicho el líder del Movimiento 5 Estrellas, en una entrevista concedida a la cadena de televisión pública italiana RAI recogidas por Europa Press. Ante la pregunta de qué postura adoptaría si Salvini rechaza un encuentro, Di Maio ha querido dejar claro que él no está lanzando ningún "ultimátum".

"Yo excluyo que esto pueda ser una crisis. Estas son dinámicas de un Gobierno con dos partidos políticos distintos"

"Yo excluyo que esto pueda ser una crisis. Estas son dinámicas de un Gobierno con dos partidos políticos distintos. A mí me han enseñado: 'No hacer el mal, no tener miedo'. Tenemos que hacer reformas importantes", ha asegurado el viceprimer ministro italiano.

"Es deseable que hoy hablemos y nos veamos. Es justo que nos reunamos. Hablemos y avancemos porque el Consejo de Ministros es la mesa de autonomía", ha indicado Di Maio, antes de incidir en que los dos partidos tienen que dar "soluciones a los ciudadanos y no problemas". "En cada ocasión intento siempre encontrar un acuerdo y una mediación para los italianos", ha concluido.

Reacción en los mercados

Con todo, posibilidades de que Italia convoque unas elecciones generales anticipadas aumentan con el paso de las horas. Algo que ya tiene una reacción clara en los mercados.

Por un lado, la bolsa de Milán retrocede más de un 1,5% este viernes. Tras una apertura alcista en todas las plazas europeas, el parqué italiano ha sido el primero en girarse a la baja lastrado por las marcadas caídas del sector bancario. Entidades como UBI Banca, Banco Bpm y UniCredit registran descensos en sus cotizaciones de hasta el 4%.

Al mismo tiempo, la prima de riesgo italiana, que mide el diferencial de la deuda soberana transalpina con la alemana, sube a los 194 puntos básicos. Llegó a superar los 290 puntos cuando Bruselas inició los trámites para abrir un proceso sancionador contra Roma, que finalmente no se llevó a cabo.

Igualmente, la subida de hoy de la prima de riesgo de Italia y los descensos de los bancos tienen su claro efecto en la bolsa española: las entidades del Ibex 35 también caen con fuerza y hacen que el selectivo pierda niveles clave al cierre de esta sesión.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.