Actualidad

Muere en Madrid a los 94 años Asunción Balaguer, viuda de Paco Rabal

Asunción Balaguer, decana de las actrices españolas, ha muerto este sábado en Cercedilla (Madrid) a los 94 años, según han informado a Efe fuentes de la AISGE (Artistas e Intérpretes Sociedad de Gestión), entidad de la que la artista era la socia número 3.

Viuda del actor Paco Rabal, madre del director de cine Benito Rabal y la artista e intérprete Teresa Rabal, así como abuela del también actor Liberto Rabal, la actriz fue condecorada en 2012 con un premio Max de teatro. Abajo, Paco Rabal y Asunción cuando aún eran novios en los años 50.

María Asunción Balaguer Golobart (Manresa, Barcelona, 8 de noviembre de 1925) estuvo casada desde 1951 con el también actor Francisco Rabal, del que enviudó en 2001. Trabajadora incansable, vino al mundo en el seno de una familia de la burguesía catalana, hija de un matrimonio de conveniencia, roto después de seis hijos. Desde los 13 años, estudió en la escuela de teatro y luego en la facultad de Filosofía y Letras. Contrajo matrimonio en Barcelona, el 2 de enero de 1951 con el actor Paco Rabal. Poco después, ambos abandonaron la compañía de teatro de Tamayo, en donde ella era la actriz principal, para montar una compañía propia. Balaguer era primera actriz, y continuó siéndolo en giras por el norte de España y Centroamérica. Balaguer interrumpió su actividad artística para atender a su familia y posteriormente retomó su carrera, participando en los últimos años en un gran número de películas y series de televisión. Sus hijos Benito y Teresa, y su nieto Liberto Rabal han continuado la saga familiar, tanto en la interpretación como en otros campos artísticos. De cara a las elecciones generales de 2011 manifestó su apoyo a la candidatura de Izquierda Unida. En el año 2015 tuvo una participación en la serie Merlí de TV3 como la Abuela de la familia Rubio.

"Paco ha sido el único"

Multipremiada y pluriempleada, era hasta su muerte este sábado la actriz española en activo más longeva. "Disfruto mucho con mi trabajo. Me gusta interpretar y estar con el público. Cuando era pequeña no me gustaba cómo era yo misma, y prefería ser muchas personas diferentes", decía cuando le preguntaban por qué era actriz. Y supongo que sigo igual.

Cuando se casó con Paco Rabal, en 1951, era una de las actrices más destacadas del teatro español y decidió retirarse para cuidar de su familia. "Cuando me casé y tuve hijos, decidí dejar la escena durante un tiempo. A Paco no le importaba que trabajara, pues sabía que me gustaba mucho. Pero yo no podía viajar, quería cuidar de mis hijos. Jamás me arrepentí, jamás me importó apartarme", explicaba en una entrevista que concedió cuando cumplió los 90 años.

En aquellas declaraciones se atrevió a imaginar qué pensaría hoy Paco Rabal si fuera testigo del éxito que vivió desde su merte, en 2001: "Estaría contento. Él sabía la alegría que me entraba cada vez que me llamaban para un nuevo trabajo. Creo que las parejas que compartimos profesión nos entendemos especialmente bien. El trabajo del actor, en demasiadas ocasiones, lo encuentras lejos del hogar y hay que tener una gran capacidad de comprensión para entender que tu pareja tiene que marchar. Siempre que podía, yo le acompañaba en sus viajes profesionales", decía Balaguer. "Con 90 años, cuando vuelvo a casa después de un día de trabajo me siento feliz. El trabajo nos da la vida a los actores. Puedes estar con molestias, pero en el momento en el que entras en el teatro o te metes en el rodaje, se te pasan todos los males", repetía la actriz. Al cumplir 90 años dijo que estaba alegre: "No tengo ninguna enfermedad, no me duele nada y puedo vivir sin ayudas. Todavía tengo muchas energías. Realmente, pasar de los 89 a los 90 no me dice nada especial; tan solo cambia un número, el ocho por el nueve. Yo creo que los 90 de ahora son como los 70 de antes. Poco más o menos", cometaba. "Hombre, con 90 años el corazón marcha un poco más lentito, pero nada más. Si te has cuidado y no tienes enfermedades, puedes vivir mucho tiempo. Nunca he fumado ni he bebido... y la genética también ayuda. Pienso que el trabajo de actriz no es especialmente duro, y eso debe contar para llegar a esta edad en buena forma. Nunca he cometido excesos. Bueno, he trasnochado con Paco, pero ha sido lo único".

Asunción siempre decía que lo mejor de su larga vida fue su matrimonio."En estos 90 años, lo mejor ha sido mi vida con Paco Rabal. Era tan generoso y tan comprensivo. Siento que se me fue tan pronto.. Y me gusta mucho mi familia y poder dedicarme a la profesión de actriz". De Rabal recordaba su "generosidad y su gracia exquisita". Repetía siempre qie "era muy bueno y gracioso". "Le echo mucho de menos. Fue un buen compañero".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud