Industria

Refinasol elige Andorra (Teruel) para crear la primera refinería de cobalto en el suroeste de Europa con una inversión de 270 millones

  • El proyecto se llevará a cabo en cuatro fases y generarán 134 empleos directos para reciclar baterías de coches eléctricos
  • Se prevé que la empresa hispano-británica, que también producirá materiales para la fabricación de baterías, inicie el proyecto en 2025
  • La iniciativa empresarial ha sido declarada de Interés Autonómico en el Consejo de  Gobierno
La empresa hispano-británica Refinasol acometerá una inversión de 234 millones de euros en una planta de reciclaje de baterías de coches eléctricos en Andorra, Teruel. | Foto: Europa Press.
Zaragozaicon-related

La localidad de Andorra, en Teruel, ha sido la elegida por la compañía hispano-británica Refinasol para poner en marcha su proyecto empresarial centrado en el reciclado de baterías de vehículos eléctricos y la producción de materias primas destinadas a la fabricación de baterías eléctricas.

El proyecto presentado por la empresa, que ha sido declarado hoy de Interés Autonómico en Consejo de Gobierno, supondrá la creación de la primera refinería de cobalto en el suroeste de Europa.

Además, las instalaciones albergarán una planta de reciclado de baterías, así como otra de refinado de níquel. Otra de las actividades que se llevarán a cabo en estas instalaciones es la producción de materiales activos de cátodo necesarios para la fabricación de baterías NCM de automoción.

Toda esta actividad conllevará una inversión por valor de 270 millones de euros por parte de Refinasol. El proyecto va a contar con una subvención de 15,7 millones de euros concedida dentro de la segunda tanda de ayudas del Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica del Vehículo Eléctrico y Conectado (PERTE VEC). Una cantidad que la compañía ha conseguido tras ser aceptadas sus alegaciones, ya que inicialmente el Ministerio de Industria otorgó 100 euros como consecuencia de un error administrativo cometido por la empresa al presentarse al PERTE.

El proyecto está previsto que se acometa en acometa en cuatro fases. La previsión es que se lleven a cabo de forma progresiva, comenzando en el primer trimestre de 2025. En esta primera fase, la actividad se centrará en la puesta en producción del primer tren de refinado de cobalto. La finalización de todo el proyecto, es decir la última fase, se contempla más allá del horizonte de 2026 con la producción de material para cátodos.

De acuerdo con los datos facilitados por la compañía, la producción de Refinasol, con las tres fases en funcionamiento, supondrá el 5% de la producción mundial de cobalto refinado y cerca del 50% de la producción europea.

La capacidad de producción prevista en total, y teniendo en cuenta las tres líneas de refinado, se estima en 10.680 toneladas de cobalto, además de 5.400 de níquel y 910 de manganeso.

Para llevar a cabo esta actividad, la empresa contará con unas instalaciones situadas en dos zonas diferentes. En total, serán 462.000 metros cuadrados. Las parcelas se encuentra situadas a ambos lados del acceso al parque empresarial de Andorra, desde la A-1407, y separadas de este enclave por la zona de estacionamientos públicos, donde se situarán las diferentes fases de la inversión anunciada.

La puesta en marcha de estas instalaciones tendrá un impacto en el empleo que se cifra en 134 empleos directos. De ellos, 46 se generarán al inicio de la actividad, alcanzando la cifra con las cuatro fases previstas. En cuanto al empleo indirecto, se cifra en 400 indirectos.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud