Pymes y Emprendedores

Salesforce Ventures invierte en las startups españolas Carto y Copado con su nuevo fondo europeo

  • El nuevo vehículo inversor está dotado con 122 millones de euros
Una de las imágenes de Carto.
Madrid

Salesforce Ventures, el grupo de inversión asociado de la empresa tecnológica estadounidense Salesforce, ha elegido a dos startups españolas, Carto y Copado, entre las empresas europeas para su nuevo fondo 'Europe Trailblazer' dotado con 125 millones de dólares (unos 122 millones de euros).

La empresa de capital riesgo "ve una gran oportunidad para invertir en empresas de toda Europa, ya que este mercado sigue creciendo a gran escala", ha señalado el presidente internacional de Salesforce, Miguel Milano.

Con este nuevo fondo, Salesforce Ventures continuará invirtiendo en empresas que se encuentran en distintas fases de crecimiento ofreciendo "soporte ejecutivo de Salesforce, alineación de productos y financiación", a medida que escalen.

Inversión

Además de Carto -la startup madrileña de visualización y explotación de datos sobre mapas- y Copado -la tecnológica de software-, otras de las startup seleccionadas por el fondo son la inglesa GoCardless, la francesa SigFox, la alemana Wefox, la israelita TechSee, la belga 4C o la portuguesa Unbabel, entre otras.

Las inversiones realizadas hasta la fecha incluyen empresas innovadoras de diversos sectores, como el minorista, los servicios financieros, la industria de bienes de consumo empaquetado (CPG, por su siglas del inglés 'consumer package gods') y el sector público.

Desde que en 2015, Salesforce Ventures introdujera su primer compromiso de inversión de 100 millones de dólares (89,9 millones de euros) en Europa, bajo la dirección de Alex Kayyal como socio y director de Europa, ha respaldado 50 startups en trece países de Europa.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.