Pymes y Emprendedores

"Detectamos el cáncer de forma muy temprana, antes de tener síntomas"

  • Empresa ganadora del 'South Summit 2018'
Rocío Arroyo, CEO de Amadix. Elisa Senra

Amadix es una empresa biotecnológica que detecta el cáncer de forma muy temprana en la sangre, antes incluso de la aparición de los síntomas de la enfermedad y cuyo objetivo es alargar y mejorar la vida de las personas, según cuenta Rocío Arroyo, consejera delegada de la compañía.

Este proyecto, que surgió en Valladolid, estará en el mercado próximamente gracias al impulso que recibirá tras ser la ganadora de la edición South Summit 2018, el encuentro que reunió en Madrid el pasado mes de octubre al ecosistema emprendedor del sur de Europa: startups disruptivas, corporaciones e inversores.

¿Cómo y cuándo surge Amadix?

La compañía se creó en 2010, hace ya ocho años en Valladolid y surgió porque teníamos ya resultados científicos sobre la evolución de cáncer de colon y de pulmón. Veíamos que dos personas diagnosticadas con el mismo tipo de cáncer podían tener una vida muy diferente en cuanto a esperanza de vida y pronóstico, y queríamos que ese conocimiento se pudiese aplicar a detectar de forma muy temprana, y antes de que hubiera síntomas, distintos tipos de cáncer. Así empezamos a investigar en el producto que queremos comercializar ahora.

¿Cómo funciona el método?

El análisis de sangre consiste en captar unas señales que emite un tumor que o bien está presente o va a estarlo en el futuro y se está formando. Lo que hacemos es medir determinadas moléculas que llamamos biomarcadores y, en función de la cantidad de esas moléculas, sabemos si una persona está sana o tiene el cáncer. En el caso de Colofast -nuestro test para detectar el cáncer de colon- también capta las señales que emiten los pólipos que aparecen en el intestino que actualmente no llega a ser un tumor pero que con muy alta probabilidad pueden llegar a ser malignos el día de mañana.

¿Cuándo se va a empezar a comercializar?

Estamos trabajando para que se empiece a vender el año que viene en los hospitales de Castilla y León. No obstante, también estamos hablando con otras consejerías, con otros países europeos y queremos hablar ahora con la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA), para empezar a estudiar población americana y también población asiática.

¿Qué dificultades han tenido?

Hemos tenido dificultades de diversa índole, como cualquier startup que hace innovación. Una de ellas es la búsqueda de financiación. En nuestro caso todavía no estamos comercializando los productos, por lo que nos financiamos con fondos de capital riesgo o con inversiones privadas que son a lo mejor empresarios o de otros sectores, pero que apuestan por invertir en tecnologías que mejoren la vida y la salud. No obstante, hemos tenido suerte porque tenemos varios fondos que apoyan la compañía y un grupo de inversores privados que han invertido cuando no teníamos los resultados que tenemos actualmente. Otra dificultad es la búsqueda del equipo. Son perfiles muy especializados, en diagnóstico molecular del cáncer, y necesitamos un nivel de inglés muy alto y unas capacidades muy importantes para solucionar las dificultades que aparecen en una empresa con un equipo pequeño. Queremos hacer ensayos clínicos en varios países desde España, queremos entrar en EEUU, a medio plazo salir a bolsa y todo con un equipo reducido.

¿Cree que se necesitan más ayudas en el sector?

Nosotros hemos tenido -y eso es una suerte- una ayuda de la Comisión Europea en el programa Horizonte 2020 de 2,8 millones de euros a proyectos muy disruptivos, y en ese caso, Amadix fue la única empresa en nuestra convocatoria, por lo que ha sido un impulso enorme. La investigación requiere de muchos recursos y desde luego es muy importante que desde la Administración nacional se apoyen los proyectos innovadores que especialmente en salud tienen un periodo largo de maduración. Ya que antes de entrar en el mercado -en el caso concreto de Colofast- queremos haber validado en varios miles de personas y toda esa investigación consume mucha financiación.

¿Existe a día de hoy algo parecido en el mercado?

En el mercado ahora mismo lo que existen son test fecales donde la persona tiene que recoger en casa una muestra de heces. Estos tienen como principal inconveniente que un porcentaje muy alto de población no los utiliza por la incomodidad. Además son productos que tienen una capacidad muy limitada para detectar el cáncer antes de que aparezca. Por todo ello, muy pocas personas están cribando y el número de resultados falsos positivos que se obtienen es muy alto.

¿Qué ha supuesto ganar el 'South Summit'?

Ha supuesto muchos contactos con inversores. Además, ahora muchas personas nos cuentan su caso, nos dicen que quieren saber más, que quieren hacerse ya los test,etc. Estamos pensando en hacer una campaña de crowdfunding porque quieren ayudar. Además, South Summit nos ha permitido la oportunidad de ir a EEUU a competir, de asistir a conferencias muy relacionadas con lo que hacemos, etc. Nos han dado también formación sobre cómo presentar, mentoring, sesiones one to one. En definitiva, ha sido una experiencia muy positiva.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.