Flash Ecoley

Un despacho lanza una herramienta digital para gestionar los ERTE

Foto: Archivo

Ante el incremento de solicitudes de ERTE propiciado por la crisis de la Covid-19, DIKEI Abogados ha decidido lanzar, con el apoyo del Instituto de Innovación Legal, un nuevo servicio apoyándose en la tecnología: la herramienta Robot-Erte. La iniciativa nace con el objetivo de dar apoyo al equipo de abogados de Derecho Laboral, que ha tenido que asumir la tramitación de numerosísimas solicitudes de ERTE que debían ser gestionados con inmediatez.

Robot-Erte es una herramienta basada en la automatización de documentos y procesos que permite entre otras cosas, recabar la información del cliente de forma más eficiente, controlar el estado de los expedientes, archivar y organizar la documentación de cada uno de ellos de tal forma que su localización y gestión sea mucho más eficaz.

Robot-Erte se ha diseñado para automatizar contratos y modelos, consiguiendo así simplificar el proceso de recopilación de la información necesaria para generar la documentación que se debe presentar ante las autoridades, puesto que gran parte de la formalización de los documentos se lleva a cabo de forma online. Toda la información y documentos relativos a cada cliente se almacenan en un espacio digital seguro que dispone de las máximas garantías técnicas y juridicas en materia de protección de datos confidenciales y personales.

Esta LegalTech funciona mediante un simple proceso: a partir de la información facilitada por los usuarios mediante la respuesta a una serie de cuestionarios facilitados por DIKEI Abogados y generados a través de la herramienta, se automatizan los formularios tanto relativos a la hoja de encargo con la propuesta de honorarios como otros sencillos que se han de cumplimentar en el expediente del ERTE/ERE. Todos los documentos son remitidos al cliente a través de la herramienta, firmados de forma digital y enviados a su expediente digital.

La implementación de esta herramienta, facilita que se pueda mantener uno de los lemas fundamentales del despacho que es la cercanía y el trato directo con los clientes, pues durante todo el proceso, los Letrados del área de Laboral de DIKEI Abogados acompañan al cliente no sólo para poder preparar los documentos más importantes que acompañan la solicitud, sino también para asesorarle en la estrategia que sea más conveniente para sus necesidades.

Los miembros de la plantilla del despacho se muestran optimistas respecto a la herramienta. Por ejemplo, Antonio Bernal, socio del despacho y responsable del área de Derecho Laboral, comentó: "Es importante contar con herramientas digitales que ayuden a la transformación digital del despacho y contribuyan a agilizar la carga de trabajo, sobre todo teniendo en cuenta la situación generada por la Covid-19".

La herramienta también brinda apoyo en la gestión de la información y el control de los flujos de trabajo, llevando un control completo tanto del proceso de solicitud como de su posible transformación.

Robot-Erte es un ejemplo más de como los despachos de abogados están orientándose hacia la transformación digital y la confianza en las LegalTech para agilizar el trabajo y mejorar la prestación de los servicios legales. Parece incontestable que las soluciones digitales serán cada vez más comunes en el mundo de los profesionales del Derecho.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.