Firmas

Una política económica desquiciada

El drama de Europa no se soluciona con 'millones', sino con puestos de trabajo más sostenibles.

Cowboy Henk es un delirante personaje del cómic belga creado en 1981 por Herr Seele y Kamagurka, seudónimos de Peter van Heirseele y Luc Zeebroek, respectivamente. En una de sus surrealistas andanzas (que acaban de ser publicadas en España por Autsaider Cómics) nuestro protagonista cruza distraído un puente cuando algo reclama su auxilio. Se trata de un pez. Presto se lanza al agua, recoge al pez, lo arrastra hasta la orilla para hacerle un masaje cardiaco y el boca a boca. El pez muere y Cowboy Henk (sorprendido, abatido, apesadumbrado) se aleja de la escena.

Mario Draghi es un prestigioso economista italiano. Ha sido director ejecutivo del Banco Mundial, vicepresidente de Goldman Sachs en Europa, gobernador del Banco de Italia y desde el 1 de noviembre de 2011, presidente del Banco Central Europeo. Ante la amenaza de una nueva recesión en Europa, decide tomar cartas en el asunto. En una de sus últimas intervenciones promete lanzar un maná de millones a la economía para solucionar la recesión que amenaza nuestra estabilidad económica y social. Los especuladores se frotan las manos.

El PIB adelantado del tercer trimestre en Alemania ha crecido un 0,1 por ciento trimestral frente a la caída del 0,1 por ciento anterior. En términos interanuales el crecimiento se situó en el 1,2 por ciento (frente al 1,4 por ciento anterior) y coincide con las previsiones del conjunto del año. Algo más optimista es el Gobierno alemán para 2015, el 1,3 por ciento. En Francia, el crecimiento también superó las expectativas (0,3 por ciento trimestral frente a la caída del 0,1 por ciento anterior y por encima del 0,1 por ciento esperado. En los últimos cuatro trimestres se sitúa en el 0,4 por ciento frente al estancamiento que esperaba el consenso de los analistas). Un dato pone en cuestión este alivio momentáneo: el incremento de los inventarios. Los datos anualizados de inflación en ambos países constatan las gélidas perspectivas económicas a las que nos enfrentamos: 0,8 en Alemania y 0,5 en Francia. Sin embargo, la clave está en la oferta.

El drama de nuestra sociedad no se soluciona con especulación en los mercados financieros sino con generación de puestos de trabajos sostenibles. Colaboración, cooperación y flexibilidad serán la base de la nueva forma de generar productividad. ¿Serán entonces los minijobs la panacea? Depende. ¿Hablamos de trabajos flexibles o precarios? ¿Quién le pone el adjetivo? El trabajador, por supuesto. Solo él tiene la capacidad de decidir tal característica. Cuando estás jubilado y necesitas complementar tu pensión, cuando estarías dispuesto a trabajar más horas pero no te las conceden o cuando desearías conciliar pero no puedes, tu trabajo es precario, no flexible. A pesar de todo, desde 2000 los costes laborales unitarios de Alemania han aumentado el 0,5 por ciento. En Francia, el 1,9 por ciento. ¿Se puede apretar más las tuercas a los trabajadores, que son, en definitiva, los consumidores de los bienes y servicios que van a ofrecer las empresas?

Problemas de demanda se solucionan con políticas de demanda y problemas de oferta con políticas de oferta. Los problemas de Europa no son de demanda. Por mucha lluvia de millones que ofrezca el señor Draghi a los bancos, ni éstos los van a trasladar a las pymes vía financiación ni las familias se van a lanzar a un consumo desaforado que desborde previsiones de ventas y desabastezca almacenes, requiriendo nuevos puestos de trabajo para satisfacer el incremento de producción. O nos pasará como a Cowboy Henk que solicita pescados en la panadería y barras de pan en las pescaderías. "¿Por qué la gente tiene que ser tan exageradamente coherente?" se pregunta desasosegado.

Relacionados

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum10

hom
A Favor
En Contra

100% de acuerdo.

Puntuación 8
#1
Pobre europa
A Favor
En Contra

Si el problema en ?Europa no es de demanda, entonces de que es? Con unos estados endeudados y ciudadanos endeudados con trabajos precarizandose quien va a tirar de la demanda? Los jóvenes con tasas de paro sobre el 50%, el problema de europa es de agotamiento del sistema, de corrupción política a todos los niveles, de acumulación de riqueza, de deslocalizacion de la producción y de aborregamiento de las masas.

Puntuación 17
#2
¡ hay mucho visio !
A Favor
En Contra

jejeje ¡aficionados! eso por no hacer caso de los sabios consejos de nuestros capitan Mari-asno. Mira que no recontar la pasta de la farlopa y las ptas en el PIB, con lo que factura las tetas y los culos.

Puntuación 2
#3
felipe
A Favor
En Contra

se soluciona con poner coto al libre comercio.. mientras sea mas barato fabricar en china... tamos muertos con ellos no podemos competir... y así nos va ir

Puntuación 8
#4
Stop yonquis del Estado
A Favor
En Contra

Caso practico de uno de los problemas de las cosas que no nos enseñan en la educación(publica, concertada o privada pero regulada por el Gobierno):

- Cuando los ciudadanos sepan que existe la posibilidad de que lo que han podido ganar con el trabajo de toda su vida, o cuando un joven sepa que puede ser no tiene forma de vivir bien aunque se pase el día trabajando por una decisión monetaria de un Gobierno o Banco Central empezaremos a tomar conciencia de lo que es el Estado.

Puntuación 3
#5
Para mi está claro.
A Favor
En Contra

En mi humilde opinión, el problema de Europa es seguir el juego a los Americanos. Ellos inventan el juego, las reglas y los trofeos. Nosotros jugamos a algo que no tenemos ninguna posibilidad de ganar porque las cartas están marcadas.Europa tiiene que tomar sus propias decisiones y mirar sobretodo por sus intereses. También por los de los demás, pero esto en segundo plano.

Jugar la partida con dados marcados es perderla de antemano.

Puntuación 10
#6
Terterolo
A Favor
En Contra

El problema es de demanda, subidme 500 euros al mes el sueldo, y ya veréis si consumo o no

Puntuación 7
#7
carcaredon f
A Favor
En Contra

El trabajo en Europa es precario. Aquí casi ya no se fabrica nada. La producción se ha trasladado a China, a Mejico, a Marruecos o Rumania, países donde la mano de obra es baratísima.

¿Qué han hecho los dirigentes europeos ante este fenómeno? NADA….

¿Por qué? Por la sencilla razón de que el problema no va con ellos. Ellos tienen el futuro resuelto…sus pensiones, sus cuentas en paraísos fiscales, sus viajes en clase bussiness..

¿Cómo van a legislar en contra de sus intereses?

Sus amigos, los empresarios europeos , se frotan las manos ante la oleada de millones de africanos que van llegando a Europa a trabajar a cambio de sueldos paupérrimos.

¿Quién me rebate que esto que digo no es así?

Puntuación 12
#8
Pregunta
A Favor
En Contra

¿Qué es un trabajo sostenible?

¿Un trabajo con muletas?

Puntuación 0
#9
penetrator
A Favor
En Contra

viene podemos quita de deuda 100% y arreglado

Puntuación 1
#10