Viajar

El Camino de Santiago, en riesgo de morir de éxito frente al recorrido portugués

Imagen: Dreamstime

La Asociación de Municipios del Camino de Santiago (AMCS), que implica a 145 ayuntamientos del recorrido francés, se ha propuesto evitar que el camino "muera de éxito" con una serie de mejoras lideradas por un Comité Científico. Ernesto Gómez García, director de AMCS, ha compartido en esta entrevista con Evasión su preocupación por los datos de afluencia al camino: "En el pasado año, durante algunos meses, el Camino Francés ha bajado por primera vez del 60% del total de peregrinos que llegan a Santiago. Y en los últimos años ha perdido un 20% de peregrinos sobre el total y lo que resulta más singular, esto no se ha traducido en un ascenso significativo en el resto de caminos de España; la mayoría de esos peregrinos se han dirigido al Camino Portugués que, año a año, crece de manera significativa".

¿Por qué el Camino podría morir de éxito?

En realidad sería más adecuado decir que en el Camino está todo por hacer y que el éxito está por venir. Su potencial de crecimiento, si lo hacemos bien, es muy alto y el riesgo de que se venga abajo también.

Precisamente esta percepción actual de éxito es en sí misma un problema para el Camino. Todo el mundo quiere tener un camino aunque no esté señalizado, su tradición sea dudosa o la infraestructura no exista.

En el plano más concreto, sus mayores peligros pasan por la constante desaparición del trazado histórico, las intervenciones poco afortunadas en su entorno, la falsificación y desvíos de las señales, el incremento no sostenible de los servicios que se implantan y el abuso sobre el peregrino.

Además se debe intentar ser más respetuosos con los peregrinos y también con los medios de vida de los lugares por los que pasan.

¿Cuáles son los principales problemas que hay que resolver?

La señalización, que debe ser general y uniforme en todo el Camino. La eliminación de puntos peligrosos para el peregrino, como los numerosos cruces de carreteras o los tramos por las mismas sin arcén. La protección, como un valor más del Camino, de la acogida tradicional que permite a cualquier peregrino, de cualquier parte del mundo, realizarlo en los 30 días que son necesarios.

¿Todos los municipios están comprometidos a hacer las mejoras que proponga esta asociación?

Hasta el momento, lo más importante que puede mostrar esta asociación es su alto grado de unión. Todos han entendido que el Camino no es algo que empieza y acaba en su territorio, se trata de una gran calle que comienza en los Pirineos y continúa de manera ininterrumpida hasta Santiago.

Para sacar adelante algo tan evidente han tenido que llegar los municipios y unirse, con independencia de sus adscripción política, frente a unas instituciones que insisten en parcelarlo. El Camino no es gallego, ni leonés, ni castellano, ni riojano, ni navarro ni aragonés es universal y esa es la gran riqueza que aporta a todos los territorios por los que transcurre.

En el tiempo de vida de la Asociación podemos decir que todas las iniciativas acordadas se han aprobado sin ningún voto en contra y con realismo suficiente para hacerlas posibles.

¿Quién subvencionará los cambios que proponga el Comité Científico de AMCS?

La Asociación como tal, tiene como principio no ser subvencionada por nadie. Lo que sí buscará son proyectos compartidos con administraciones, empresas e instituciones y estos, lógicamente, tendrán su propia financiación. En ese marco se situarán también los proyectos del Comité Científico.

¿Cuántos visitantes recibe el camino al año? ¿Han notado un incremento en los últimos años?

En 2017 se ha superado por primera vez los 300.000 peregrinos que han recibido la Compostela. En los últimos años el crecimiento del Camino, en número totales, ha sido constante, pero si nos fijamos en los porcentajes tal vez deberíamos reflexionar sobre lo que está pasando.

En el pasado año, durante algunos meses, el Camino Francés ha bajado por primera vez del 60% del total de peregrinos que llegan a Santiago. En los últimos años ha perdido un 20% de peregrinos sobre el total y lo que resulta más singular, esto no se ha traducido en un ascenso significativo en el resto de caminos de España; la mayoría de esos peregrinos se han dirigido al Camino Portugués que, año a año, crece de manera significativa.

¿Cómo es el turista que hace el Camino?

En primer lugar debemos interiorizar muy bien que en el caso del Camino de Santiago no deberíamos hablar de "turistas". El peregrino aporta una singularidad al Camino que lo convierte en un destino de viaje totalmente distinto a los del resto del mundo. Los peregrinos son un valor en si mismo que otros muchos destinos envidian e intentan imitar. Aunque solo fuera por eso, deberíamos estar orgullosos de tener personas de todo el mundo que como peregrinos, que son algo más que turistas, viajan a nuestro país para acercase andando a Santiago de Compostela.

Otras felices particularidades son que en el Camino se ha alcanzado prácticamente la paridad en cuanto a peregrinos y peregrinas que lo hacen (51% hombres y 49% mujeres); y que de los poco más de 190 países que hay en el mundo nada menos que de 170 de ellos ha habido un representante entre los peregrinos que en 2017 llegaron a Santiago. Algo también absolutamente excepcional en los diferentes destinos turísticos del mundo.

¿Qué beneficios económicos reporta el Camino a los municipios?

Hay que decir que los beneficios más importantes que aporta el Camino son difíciles de cuantificar. Tienen relación con intangibles como el intercambio social y cultural, la universalidad y la solidaridad.

En cuanto al aspecto económico es indudable que el impacto en los pequeños pueblos, por los que transcurre, es absolutamente determinante para su existencia. Un ejemplo extremo es el pequeño pueblo de Foncebadón en la provincia de León que, estando totalmente abandonado a finales de los años ochenta, hoy cuenta con un hotel, un restaurante y cinco albergues.

Para las grandes ciudades con cierta proyección turística, como lo son todas las del Camino, los números no son tan importantes pero sí lo es el impacto mediático y de conocimiento que les aporta el poder estar presente, gracias a los peregrinos que por ellas pasan, en esos 170 países de los que proceden.

¿Considera que el Camino debería tener más apoyo económico de las diferentes administraciones?

Pensamos que en estos momentos el apoyo existe pero lo más importante es conseguir la unificación de criterios y la coordinación de iniciativas. En ese aspecto esperamos que la Asociación ejerza una labor esencial y ejemplar.

¿Es complicado gestionar un destino turístico que abarca tantos municipios?

Es difícil gestionar un destino espiritual/turístico que moviliza a cientos de miles de personas de todos los rincones del mundo, dispuestas a vivir una experiencia única. Lo es, aún más, por que su caminar trascurre por poblaciones donde la diversidad de tradiciones, culturas, arquitectura, medio ambiente, patrimonio, etc. es, afortunadamente, especialmente variada y plural.

¿Qué le diría a una persona que esté pensado en hacer el Camino?

Que se anime y lo haga. Se encontrará con una de las experiencias más interesantes de su vida, conocerá a gentes de todas las partes del mundo y podrá disfrutar del paisaje y el patrimonio a un ritmo al que, desgraciadamente, ya no es posible en las ciudades y en nuestro día a día; verá las cosas al ritmo de caminar.

En definitiva enriquecerá sus conocimientos y especialmente su interior.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum3
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado

mm
A Favor
En Contra

soy caminante han hecho un gran negocio del camino .como todo pasa de ser una ruta mistica a ser un negocio sin dejar que la insegurida y el abuso pòr parte de albergues y el negocio de hosteleros dan de lado al caminante

Puntuación 13
#1
Anacleto
A Favor
En Contra

El problema que tiene el camino frances es que los años anteriores ha tenido una masificación muy grande, lo que hace que deje de ser el camino de santiago de peregrinos y sea una romeria de turistas, sobre todo la última parte del trazado frances.

Muchos peregrinos han dejado de ir a ese trazado e irse a otros por ese tipo de masificación y de problemas, o bien directamente se van a la primera parte del camino frances y no continuan hasta el final.

El dia que fomenten el bienestar del peregrino en el camino frances y dejen de enforcarlos hacia un negocio de turistas que se trata de ganar unicamente dinero, entonces parte del os peregrinos y esencia de ese camino volvera.

Puntuación 2
#2
Carlos
A Favor
En Contra

Todo el artículo sin usar la palabra Apóstol. Por eso está en riesgo el Camino.

Puntuación 1
#3