Viajar

Los vestigios del lujo marbellí tras la muerte del rey Fahd

Imágenes: Puerto Banús Facebook

La localidad malagueña permite conocer la Costa del Sol a bordo de un yate, almorzar en restaurantes con estrella Michelin y disfrutar de los mejores 'spas' y campos de golf.

Un día en Marbella puede ser igual a una jornada de lujo. La localidad malagueña, con su pintoresco Puerto Banús como epicentro, es un destino vacacional perfecto para el descanso y la diversión.

Playas de ensueño, restaurantes prestigiosos, tiendas de las mejores firmas, campos de golf y spas de lo más relajantes se dan cita en una ciudad que también alberga rincones históricos como la villa romana de Río Verde, declarada Bien de Interés Cultural.

En los años sesenta, Marbella se convirtió en el refugio perfecto para aquellos aristócratas europeos que buscaban unos días de tranquilidad. Una década después, la llegada del monarca de Arabia Saudí, el rey Fahd bin Abdul Aziz al Saud -entonces príncipe- posicionó la localidad malagueña como uno de los destinos turísticos favoritos de los millonarios procedentes de Oriente Medio.

Después de su muerte, personalidades de la Casa Real Saudí han continuado viajando a la ciudad costera. Aunque la ostentación -un centenar de vehículos de alta gama solían trasladar al monarca y su comitiva- y el gasto millonario que el rey Fahd hacía en Marbella ha disminuido, su viuda y su hermano Salman, el actual monarca de Arabia Saudí, siguen dejándose seducir por el lujo que inunda muchos de los rincones del lugar.

Un día de lujo en la ciudad costera

Amanece en Marbella y hay que coger fuerzas para el día repleto de actividades que se avecina. Desayunar en el buffet del propio hotel seguro que es un acierto. La ciudad malagueña ofrece alojamientos de cinco estrellas como el Hotel Villa Padierna Palace, un complejo exclusivo que incluye spa y campos de golf, el Gran Meliá Resort Don Pepe, situado en pleno paseo marítimo y el Hotel Marbella Club, una finca de lo más sofisticada que lleva alojando celebridades desde los años cuarenta.

Después del desayuno, no hay mejor plan que tomar el sol marbellí en alguna de las hamacas que pueblan las playas de la ciudad. También existe la posibilidad de recorrer la costa del sol a bordo de un yate. Por un precio de entre 5.000 y 8.000 euros se puede alquilar un embarcación de este tipo, con tripulación y catering incluido.

En el interior del hotel Puente Romano, el chef Dani García, que cuenta con dos estrellas Michelin, ofrece una cocina creativa que, sin renunciar a la base tradicional, sorprende a los comensales con sus singulares sabores. El de García no es el único establecimiento marbellí que ha conseguido el prestigioso reconocimiento de la guía Michelin, también encontramos el restaurante Skina, un pequeño local para 14 comensales situado en pleno casco histórico y El Lago, emplazado en la casa-club Greenlife Golf. Estos tres establecimientos son una opción de éxito para comer en Marbella.

La tarde en la localidad malagueña ofrece un sinfín de posibilidades. El visitante que busque tiendas de lujo solo tiene que dar un paseo por la zona del muelle de Puerto Banús, donde encontrará establecimientos de firmas como: Gucci, Versace o Elite.

Otro de los locales comerciales más emblemáticos es la joyería Gómez y Molina, una empresa de tradición familiar que recibe, habitualmente, a personalidades de la Casa Real saudí.

Además, relajarse en uno de los numerosos spas que conviven en la ciudad costera, como Vincci Estrella del Mar o Los Monteros, y visitar la basílica paleocristiana del siglo VI o la Villa Romana de Río Verde pueden ser otros planes interesantes.

Entre las múltiples ofertas de ocio que se pueden encontrar en Marbella, el golf es, sin duda, uno de sus referentes. El clima idóneo y los numerosos clubes con cuidadas instalaciones, como Marbella Golf Country Club y Los Naranjos Golf Club, harán las delicias de los aficionados a este deporte.

Fiesta bajo las estrellas

Posteriormente, cuando el sol se esconde, los beach clubs de la ciudad ofrecen la posibilidad de vivir una noche llena de diversión. En Nikki Beach, Ocean Club y Puro Beach, los visitantes podrán disfrutar de la música y los cócteles a escasos metros de la playa.

Locales como Cavalli Club Puerto Banús y el club de Olivia Valere, uno de los más afamados de la localidad, también serán un lugar ideal para pasar una velada de lo más entretenida en un ambiente de lujo.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum5

Marbella 4 ever
A Favor
En Contra

Marbella es para millonarios, que vienen porque les gusta Ibiza para celebritis que vienen pagadas por los hoteleros como reclamo publicitario...

Puntuación 1
#1
INMACULADA
A Favor
En Contra

Que fuerte¡¡¡¡ de las 5 fotos, la primera, la tercera y la cuarta son de Puerto Marina en Benalmádena.

Puntuación -4
#2
J.Gil
A Favor
En Contra

Al comentario nº 2: Es evidente, por tu comentario que ni conoces Marbella ni Puerto marina. Las fotos son de Marbella, todas.

Puntuación 7
#3
Federico
A Favor
En Contra

Se han pasado con lo de playas de ensueño.

Será porque no conocen las playas vírgenes de Portugal.

Puntuación 5
#4
Pobretoida Smith
A Favor
En Contra

Donde esté Peñíscolaaaaaaaa...

Puntuación -2
#5