Evasión

BIBO Beach House: el concepto más viajero de Dani García llega a Tarifa

  • Una propuesta que permite elegir entre una gran variedad de platos individuales
  • El local posee diferentes espacios, adaptados a su localización en la playa de Valdevaqueros
  • Además, ha ayudado a la repoblación de la zona de la playa
Dani García en Bibo.
Madrid

El concepto más viajero de Dani García ha desembarcado en Tarifa durante la noche más mágica y corta del verano, la pasada noche de San Juan. Ubicado en la playa de Valdevaqueros, este restaurante que ya conquistó Marbella y Madrid, ha llegado a Cádiz con un look más veraniego, adaptado a su localización, pero manteniendo la personalidad del proyecto más viajero del chef andaluz. Asimismo, ofrece una propuesta gastronómica exclusiva para este local en la que no faltan platos andaluces y referencias internacionales, ya icónicas en las cartas de sus dos hermanos mayores.

La carta de este nuevo local de BIBO en Tarifa es el puro reflejo de la personalidad del concepto más internacional del chef. BIBO Beach House cuenta con una amplia oferta adaptada para todos los gustos y, sobre todo, pensada para satisfacer las preferencias del público tarifeño. Una propuesta que permite elegir entre una gran variedad de platos individuales como el salmorejo cremoso o su versión de la ensalada Ce?sar acompañada de una vinagreta de pistacho. También para compartir sirven deliciosos platos principales inspirados, una vez más, en sus raíces andaluzas y en los viajes alrededor del mundo del chef Dani García, como camarones de Cádiz fritos con huevo, guacaedamame con totopos o sus cinco diferentes sabores de pizza.

Interior de Bibo.

Su oferta está protagonizada por especialidades del nuevo local como ensaladas, arroces y platos especiales de atún rojo como la tosta de tartar de atún y aguacate o solomillo de atu?n de almadraba, además de carnes y los famosos brioches del chef. Así, la localización de esta nueva versión de BIBO, ha pasado a ser de una zona de vertidos y ocupación descontrolada a un entorno de ocio gastronómico ordenado. La renovación de este espacio lo ha convertido en un enclave paradisíaco que invita a relajarse, saborear la gastronomía y los atardeceres de la costa gaditana.

Plato de arroz en Bibo.

Levantado por una sola planta, edificada sobre una gran plataforma de madera, el local cuenta con una zona cubierta y acristalada para poder disfrutar también de esos días en los que el viento de levante no da tregua. La decoración exterior del local está diseñada con restos de velas de barcos, aportando esa personalidad eco y marinera. Del mismo modo que en BIBO Madrid, el centro de la sala se encuentra presidido por un gran atún que en esta ocasión cuelga desde el techo, dando una vez más la importancia al producto que defiende Dani García. Con un aforo de 124 personas, acomodadas en mesas bajas, la sala también dispone de una barra y cabina para DJ, donde los largos días de verano se amenizarán al ritmo de la música y sus cócteles. Asimismo, cuenta también con un parking que podrá albergar hasta cuatrocientos coches.

Además de las propuesta gastronómica, BIBO Beach House va un paso más allá y cuenta con BIBO Watersport, una escuela de deportes de agua junto al restaurante, en la que poder iniciarse en el mundo del kite, surf y todo tipo de deportes acuáticos. Fuera de la gastronomía y el ocio, BIBO Beach House pone en marcha un Aula de Naturaleza con un calendario de actividades destinadas a poner en valor las grandezas del Parque Natural del Estrecho. Un espacio en el que se desarrollarán acciones y talleres enfocadas a niños y donde, además, se trabajará para aumentar y promover la conciencia medioambiental de los visitantes de Valdevaqueros. Con esta iniciativa, también se pretende generar empatía y concienciación sobre el medioambiente a todos aquellos que se animen a realizar cualquiera de los deportes acuáticos que ofrece BIBO Watersport.

En BiBO Beach House, la música tiene gran importancia, ya que ameniza y crea diferentes ambientes según la hora del día. Para ello, se han disen?ado cuidadosamente distintas propuestas musicales adaptadas a las franjas horarias y necesidades del establecimiento a partir de música inmersiva y un buen equipo de sonido, consiguiendo así crear una atmósfera relajada acorde al espacio donde se ubica. Una innovadora forma de disfrutar de la sobremesa, además de establecer un diálogo entre la diversión y la tranquilidad que evoca este espacio y que acompañará a la gastronomía del restaurante.

La música tomará especial protagonismo durante los atardeceres en BIBO Beach House, ya que en el momento más mágico del día, las melodías se irán acompasando al ritmo de la caída del sol. Un momento irrepetible que se podrá compartir en el exterior del local, preparado para poder vivir esta relajada experiencia con una selección de cócteles mientras el sol se esconde tras las dunas de la playa de Valdevaqueros.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.