Evasión

Claves para el cuidado de un reloj en verano

  • Consejos que aporta el marketplace de relojes de lujo Chronoexpert
  • Tener en cuenta la resistencia al agua, evitar la acumulación de sal
  • Profundizar en la limpieza o elegir la correa más adecuada
Spaxia | Dreamstime
Madrid

El reloj es uno de los accesorios más delicados en los meses de verano ya que requiere de unos cuidados y protección extra en comparación con el resto de año. La arena, el sol y el agua son factores que perjudican la vida de un reloj de lujo. La resistencia al agua, limpieza del reloj y elección adecuada de los materiales son esenciales para evitar que el reloj se deteriore en vacaciones. Chronoexpert desarrolla las claves para el cuidado del reloj, ya que siempre será mejor el mantenimiento y la atención preventiva que tener que repararlo.

Lea también: Cinco claves para averiguar si un reloj de lujo es falso

Lea también: Cinco claves para calcular el valor de un reloj de lujo de segunda mano

Resistencia al agua del reloj

Cuanto más se expone al agua, mayor es el riesgo. Para evitar que se cuele agua en el reloj, Chronoexpert aconseja revisar el fondo y la corona previamente y asegurarse de que está correctamente atornillada ya que, aunque intenten venderlo como tal "ningún reloj es completamente impermeable" comenta Pablo Martín, fundador de Chronoexpert.

Además, con el paso del tiempo los relojes pierden estanqueidad (capacidad de impermeabilidad) por lo que conviene hacerle un servicio para cambiar juntas y una prueba de estanqueidad, en la que la pieza se somete a diferentes presiones.

Evitar la acumulación de suciedad y sal en el reloj

Se recomienda enjuagar el reloj con agua limpia después de la exposición al mar y limpiarlo con regularidad. "Aunque lo óptimo es limpiar el reloj de lujo al menos dos o tres veces al año, con la llegada del calor debemos hacerlo por lo menos una vez al mes si se utiliza de manera continua" comenta Martín. Para realizar una limpieza puntual más precisa se puede utilizar un pañuelo de tela suave y evitar los productos de limpieza abrasivos. Es preferible un agua templada y ligeramente jabonosa.

No exponer el reloj al sol

Evitar las largas exposiciones del reloj al sol, ya que los materiales pueden deteriorarse, e incluso ocasionar problemas en la mecánica del reloj. De ser así, no se recomienda abrir el reloj por uno mismo. Si se aprecian problemas en el movimiento, es mejor acudir directamente a especialistas para evitar daños mayores. El sol puede también modificar el color del reloj, ya sea el bisel o la esfera, perdiendo brillo.

Curiosamente, existen coleccionistas de relojes que buscan estas piezas modificadas por los efectos del sol, ya que pueden producir tonalidades curiosas. Por ejemplo, las esferas Patrizzi de los Rolex Cosmograph Daytona, específicamente la referencia 16520.

Cuidar las correas de cuero del reloj con el calor

El cuero es un material natural delicado de manejar en climas cálidos. Se aconseja no apretar demasiado la banda para evitar una tensión innecesaria y dejar descansar al reloj, es decir, quitárselo a la hora de dormir para que tanto la muñeca como la correa respire. Las correas de cuero o tela son más adecuadas para el verano ya que son más cómodas, pero se deterioran más rápidamente. Es importante cuidarlas ya que una correa oficial de una marca como IWC o Breitling puede superar los 500€.

Para las personas que vivan en ambientes cálidos durante todo el año, Chronoexpert aconseja que se decanten por otro tipo de correas más apropiadas para el clima, como por ejemplo la correa de tela, hecha de Perlon, transpirable y que requiere de poco mantenimiento. También sería apropiada la correa de nylon, más transpirable y robusta o la correa de cuero perforada, que permite más flujo de aire. Por último, para las personas que practican habitualmente deportes en el agua, la correa de caucho es perfecta, ya que no absorbe ni el sudor ni la humedad.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0