Evasión

Las terrazas con más encanto de Madrid para este verano

Dreamstime

No hay verano sin beso ni terraza. Y, si eres español, lo sabes. Cada año, estos lugares cogen más fuerza, pues dónde mejor para disfrutar del buen tiempo, una agradable charla y un rico cóctel. Para los que todavía no conocen las visitas obligadas de Madrid, he aquí una generosa selección:

Rocacho

Ubicado en el número 38 de la calle Padre Damián (frente al NH Eurobuilding) y decorado por el prestigioso estudio de interiorismo Cuarto Interior, Rocacho se ha consolidado como uno de los asadores modernos de referencia. En su terraza a pie de calle y con una atmósfera relajada se puede disfrutar de la misma carta de restaurante.

Rocacho.

En ella destacan las carnes de El Capricho, que José Gordón cría y envejece en su finca de Jiménez de Jamuz (León) y que está considerada como 'la mejor carne roja del mundo', aunque no desmerecen sus pescados frescos (también a la parrilla de carbón) y sus arroces al estilo balear (de finísima capa y servidos en paellera). Un paraíso acristalado vestido en madera y otros materiales nobles, ideal para alargar la sobremesa (no doblan turnos). Además cuentan con una magnífica carta de cócteles y destilados premium.

Relais & Châteaux Heritage Madrid

Ubicado en la calle Diego de León, el Hotel Heritage Madrid ha conseguido situarse como una de las propuestas hoteleras con mayor proyección de este año y ha sido una de las últimas incorporaciones de la asociación Relais & Châteaux.

Relais & Chateaux Heritage Madrid.

Este verano, además, se consagra como una dirección imprescindible para disfrutar del atardecer de Madrid gracias a su bar en las alturas dotado de dos coquetas terrazas situadas en la séptima planta del hotel.

Abiertas al público (no solo para sus huéspedes), las terrazas del Heritage Madrid constituyen un espacio muy agradable donde se combina a la perfección una fina arquitectura francesa con frondosa vegetación y el toque clásico del mobiliario que lo caracteriza. Dirigido por el chef Mario Sandoval (Coque), en este espacio se ofrece una propuesta de snacks como el tartar de atún con guacamole y soja, el steak tartar de vaca vieja cortada a mano en el momento, el sándwich Club o la hamburguesa Heritage. Opciones que pueden maridarse con los cócteles clásicos reinterpretados que componen su oferta líquida.

El Jardín de Orfila

El Relais & Châteaux Orfila (hermano mayor del novísimo Hotel Heritage Madrid) esconde en su interior un auténtico oasis (aún desconocido para muchos): El Jardín de Orfila. Ubicado en el centro de Madrid, a escasos metros de la plaza de Colón, es parada obligatoria para aquellos que buscan refugiarse del ajetreo madrileño en un patio al aire libre lleno de vegetación.

El jardín de Orfila.

En el Jardín de Orfila se puede disfrutar de la cocina que firma el chef Mario Sandoval y que ha sido reconocida con un Sol Repsol. Entre otras opciones, este espacio al aire libre ofrece el menú ejecutivo, el menú degustación y los platos de la carta del restaurante tanto en horario de comidas como de cenas, cócteles de diseño y el brunch de los domingos. Como novedad, este año estrenan en el brunch una opción para los que quieren cuidarse: la tostada healthy de aguacate, tomate Raf, salmón ahumado y queso tierno.

Patio de Leones

Patio de Leones, el recién inaugurado bar de la plaza de la Independencia, alberga la que promete ser una de las terrazas más concurridas de este verano, a los pies de la Puerta de Alcalá, un lugar que fue durante 125 años la plaza de toros de Madrid.

Patio de Leones.

Una terraza en la que comer y beber en cualquier momento del día: desde desayunos y contundentes chapatas para almorzar hasta el mejor producto en estado puro (jamón Joselito, laterío cinco estrellas La Brújula, etc.), tapas y guisos de altura como los callos a la vizcaína o el rabo de toro al vino tinto, además de cañas perfectas, vermú y vinos de chateo. Mención especial merece su chocolate espeso con churros, elaborados en el momento y de manera 100% artesanal por un maestro churrero de tercera generación que forma parte del equipo de cocina. Una terraza con capacidad para 100 comensales, fanáticos de las tapas y devotos de cañeo.

La Bien Aparecida

En una de las calles más gastronómicas de Madrid se encuentra la joya de la corona de Grupo Cañadío. Bajo las órdenes del chef cántabro José Manuel de Dios, encontramos una oferta gastronómica moderna pero que huye de fuegos artificiales y sorprende por su sencillez y su técnica.

La bien aparecida.

La carta presenta recetas clásicas de sabores redondos junto a otras enmarcadas en la llamada cocina de autor. Destaca la porrusalda, las croquetas cremosas de huevo y lacón, la berenjena asada con pesto de hierbas anisadas y café o el steak tartar. Todo ello, se puede disfrutar en su sala interior elegante y cálida o en su terraza acristalada terminada en madera, con un toque acogedor y hogareño.

La Maruca

Perteneciente al Grupo Cañadío (dirigido por Paco Quirós y Carlos Crespo), se trata de un local espacioso, cómodo y funcional, en plena calle Velázquez, con horario ininterrumpido hasta la medianoche y una óptima relación calidadprecio.

La Maruca.

Su carta está formada por propuestas reconocibles, en una línea de tradición actualizada, que cambian en función del momento del día (del desayuno a la cena, pasando por las raciones del aperitivo, aparte de las copas afterwork) y se adaptan a todos los públicos. Entre sus recetas perfectas para el verano destacan las rabas, la ensaladilla rusa, los pimientos asados y las albóndigas de ternera.

La Misión

Se trata de un local fundacional que hoy se posiciona como uno de los grupos de restauración más longevos de la capital. A día de hoy, continúa gozando de una excelente salud en la zona de Arturo Soria gracias a la trayectoria de trabajo y sacrificio de una familia apasionada por la cocina.

La Misión.

Carlos Galán, la cara visible en este proyecto familiar, se basó en la cultura gastronómica norteamericana para confeccionar una carta basada en el casual food con ingredientes locales llegando así a una cocina basada en recetas caseras de las que siempre gustan y nunca pasan de moda. Su terraza, tranquila y coqueta, se convierte en el rincón perfecto para desconectar del ruido y el ajetreo de la capital en un ambiente que te hace sentir como en casa.

Viva Madrid

Ubicado en pleno centro de la capital, en un local declarado como espacio protegido, Viva Madrid abrió sus puertas en 1856 como una modesta taberna. Tras un periodo de inactividad, el barman Diego Cabrera y sus socios, Ricardo García y Gustavo DiPasquale, decidieron reabrirlo bajo un nuevo modelo de negocio que recupera las épocas de mayor esplendor del establecimiento: su apertura como taberna y sus dorados años 20 como coctelería.

Viva Madrid.

Este verano, tanto en la barra como en la coctelería y en su coqueta terraza, la taberna inusual de Diego Cabrera incorpora apetecibles cócteles de verano, tragos largos, más refrescantes y con menos carga alcohólica, además de nuevos platos diseñados por Estanis Carenzo e inspirados en la cocina de las tabernas de antaño, como las bravas fritas en AOVE, la ensaladilla rusa, los torreznos con mojo rojo, los buñuelos de bacalao con ajoblanco o los mejillones con ajada bilbaína.

Café Pino

Ubicado en plaza de La Moraleja, Café Pino es uno de esos restaurantes de los que puedes disfrutar a cualquier hora del día. Un zumo de naranja con tostadas a primera hora, pizza de masa fina, ensaladas o recetas caseras a mediodía y hasta smoothies o helados (de Gelati Pino) elaborados con ingredientes 100% naturales a última hora de la tarde.

Café Pino.

Una oferta muy amplia que convierte este espacio en uno de los más concurridos de la zona desde hace más de una década. Su espectacular terraza acristalada —que puede abrirse o cerrarse mediante un sistema de toldos y que acaba de ampliarse para acoger a un total de 180 comensales— inunda el local de luz tanto en verano como en invierno.

Asgaya

Con la mirada puesta en el producto y la abundancia, Asgaya, uno de los comedores imprescindibles en la zona norte de Madrid, estrena temporada revisando una propuesta culinaria que gana en tradición, sencillez y precisión técnica.

Asgaya.

La nueva carta, en la que no faltan las especialidades de la casa, pone al día el recetario asturiano desde una creatividad relajada y utilizando la mejor materia prima del mercado. El chef se ha enfocado en la elección de productos de calidad para crear recetas frescas y ligeras como la ensalada de ahumados, nueces y manzana o un refrescante tartar de tomate con ventresca.

Ramses

Ubicada a los pies de la Puerta de Alcalá, se encuentra una de las terrazas que nunca pasan de moda, la terraza del espacio Ramses, ahora bajo las órdenes de Juan Mari Arzak, su hija Elena y su propio equipo de I+D.

Ramses.

En esta etapa, la terraza de Ramses afianza su carácter mediterráneo, utilizando los mejores productos en platos tan veraniegos como las ostras con ponzu y huevas de trucha o el salmón marinado con cítricos y eneldo. Además se podrá disfrutar, los fines de semana, entre las 12:00 y las 18:00 horas, de una carta de brunch con una variada selección de dulces y cócteles, que para los más gourmets se podrá completar con ostras y caviar; todo ello armonizado con las sesiones en directo de los mejores DJ. Climatizada tanto para el invierno como para el verano, la terraza de Ramses está decorada por el reputado interiorista francés Philippe Starck, con un mobiliario singular e inspirador, dominado por los tonos neutros.

My Way

Juan Carlos Sabido, promotor del exitoso Mercado de San Ildefonso en Fuencarral, abre My Way, un nuevo concepto de restaurante que se ubica en la décima planta de Gran Vía, 42, en el que busca recrear el espíritu festivo y el «glamour canalla» del Madrid de los años 50.

My Way.

Está decorado por Cuarto Interior y dirigido por el chef Joaquín Felipe. My Way cuenta con la que probablemente sea una de las mejores terrazas de Madrid, en la planta 11, en la azotea del edificio. Ofrece unas vistas imponentes de toda la ciudad: tanto de la zona sur, con sus tejados castizos, sus cúpulas y sus zonas verdes, como de la norte, con sus torres y la sierra como telón de fondo. La terraza abre en horario de tarde noche (a partir de las 18 horas) y en ella se puede disfrutar de vinos por copas, coctelería y de una carta de picoteo que incluye ostras, jamón ibérico, quesos y salazones.

Martinete

Con dos zonas diferenciadas –una descubierta y otra acristalada–, decoradas con un cuidado mobiliario y cubiertas de vegetación, la terraza de Martinete se convierte cada temporada en un exclusivo punto de encuentro en la plaza del Marqués de Salamanca. Su carta, ecléctica y actual, se acaba de refrescar con platos ligeros perfectos para disfrutar en verano, como la crema de ajoblanco con sardina ahumada, los tomates con ventresca, la cecina sobre ensalada o la sepia a la plancha con base de hummus, que conviven en la carta con clásicos de Martinete como el steak tartar.

Martinete.

Como postre, una riquísima quesada con yuca, que se sirve con helado de coco y un crujiente de dulce de leche. El horario ininterrumpido de Martinete permite tomar el aperitivo, alargar la sobremesa, disfrutar del afterwork o incluso de las primeras copas de la noche con cócteles y destilados premium.

Popa

Alejandro Carbó, cuarta generación de una familia de hoteleros, está al timón de Popa. Un restaurante situado en un oasis dentro de uno de los mejores barrios residenciales de Madrid, Pío XII, con una estética y un espíritu marcados por los vientos viajeros.

Popa.

Popa cuenta con una sala muy luminosa gracias a las amplias cristaleras que la rodean y con una coqueta terraza triangular, que se encuentra al fondo. Un espacio superacogedor que permite al comensal desconectar del bullicio de la ciudad y disfrutar tanto de su oferta más informal (croquetas de jamón o tacos de rabo de toro) como de sus platos más creativos, con la vista puesta en Asia, como el wok de tallarines udon con ternera y gambones o el secreto ibérico thai con arroz a la lima. La terraza está abierta en el mismo horario que el restaurante. De lunes a miércoles, de 8:00 a 16:00 h; jueves y viernes de 8:00 a 24:00 h, sábados de 12:00 a 24:00 h y domingos de 12:00 a 18:00 h.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0