Evasión

Qué son y por qué se están poniendo de moda los vaporizadores

  • Los vaporizadores no utilizan líquidos artificiales como los e-cigarettes
  • Estos productos están diseñado para calentar hierbas secas o concentrados
  • En EEUU y Canadá, el uso de vaporizadores ha crecido enormemente
Hombre con un vaporizador. Foto: Aliaksandr Barouski | Dreamstime.
Madrid

Los cigarrillos electrónicos tuvieron su momento. Muchos pensaron que era una buena forma de intentar de dejar de fumar, de fumar de manera más saludable o incluso una forma de montar un negocio y ganarse la vida. Sin embargo, eso es cosa del pasado. Ahora es el turno de los denominados vaporizadores: un artilugio para vapear hojas secas y que está muy de moda en EEUU porque se ha convertido en un elemento del ámbito del estilo de vida. La compañía estadounidense PAX nos resuelve todas las dudas sobre esta nueva moda.

¿Qué es exactamente un vaporizador?

Un vaporizador es un aparato diseñado para calentar hierbas secas o concentrados, extraer sus compuestos esenciales en forma de vapor inhalable y poder consumirlos de forma limpia, evitando los efectos nocivos de la combustión (humo, ceniza...) que provocan los cigarrillos o las pipas. En el caso del PAX 3, el vaporizador premium de PAX Labs, el aparato incluye una batería, un hornillo, filtros para asegurar que el vapor inhalado no incluya partículas sólidas y una boquilla intercambiable; el producto también incluye un avanzado sistema de control de la temperatura mediante una app para móvil. Para información más detallada sobre las partes del producto, adjunto el folleto que las describe.

¿En qué se diferencia de un cigarrillo electrónico?

Los vaporizadores no utilizan los líquidos artificiales que suelen requerir los e-cigarettes: el funcionamiento es totalmente distinto, porque la idea no es sustituir el tabaco, sino ofrecer una experiencia distinta. Los vaporizadores extraen la humedad de las propias hierbas secas o los concentrados y la convierten en vapor para el consumo humano, de modo que no requieren productos químicos con nicotina diseñados ad hoc. Debo insistir mucho en este punto, porque soy consciente de que los vaporizadores y los e-cigarettes pueden prestarse a confusión, pero realmente ni el funcionamiento ni el producto consumido tienen nada que ver.

¿Qué productos se suelen vaporizar? ¿Tiene algún riesgo para la salud?

El PAX 3 está diseñado para vaporizar todo tipo de hojas secas y concentrados. Se puede usar con hierbas aromáticas (menta, hierba de limón, lavanda...), con otros tipos de hierbas, e incluso con tabaco, aunque esto último no se recomienda especialmente. El hecho de que el proceso de vaporización prescinda de la combustión implica claras mejoras para la salud, ya que el usuario no está expuesto ni a los efectos nocivos de la ceniza y el humo ni al molesto olor. De momento no conocemos ningún estudio que apunte a que existen riesgos para la salud, pero para ser honestos, cabe decir que la tecnología aún es bastante reciente: aunque se haya testeado ampliamente, aún no hay datos con perspectiva temporal suficiente para conocer sus efectos a largo plazo.

¿Cómo es el cliente que consume vaporizador? ¿Suelen ser exfumadores?

En EEUU y Canadá, la industria de los vaporizadores ha crecido enormemente en los últimos años, particularmente tras los cambios legales que han afectado el sector. En general el usuario del PAX 3 es un profesional joven (25-35 años), principalmente de sexo masculino (aunque este dato tiende a equilibrarse, y probablemente se alcance la paridad en pocos años), de buenos ingresos (al fin y al cabo, es un producto premium), a quien le gusta vaporizar de una forma elegante y discreta. Insisto en una cuestión fundamental: los vaporizadores no son sustitutivos del tabaco, sino una experiencia distinta, así que su uso no tiene por qué ir ligado con el hecho de ser (o haber sido) fumador.

¿Se pueden utilizar en puestos de trabajo o en sitios cerrados?

Una de las mayores ventajas del PAX 3 es precisamente su discreción: no genera un exceso de vapor y huele muy poco, de modo que se puede usar en lugares públicos sin molestar a nadie... y sin que apenas se perciba que alguien está vaporizando, de hecho. El diseño minimalista del producto va también en esta línea. Por otro lado, la app del PAX 3 permite regular qué modo de consumo queremos, incluyendo la función 'discreto'.

¿Eso de vaporizar se está convirtiendo en una moda? 

La industria de los vaporizadores (que no e-cigarettes) ha crecido exponencialmente en los últimos años. En el caso de PAX Labs, la empresa nació en San Francisco, California como un spin-off de JUUL Labs en 2017 y desde entonces se ha expandido a países como Canadá, el Reino Unido, Alemania, Holanda... y España, por supuesto. La vaporización es hoy muy popular entre los jóvenes en EEUU por sus claros beneficios frente a otras formas de consumo, sobre todo tras los mencionados cambios legales, y PAX Labs espera que se siga multiplicando en un futuro cercano: desde su nacimiento, de hecho, PAX Labs ya ha vendido más de un millón de vaporizadores en todo el mundo.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0