Evasión

Flexibilidad, placer y personalización: las tendencias de los viajes de negocio

  • Los viajes de empresa constituyen un sector en crecimiento
  • Se espera que en 2022 el gasto en viajes supere los 1,7 mil millones
  • Luca Carlucci, CEO de BizAway, destaca las 5 tendencias del sector
Madrid

Según el GBTA BTI Outlook 2019, que analiza datos sobre el sector de los viajes de negocios desde 2009, se espera que en 2022 el gasto en viajes de negocios supere los 1,7 mil millones de dólares. Por lo que respecta a España, y conforme indican los últimos datos de la Encuesta de Turismo de Residentes elaborada por el Instituto Nacional de Estadística, los viajes de negocios aumentaron un 1,6% respecto al año anterior, acumulando un gasto medio diario de 116 euros, el más elevado del total de los viajes realizados. Por último, el Barómetro Europeo de los Viajes de Empresa 2019 elaborado por American Express Global Business Travel señala que el futuro de los viajes de negocios es altamente positivo, con una previsión de crecimiento para Europa del 4,3% y de un 7% para España, que obtiene la mejor previsión de los países europeos analizados.

El desarrollo de las nuevas tecnologías y una economía cada vez más globalizada han contribuido a este crecimiento y expansión de los viajes de negocios. Luca Carlucci, fundador y CEO de BizAway -plataforma que automatiza los viajes corporativos-, afirma que "sin lugar a dudas, el desarrollo de las nuevas tecnologías ha provocado un cambio imparable en nuestras formas de consumo. La sociedad se mueve hacia la digitalización y las empresas deben adaptarse a esta nueva realidad para no quedarse atrás".

En relación al sector de los viajes de negocio, comenta que "la tecnología también ha llegado a los sectores más tradicionales de la industria y los servicios, que son más reacios al cambio. Pero los consumidores utilizan cada vez más plataformas que faciliten sus gestiones diarias, tanto en su vida personal como laboral, por lo que es necesaria la transformación digital en todos los ámbitos". En este sentido, Carlucci marca algunas tendencias del sector para los próximos años.

1. Flexibilidad, agilidad y simplificación de procesos para los usuarios: "la integración de todas las acciones en una única plataforma de viajes - desde la reserva al pago, pasando por contratar hoteles, vuelos o coches en un solo click - va a ser una exigencia del usuario en los próximos años", afirma el CEO de BizAway.

2. Cumplimiento y control de las políticas de viaje: "integrar las políticas de viajes con el resto de políticas de empresa va a ser un factor clave para las empresas en un corto periodo de tiempo", señala. ¿Por qué a los empleados les cuesta tanto adaptarse a las normas establecidas por sus empresas? Según Carlucci, "porque la experiencia del usuario con las herramientas corporativas suele ser negativa: acostumbran a ser mecanismos poco ágiles y – además – con precios superiores a herramientas masivas como Booking o Skyscanner". En este sentido, el fundador de BizAway afirma que "ante esta situación, la empresa pierde el control de sus políticas de viaje, lo que implica un aumento de costes; y también el control de la facturación, ya que no dispone de una única plataforma que aglutine los gastos de viaje y tiene que destinar recursos humanos para hacerlo de forma manual". Con BizAway, añade, "los usuarios no tienen incentivos para abandonar la herramienta propia de la empresa, al ofrecer una navegación ágil y unos precios muy competitivos; y centraliza la información contable para facilitar la gestión del departamento financiero de las empresas". "La posibilidad de definir los límites de gasto de cada empleado, llevar el control global de todos los costes, extraer gráficas sobre los destinos más usuales, etc. es un avance que las agencias de viajes tradicionales no facilitan a las empresas y que constituyen una herramienta indispensable para la toma de decisiones futuras", concluye.

3. Personalización: "los usuarios demandan servicios personalizados que se adapten a sus necesidades y perfil personal. En un mundo en el que las herramientas tecnológicas nos permiten extraer información a través de los datos, debemos ofrecer al cliente una personalización que le permita disfrutar de sus viajes corporativos de forma personalizada". En este sentido, cobran fuerza las ideas de adaptar experiencias a los huéspedes de un hotel según datos de estancias anteriores (temperatura de la habitación, iluminación, preferencias del mini bar…).

4. Incorporar el 'bleisure' a nuestros viajes corporativos: la oportunidad de disfrutar de tiempo de ocio durante los viajes de trabajo es una opción que vuelve a ganar terreno, sobre todo entre millennials o la Generación Z. En este sentido, Carlucci afirma que "a los empleados les encanta viajar y lo consideran esencial para su crecimiento profesional; si además disfrutan de tiempo libre durante sus viajes corporativos, la experiencia positiva se multiplica". El bleisure puede enfocarse, además, hacia otro tipo de experiencias que van más allá del ocio y que incluyen visitas culturales en el destino o experiencias de bienestar que le permitan relajarse tras una jornada larga de trabajo fuera de su ciudad.

5. Apuesta por la seguridad: el panorama de inestabilidad internacional hace que la seguridad sea uno de los factores que las empresas deban ofrecer a sus usuarios. "Una asistencia las 24 horas del día y saber que siempre tendrás a alguien al otro lado del teléfono para atenderte resulta un elemento fundamental y un valor añadido a la hora de reservar un viaje de negocios", comenta Luca Carlucci.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.