Evasión

Cinco claves para averiguar si un reloj de lujo es falso

  • Familiarizarse con los sellos distintivos, investigar el modelo o inspeccionar detalles
Dreamstime

En el negocio de los relojes de lujo de segunda mano existe el miedo de comprar una falsificación en lugar del original. Una de las ventajas de optar por uno de segunda mano es en el precio, ya que, por lo general, es notablemente inferior al de primera mano. Para poder asegurar su autenticidad, el marketplace de relojes de lujo Chronoexpert comparte las principales claves para detectar cuando un reloj de alta gama es falso.

Familiarizarse con los sellos distintivos como son el tipo concreto de material o los grabados. Por ejemplo, en los Rolex modernos solo se utilizan materiales de alta calidad como el acero inoxidable 904L, oro 18k y platino 950. Estos materiales hacen que la pieza tenga un peso determinado, por lo que es necesario comprobar que el reloj no pese demasiado, o sea muy ligero. Son materiales muy resistentes a la corrosión y los grabados sobre ellos son muy finos y a la vez legibles.

"Una vez decidido por una firma concreta, hay que documentarse. En concreto, en 2002 Rolex incluyó un pequeño grabado láser de la corona de Rolex en el cristal en la posición de las 6 en punto como prueba de autenticidad", afirma Pablo Martín, fundador y CEO de Chronoexpert.

Investigar el modelo específico. Si el usuario está interesado en un modelo concreto, hay que investigar sobre él. El número de referencia indica el modelo y material específico del reloj, pero esto depende de cada marca. Este número es diferente al número de serie, que es el número de identificación único del reloj. Sería como el DNI del reloj, único e intransferible.

Es importante comenzar por asegurarse de que el modelo y la referencia realmente existen y son del año correcto. También se debe comprobar que esa referencia coincide con las diferentes partes del reloj: bisel, brazalete, cierre… El precio de un brazalete puede superar fácilmente los 2.000 €. Es importante este paso para evitar adquirir una falsificación o como se dice en el sector, un Franken-watch.

Inspeccionar detalles como que en el dial el texto está recto y que las fuentes son proporcionales y exactamente las que usa cada marca. Además, los cierres de las pulseras deben abrirse y cerrarse con suavidad, pero una vez cerradas, tienen que ser firmes. Además, los movimientos que potencian los relojes son de excepcional calidad y acabado.

Una de las formas más básica de detectar una falsificación es observar el movimiento de las agujas. Este tiene que ser suave y fluido, sin saltos entre segundos. Años atrás se usaban calibres de cuarzo en relojes mecánicos, pero las réplicas o falsificaciones han mejorado. "Es cada vez más habitual ver como algunos relojes falsos vienen equipados con réplicas de movimientos Rolex en lugar de los movimientos más económicos y simples que se incluían anteriormente", añade Martín.

Identificar fallos de diseño: packaging, grabación de logos, movimientos mecánicos o ruidos son algunos de los aspectos que se deben tener en cuenta. Mientras que muchas marcas de relojes de gama alta se caracterizan por tener fondos de caja transparentes para mostrar sus movimientos, Rolex no lo hace.

Por otro lado, en algunas firmas no es común la grabación de logos, nombres o símbolos, como ocurre con Rolex, que a excepción de muy pocos modelos, no graba el exterior de sus fondos, aunque el fondo de la caja interior siempre está grabado con el nombre de la empresa y el número de referencia.

Sin embargo, la firma Omega destaca por lo contrario, ya que la mayor parte de sus modelos tienen la tapa grabada exteriormente con la referencia y modelo y muchas series cuentan con tapa transparente (por ejemplo el modelo Constellation Co-axial). Hay marcas con packaging bastante genérico y más sencillo de falsificar, pero otras como el que ha diseñado la firma Franck Muller es sorprendente y muy complicado de imitar.

Siguiendo con el ejemplo de Rolex, menos en algunos modelos de cuarzo de los años 70 y 80 (Oysterquartz), el resto son mecánicos y todos los modernos son automáticos. Un ruido "demasiado ruidoso" es uno de los factores que revelaría la falsificación de la pieza y un calibre incorrecto.

Vendedor confiable. Asegurarse de que el sitio donde venden el reloj es seguro. Chronoexpert aconseja tener especial cuidado con los sitios de subastas no regulados, así como las webs que proponen encuentros con una persona particular extraña o no identificada que se encuentra en posesión de un reloj de lujo. Es importante acudir a una empresa de confianza que respalde cada pieza, cuente con un equipo de expertos que garanticen la autenticidad de las piezas, así como que tengan una política de devolución.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1

RG
A Favor
En Contra

Si se abre un Rolex y en el interior hay alguna pieza de plástico: YA ES FALSO!.

Puntuación 0
#1