Evasión

Spaniard, el entrenamiento para ejecutivos de Jorge Blanco que triunfa en Norteamérica

  • Jorge Blanco, excampeón de kickboxing que triunfa en Norteamérica
  • Ha creado el sistema de entrenamiento Spanaird, aplicable a empresas
  • En España también se pueden encontrar propuestas similares
Imagen de Jorge Blanco. Foto: Facebook Spanaird.
Madrid

Jorge Blanco es un excampeón de España de kickboxing nacional y ex miembro de los equipos de boxeo nacionales y olímpicos españoles que se ha convertido en una referencia del fitness en EEUU con su método de entrenamiento Spanaird, que ha servido a famosos de Hollywood como Robert Pattinson, Meghan Markle, o Drake y forma parte de la aplicación deportiva Centr de Chris Hemsworth y Elsa Pataky. Sin embargo, la especialización de este sistema está dedicado a las empresas y a los equipos de trabajo.

Spaniard es un sistema de entrenamiento único y personalizado que ha sido creado desde cero por Jorge Blanco. Un método que además de por famosos ha sido probado por luchadores de élite como el campeón de peso de UFC Welter George St Pierre GSP, el ex campeón de peso semipesado de UFC Rashad Evans, el ex campeón de peso semipesado Vitor Belfort. 

Spanaird para empresas

Este sistema ofrece entrenamiento profesional, práctico, interno y externo a empresas o equipos de trabajo desde su estudio de Toronto. Los talleres de trabajo de Spanaird están pensados para aportar a los empleados poder, diversión y equilibrio. "Nuestros programas, más que el empoderamiento individual, ayudarán a fortalecer los vínculos entre los miembros del personal, creando un equipo más fuerte y más efectivo", asegura la página web del sistema.

Estos talleres son programas de 3-5 sesiones que han sido diseñados para proporcionar al personal de una empresa herramientas para lograr su mejor desempeño personal dentro y fuera de la oficina. Son unas sesiones que se basan en el aprendizaje y la práctica de estrategias y técnicas de artes marciales y conexión mente-cuerpo. Disciplinas que utiliza Spanaird para producir un aumento de la productividad, la confianza, la cooperación y la calma. "Nuestro método, basado en este principio atemporal, lo entrena para fortalecer su propia conexión mente-cuerpo, aumentando su autoconciencia, ayudándole a aprovechar sus fortalezas internas y permitiéndole dominar el autocontrol necesario para tener éxito en cualquier entorno", recoge Spanaird.

Spanaird a la española: 'MindCompanySport'

'MindCompanySport' es un método de formación para ejecutivos basado en deportes. La premisa de esta compañía es sencilla: en lugar de explicar los valores del deporte aplicados a una empresa en una presentación estática, los profesionales de la compañía que recibe la charla se calzan las zapatillas y realizan un entrenamiento similar al que haría un deportista de alto rendimiento, exceptuando la carga física. En función de lo que se quiera trabajar, se elige un deporte u otro. Javier De Miguel y Juan José Martín, dos exdeportistas y psicólogos deportivos, son los creadores de este método de formación.

De Miguel, exnadador que fue psicólogo del Málaga Club de Fútbol y del deporte pasó al departamento de Recursos Humanos de una gran empresa de distribución, es uno de los ideólogos de un modelo que se originó al observar que las empresas gastan muchos fondos en una formación de la que no siempre obtienen resultados. "Al pasar al mundo de la empresa vimos que las compañías gastan mucho dinero en formación pero no se incorpora lo aprendido al trabajo. Nos preguntamos por qué un deportista incorpora rápido lo que aprende en un entrenamiento y el trabajador no. Ahí nos dimos cuenta de que las horas de repetición en los entrenamientos eran la diferencia", explica. "En deporte o haces las cosas o no consigues resultados. Si comunicas se ve que estás comunicando, si eres un líder se nota, y es imposible esconderse. Eso es lo que el deporte de competición aporta a la empresa, más que una charla de un deportista de éxito sobre qué hizo en su carrera", añade.

Bajo esta idea, los responsables de esta empresa malagueña se reúnen con cada compañía que se interesa por su formación y evalúan cuáles son las competencias que quieren trabajar, en función de las cuales deciden qué deporte se va a utilizar. Si el problema es de trabajo en equipo, se entrenan deportes colectivos como el baloncesto o el fútbol, en los cuales también se puede trabajar el liderazgo o la toma de decisiones. "Últimamente trabajamos mucho con directivos que en sus empresas tienen que tomar varias decisiones en poco tiempo con un impacto económico elevado. Les ponemos en la situación de un entrenador de baloncesto que tiene que decidir una jugada en un tiempo muerto. Tienen que decidir la jugada, comunicarla de forma clara, ver cómo se ejecuta y evaluarla", detalla Javier de Miguel.

Según los ideólogos de esta metodología si un ejecutivo realiza este ejercicio repetidamente durante varias horas, sabrá reaccionar mejor a la próxima decisión relevante que tenga que tomar en poco tiempo, lo que se traduce en una mejora de resultados para la compañía. Los deportes individuales también ofrecen posibilidades de aprendizaje: el golf es bueno para trabajar la planificación, ya que obliga al profesional a planear con cuántos golpes y con qué palos va a ejecutar cada hoyo; mientras que con el tenis se trabaja la proactividad y la capacidad de tomar la iniciativa.

El método, elaborado por De Miguel y Martín, es el fruto de siete años de desarrollo y se aplica en empresas desde hace más de tres. Han pasado por estas clases unos 2.000 profesionales de 150 empresas.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.