Evasión

La escalera mecánica Aerochk, la forma más rápida para pasar el control del aeropuerto

  • Aerochk es una creación de Charles Bombardier y Ashish Thulkar
  • Este sistema realiza en control de seguridad, inmigración y equipaje
  • Sus inventores aseguran que solo se necesitan unos minutos
Escalera mecánica Aerochk, de Charles Bombardier (Imaginactive) y Ashish Thulkar
Madrid

Aerochk es un nuevo sistema tecnológico que ofrece una nueva forma de registrarse, pasar por el control de seguridad y el de la inmigración de los aeropuertos y otros centros de viajes. Tres pasos que podrían completarse en menos de un minuto a través de una escalera mecánica que está conectada con las puertas de embarque. Los pasajeros colocarían su pasaporte en el lado izquierdo de la máquina y su equipaje a la derecha.

Es un diseño de Charles Bombardier, un canadiense que fundó en 2013 la plataforma de difusión de inventos Imaginactive, y el diseñador industrial Ashish Thulkar. El objetivo de Aerochk es dar una alternativa a los retrasos y el estrés que se generan en los controles de seguridad del aeropuerto, que incluso puede suponer la pérdida del vuelo.

Escalera mecánica Aerochk, de Charles Bombardier (Imaginactive) y Ashish Thulkar

Este sistema se encarga de verificar si el pasaporte es válido y si la persona tiene un vuelo próximo. Luego la registra para su vuelo y realiza todas las demás verificaciones de antecedentes necesarias. El reconocimiento facial confirmaría la foto del pasaporte con el individuo y los dispositivos especializados se encargan de confirmar que el pasaporte en cuestión no ha sido manipulado o es fraudulento. Si resulta que los documentos no son válidos o la verificación de antecedentes es fallida, Aerochk inicia un proceso para alertar a las autoridades pertinentes.

Además del control del pasaporte y los antecedentes, Aerochk tiene la capacidad de registrar la altura y peso del pasajero para optimizar el peso y equilibrio de la aeronave y también analizar que si el pasajero puede representar una amenaza para el vuelo o para un país. El Aerochk podría incluso hacer preguntas a cada viajero y grabar sus respuestas.

Escalera mecánica Aerochk, de Charles Bombardier (Imaginactive) y Ashish Thulkar

El sistema también verifica si las bolsas contienen artículos peligrosos o prohibidos. Y cada maleta se fotografía, pesa y asocia con su propietario automáticamente. Las maletas más grandes se desvían hacia la cabina de equipajes, mientras que los pasajeros recogerían el equipaje de mano al salir de Aerochk. Si se detectó algún problema en una maleta o si se requiere más información, entonces sería enviado a una salida diferente e inspeccionado por un agente del aeropuerto.

Los diseñadores de este método aseguran que Aerochk podrían diseñarse y adaptarse a niños, personas con diversidad funcional, mujeres embarazadas, etc. Y entienden que los mercados potenciales son aeropuertos, puertos y estaciones de autobús y ferrocarril de todo el mundo. "Se podría ofrecer en varias versiones de acuerdo con las reglas de check-in, seguridad e inmigración en cada país", explican. "La forma óptima de organizar este nuevo proceso está abierta al debate, pero está claro que todos podríamos beneficiarnos de un proceso de abordaje más rápido y más fácil", añaden.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.