Evasión

Aüakt, el restaurante que ofrece un estilo de vida saludable y 'disfrutón'

  • El aguacate, producto sencillo y sofisticado, es el rey de este local
  • Este fruto viene de Valencia y se ofrece en platos dulces y salados
  • El local da una experiencia basada en un estilo de vida saludable
Aguacate. Foto: Dreamstime.
Madrid

Aguacate fue el hashtag más buscado en 2017, por encima de Oprah Winfrey o Barack Obama, hay estudios que aseguran que con el dinero que se gastan los jóvenes australianos en aguacates podrían pagarse la entrada de un piso y los Millenials piden matrimonio con aguacate deshuesado. Todas estas razones les parecieron suficientes a Pagoa Larena, Diego Lobo y Madrid in Love para abrir un restaurante que, más que un servicio de comida, proporcionara al cliente una experiencia basada en un estilo de vida saludable, pero sin olvidarse de lo que más les gusta; disfrutar de lo rico.

Y es que, para los fundadores, el aguacate ejemplifica perfectamente esta propuesta, porque es una mezcla ideal de algo "sencillo y sofisticado", como todos los platos de su carta. Es una grasa saludable que combina con la mayoría de alimentos, ya que, con un sabor más bien neutro, su labor es la de dar frescor y textura.

Interior del restaurante Aüakt

Fiel a esta tendencia saludable, a finales de enero este local abría sus puertas, decidido a posicionarse como el lugar preferido de sus clientes. Ahora, se ha convertido en un punto de encuentro perfecto para cualquier momento del día.

Para cumplir este propósito, los dueños ejecutaron una decoración y una carta a medida. El local cuenta con tres alturas diferentes, adaptadas a las distintas horas del día. Las paredes son rugosas, emulando la piel de su fruta estrella; la luz, más a menos intensa, adaptada a las diferentes alturas; los cuadros, simples y conceptuales, como la filosofía de sus dueños, y las plantas que decoran la sala la dotan de un toque salvaje y libre.

Respecto a la cocina, su máxima es sencilla: producto de origen, trazabilidad, buenas materias primas y máximo respeto al producto. Y, como era de esperar, el aguacate es el principal protagonista de su carta. Una fruta que traen desde Valencia y proponen con alimentos dulces y salados. Como platos recomendados, el aguacate a la brasa y tartar de gamba, la ensalada templada de tirabeques -con trigueros, mango y aguacate- y la berenjena asada con pesto, mozzarella y rayadura de corazón de atún -con una textura exquisita-. Para los más carnívoros, el mollete de costilla cocinado a baja temperatura durante 14 horas,tan suave que se deshace en la boca. Y como colofón, los postres. La tarta líquida de chocolates (caliente y picante) y la tarta rota de aguacate y queso. Deliciosas.

Aüakt

C/del Barquillo, 44, Madrid. Tel.: 910 56 87 04. De lunes a domingo de 10 a 2 de la mañana, de manera ininterrumpida. Tiene servicio a domicilio. www.auakt.com

El ambiente: de lo más cosmopolita de la capital. Tranquilo pero dinámico, con un target muy variado.

Recomendación: probar la berenjena asada con pesto de alcaparras, queso y albahaca y la tarta de chocolates.

Lo mejor: el aguacate deshuesado con tartar de gambas y el guacamole con camarones fritos de Barbate.

A mejorar: la especialización de los camareros sobre los platos y productos.

El maridaje: Cantayano 2017

Botella de vino Catayano 2017

Pese a que el aguacate, producto principal de la cocina del restaurante, tiene un "fácil maridaje" por su sabor neutro, frescura y textura, el sumillier de Aüakt propone Cantayano 2017 como mejor opción para la mayoría de los platos de la carta.

Cantayano 2017 es un vino blanco de cuarta añada, que responde a los apellidos del hijo de Isaac Cantalapiedra: Manuel Cantalapiedra Moyano. Este verdejo está elaborado en distintas parcelas propias dentro del municipio de La Seca, de cepas de entre 20 y 30 años a 730-750 metros de altitud. De viticultura ecológica y con contraetiqueta de V. T. de Castilla y León.

Un vino que sorprende y destaca por su versatilidad, armonizando con numerosas elaboraciones, especialmente pescados. Una grata sorpresa en el mundo de los verdejos.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.