Evasión

La Semana Santa, una oportunidad para hacer un viaje en el tiempo y conocer la Donostia más antigua

Madrid

Una de las grandes aperturas que nos dejó 2018 fue la del Hotel Lasala Plaza de San Sebastián. Inaugurado el verano pasado, este coqueto art-hotel ubicado en la Plaza de Lasala, en la unión del puerto pesquero, la bahía y la Parte Vieja, es el único Hotel Cuatro Estrellas Superior situado en el centro histórico. Un establecimiento que rinde homenaje a la cultura donostiarra en toda su extensión.

Rehabilitado sobre un edificio de estilo clásico francés construido en 1917, sus propietarios, el Grupo SADE, (Sociedad Anónima Deportes y Espectáculos), han conseguido mantener intacta la esencia y el espíritu de La Bella Easo. El mar, la cultura vasca y el estilo clásico francés son la fuente de inspiración que impregna cada uno de los rincones y estancias del hotel.

Hotel Lasala Plaza de San Sebastián

La decoradora Luisa López Tellería, responsable del interiorismo, ha apostado por el estilo neoclásico francés, que es considerado moderado, con líneas geométricas muy depuradas y diseños equilibrados, y lo ha actualizado. "Bajo el concepto general con el que nace Lasala Plaza, el hotel supone un viaje en el tiempo a la Donostia más auténtica y clásica. Una experiencia que mantiene vivo el ambiente de la ciudad de finales del siglo XIX, y transporta a los clientes a la época en la que la ciudad era uno de los destinos de moda entre la realeza y los viajeros de la alta sociedad, explica López Tellería.

El inmueble está protegido con el grado C en el Plan Especial de Protección del Patrimonio Urbanístico Construido de la ciudad de San Sebastián y también con el grado E, por formar parte del conjunto de la Plaza de Lasala. Precisamente es esta normativa la que ha permitido remozar adecuadamente el edificio por dentro para dotarle de los equipamientos necesarios de un hotel de lujo, manteniendo las fachadas y los elementos protegidos, manteniendo la verdadera belleza del espacio.

Arte y cultura vasca

Gracias a la colaboración con seis entidades culturales de la ciudad, como la Factoría Marítima Vasca Albaola, el Aquarium, el Museo Romano Oiasso, el Museo Naval, el Castillo de la Mota y el Museo San Telmo, en cada planta se exponen fotos, grabados y esculturas.

La azotea, vistas 360º a la Bahía de la La Concha

En la séptima y última planta se encuentra la azotea, uno de los espacios más exclusivos del hotel. Cuenta con una terraza-solárium, piscina, sofás y tumbonas, aunque sin duda lo mejor es la vista panorámica 360 grados sobre toda la ciudad.

La Jarana, una experiencia gastronómica memorable

No puedes irte sin probar su cocina, auténtica, 100 por cien vasca. El reconocido chef Ander González dirige los fogones de La Jarana Taberna para "recuperar la tradición culinaria donostiarra y brindar la posibilidad de viajar a la base y arraigo de la cocina clásica que respeta la temporalidad y el producto local". González me cuenta que uno de sus principales objetivos es crear un punto de encuentro donde el viajero pueda disfrutar y mezclarse con la gente local. Y es evidente que lo está consiguiendo.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1

navegante, 365 días de protección AL PROPIETARIO, AL OKUPA NI UN MINUTO.
A Favor
En Contra

NO CREO QUE SE DEN LAS CIRCUSTANCIAS IDÓNEAS PARA VISITAR UNA TIERRA DONDE LOS ESPAÑOLES NO SOMO BIEN RECIBIDOS, Y LO DIGO CON CONOCIMIENTO DE CAUSA, DA LO MISMO SI NO HABLAS DE POLÍTICA COMO SI LO HACES, LAS INDIRECTAS NO CESAN.

ESPAÑA ES UN GRAN PAÍS Y PUEDE UNO MORIRSE SIN LLEGAR A VERLO TODO.

Puntuación 0
#1