Evasión

The Exvotos, 'las cabezas' de dos sevillanos que dan la vuelta al mundo

  • La marca crea una jarra para celebrar el 70 cumpleaños de La Casera
  • Los clientes solo pueden hablar con ellos a través de Instagram
  • Sus piezas de cerámica se venden en Italia, EE.UU, Alemania, Inglaterra...

¡Si no hay Casera, me voy!, decía en el año 1988 aquel ingenioso anuncio publicitario de la marca de gaseosa que consiguió hacer reír a muchos españoles. Y como, pasen los años que pasen, la Casera hay que pedirla en todas partes, para celebrar su 70 cumpleaños la marza recurre a uno de los oficios más tradicionales, el de ceramista, para lanzar un objeto de culto que permita seguir celebrando las buenas costumbres alrededor de una mesa.

Se trata una pieza de vajilla elaborada por The Exvotos, la firma creada por dos artistas multiciplinares sevillanos que consiguen sorprender a todo aquel que los descubre. La colección, que se lanza en una edición limitada de 150 piezas y que puede conseguirse en Sevilla y en Madrid, está pensada para usarla como jarra de servicio para el tinto de verano o como florero desde el punto de vista ornamental. Unas obras fabricadas en un minucioso proceso de dos cocciones y marcadas con su número de serie. La intención, remarcan desde The Exvotos, es la de rescatar del pasado todo lo nuestro, lo tradicional, lo que nunca pasa de moda. Por este motivo, a la hora de diseñarla, los sevillanos han jugado con el encanto del sur, con la intensidad mediterránea de los colores azul y rojo de la firma y con la emblemática casita sonriente, presente en el logotipo hasta los años 90 y recuperada de nuevo en 2008.

Jarra edición limitada de La Casera hecha por The Exvotos por su 70 cumpleaños.

Su origen

La historia de Luciano Galán y Daniel Maldonado se remonta 18 años atrás, cuando deciden dejar sus egos de lado para hacer algo grande juntos. Se conocieron cuando cursaron los estudios de escultura y cerámica. Cuando los finalizaron, Maldonado fue becado y se fue a Lisboa a trabajar a un taller donde hacían piezas para palacios, museos e iglesias, así como restauraciones de cerámica del XVII y XVIII. Por su parte, Galán, tras completar en Sevilla sus estudios de escultura tradicional religiosa, se fue a Venecia a trabajar en un laboratorio de máscaras, donde aprendió la técnica de la cartapesta, similar al papelón español o papier maché francés.

Al principio, su relación laboral no trascendía más allá de compartir estudio. Cada uno realizaba y firmaba sus piezas por separado, hasta que un día, decidieron fusionar talentos, ganas y creatividad, y surgió The Exvotos.

Desde entonces, los sevillanos forjan su negocio en un peculiar taller ubicado en el sevillano barrio de La Macarena, aunque más que un taller, podría pasar perfectamente por un museo de lo extravagante, de lo tradicional. Todo mezclado. En esta guarida, los dos socios piensan, diseñan y ejecutan cada una de sus piezas, sin ningún otro intermediario que sus mentes y sus manos.

Daniel Maldonado, fundador de The Exvotos, con la pieza de cerámica 'La cabeza'

Actualmente, exportan a países del todo el mundo, y encuentran su principal mercado en Estados Unidos, Francia, Portugal e Inglaterra. Un hecho que explican con detenimiento, ya que aunque su templo está en Sevilla, y nunca han pensado moverlo de allí, su cliente menos habitual es el andaluz. "El sevillano que nos compra, lleva un tiempo ahorrarlo para hacerlo. Sin embargo, el americano, o el italiano, por ejemplo, viene y encarga dos o tres piezas de una. Es un cliente diferente", apostilla Galán. En este hilo, su publicidad también es una y única: Instagram. Sin página web ni ningún esfuerzo económico destinado a posicionar su marca, desde esta red social que ellos mismos gestionan desde hace ocho años –prácticamente, desde el nacimiento de la misma– cuelgan todas las piezas que elaboran –con fotos cuidadosamente pensadas y tomadas– y, solo a través de esta vía, los clientes pueden ponerse en contacto con ellos. Además, el boca a boca ha sido siempre el aliado perfecto de los artistas. Y es que, a través de las visitas de personas de diferentes partes del mundo, The Exvotos se ha hecho un hueco en las páginas de publicaciones extranjeras como la revista francesa Madame Figaro. Pues, como ellos mismos cuentan, la recomendación entre clientes es su mayor fortaleza.

Su pieza más internacional, ya que es la más demandada, es la cabeza. Unas construcciones de cerámica inspiradas en el hombre desde el principio de los tiempos, "la imagen de la cabeza ha sido importante en todas las civilizaciones a través de los siglos. Ha servido siempre como símbolo", explica Maldonado. Unas piezas que contemplan los colores de la naturaleza y que pueden encontrarse en tres tamaños, desde 80 a 300 euros, según su magnitud.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0