Evasión

Nacido en Escocia y con código de vestimenta: así es el golf, el deporte que ya no es para ricos

  • España es el segundo país con mayor turismo de golf
  • La vestimenta es uno de los códigos deportivos más antiguos
  • El rey James II prohibió su práctica en Escocia y ordenaba el tiro con arco
Dreamstime

Pese a que el golf sigue pareciendo un deporte de unos pocos -y esos pocos, muy pudientes- las cifras demuestran que cada año son más los adeptos a esta disciplina. Concretamente, España es el segundo país del mundo con mayor recepción de turistas atraídos por este deporte, solo por detrás de Estados Unidos, según el informe El impacto económico del golf en España, realizado por Golf Business Partners.

En este sentido, el estudio desprende que este país contó en 2016 con 272.280 personas federadas -67.625 mujeres-, sin incluir los extranjeros que vienen expresamente a jugar, con los que la cifra asciende a 1.069.211, lo que representa el 41% de los rounds totales. En cuanto a los campos, España dispone de un total de 359 de al menos nueve hoyos, a los que hay que sumar 21 rústicos y 95 Pitch & Putts y escuelas. Según el último indicador que determina el tamaño de la industria en España, este país cuenta con una cifra de 9.358.000 salidas al campo para jugar al menos nueve hoyos. No obstante, en cuanto al dinero que mueve, según los datos de este estudio, el impacto económico anual del golf en España asciende a 2.076.880.450 euros.

El universo del golf, además de expandir sus tentáculos a muchos rincones del mundo, incluye unos códigos y curiosidades normalmente desconocidos para los que no lo practican. Dónde nace este deporte, la vestimenta oficial y las particularidades de los campos, son algunas que merece la pena conocer.

¿Dónde nace?

Las teorías que hablan de los orígenes del golf son varias y diferentes. Y es que, en la historia del hombre, han existido muchos juegos en los cuales se golpeaba una bola con algún tipo de palo de distintas longitudes y formas, por lo que es complicado fijar una ubicación y fecha exacta a su nacimiento. Sin embargo, la más aceptada es aquella que sitúa a Escocia como cuna de este deporte. Esta disciplina, tal y como la conocemos actualmente, es considerada un invento escocés, ya que este juego es mencionado por primera vez en dos actas del Parlamento de Escocia del 6 de Marzo de 1457, donde el rey James II prohibía esta práctica y, en su lugar, el monarca ordenaba a los ciudadanos a practicar el tiro con arco.

Años más tarde, y tras la negativa de los escoceses de acatar esta ley, fue el rey Jacobo IV quien dio de nuevo el pistoletazo de salida para la práctica de este deporte, ya que él era un férreo aficionado y aprobó el juego del golf.

Por el año 1600, este deporte, que emergía como la espuma, ya había llegado a la alta aristocracia británica. En Londres, damas y caballeros jugaban con trajes de gala en el mismo corazón de la ciudad, pero las bolas, además de causar daños a las viviendas y locales del lugar, golpeaban a los transeúntes, por lo que se prohibió jugar en el centro de la ciudad y los jugadores tuvieron que trasladarse al campo.

En el siglo XVIII se establecieron las primeras asociaciones de golf, como la Honourable Company of Edinburgh Golfers (1744), Royal and Ancient Golf Club of St. Andrews (1754) y el Royal Blackheath (1766), todas ellas, regidas por estrictas normas que deben acatar todos los jugadores, tanto en materia de juego como de vestimenta.

¿Cómo hay que vestir?

La ropa de los jugadores de golf es uno de los códigos deportivos más antiguos que existen. Las prendas, además de estar confeccionadas para favorecer la práctica del mismo, tanto por condiciones ambientales como por movilidad, se rigen, sobre todo, por unas normas estrictas de estilo. En sus inicios, los jugadores vestían con corbata, chaqueta, gorra y pantalones knickers. Cuando éstos se trasladaron a Estados Unidos para jugar, el caluroso clima de la costa les obligó a cambiar la lana por tejidos sintéticos más frescos, pero siempre respetando su código de máxima elegancia. De esta forma, con el tiempo, la moda fue transformándose en sintonía con la sociedad, y la corbata desapareció, y en su lugar, se implantó la camisa de cuello y la manga corta y la gorra pasó a ser de tipo baseball. El resto del look se completaba con pantalón largo, jersey y zapatos de clavos blancos o bicolor.

Hombre jugando al golf con la vestimenta clásica.

Actualmente, el código es claro e inquebrantable: la camisa ha de ser de cuello, tanto para mujeres como para hombres. Las mujeres pueden ir sin mangas, siempre que el tirante no sea fino, y la camiseta ha de ser lo suficientemente larga para poder meterla por dentro del pantalón (para ambos géneros). Por su parte, el pantalón para hombres debe ser de vestir, de corte clásico, de pinzas o chinos, pero nunca bermudas, vaqueros o chándal, y de un solo color. La altura, si se trata de pantalón corto, debe ser justo por encima de las rodillas, y en casi todos los campos, el uso del cinturón es obligatorio. Para las mujeres, en la parte inferior pueden llevar vestidos, faldas o faldas pantalón siempre que no sobrepasen los 5 centímetros por encima de la rodilla. Respecto al calzado, tanto para hombres como para mujeres, existen zapatos con tacos de golf y zapatos sin tacos.

Vestimenta clásica de hombres y mujeres.

¿Cómo son los campos?

Los campos de golf profesionales tienen 18 hoyos, ya que este es el número de hoyos que se recorren en una partida. No obstante, también existen campos de 9 hoyos. En esos casos el recorrido se completa dos veces para llegar a los 18 hoyos de una partida estándar. Esto se debe, según la leyenda popular, a que los escoceses bebían un trago de whisky tras finalizar cada hoyo, y que hacían falta 18 tragos para acabar la botella.

Campo de golf de India.

En cuanto a las bolas, el número de agujeros -llamados comúnmente alveolos- depende del fabricante. Las Titleist ProV 1, unas de las más usadas por los profesionales, tienen 392, por ejemplo, y la mayoría tienen entre 250 y 450. Lo que sí establecen las normas es que el diámetro mínimo de la bola de golf debe ser de 42,67 milímetros, y su peso máximo 45,93 gramos.

Respecto a la puntuación de este deporte en el resultado total, la valoración del score (resultado en inglés) en cada hoyo en el total depende de varios factores: la modalidad que se esté jugando y la ponderación del nivel de juego de cada jugador, conocido como sistema de hándicap, que es un método que se utiliza para conseguir que los jugadores compitan en igualdad de condiciones, independientemente de su nivel de juego.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0