Evasión

El negocio de vivir en Marte sin salir de una cueva cántabra

  • Una experiencia destinada a sentir cómo será la vida en Marte
  • La expedición, de cuatro días, cuesta unos 10.000 euros
Madrid

El turismo espacial ha comenzado a tener en los últimos años un gran interés empresarial. Virgin Galactic, del multimillonario Richard Branson, tiene como objetivo ofrecer vuelos estratosféricos. También, la compañía española Zero 2 Infinity pretende llevar turistas al espacio en globo por 110.000 euros. Lo cierto, José Mariano López-Urdiales , fundador y director general de Zero 2 Infinity, tiene claro que España puede jugar un papel fundamental dentro del turismo espacial por las condiciones metererológicas, por las infraestructuras aeronáuticas y por la gran cantidad de turistas extranjeros adinerados que llegan a nuestro país. Precisamente, a ese tipo de público se dirige Astroland, una iniciativa empresarial que recrea la vida en Marte pero sin salir de una cueva de Cantabria. Una experiencia que alcanza un precio de 10.000 euros.

El empresario David Ceballos cree firmemente que el turismo relacionado con el espacio es un nicho de negocio a explotar, por ello, ha creado la Agencia Interplanetaria Española Astroland. La organización de financiación privada que ha puesto en marcha en Cantabria una cueva donde vivir como si se estuviera en Marte. La idea surgió cuando Ceballos leyó un artículo que argumentaba que el lugar más compatible con la vida humana fuera de la tierra serían unas grandes cuevas situadas en la superficie de Marte: "Esto supuso una explosión en mi cerebro, que no he podido frenar hasta hoy en día", sentencia.

Aunque pueda parecer una idea alocada, tanto la Nasa, a través del proyecto HI-SEAS, y la Esa, con Pangea, se están utilizando localizaciones geológicas extremas para prepararse para las condiciones de Marte o como laboratorio para diseñar próximas misiones espaciales. Sin embargo, la iniciativa de Astroland tiene un objetivo puramente turístico. "Directivos, aventureros VIP y personas fascinadas por el espacio", cuenta el empresario, son el público objetivo de esta apuesta.

La cueva cántabra

El director general de Astroland se decidió por Cantabria porque buena parte de los componentes de la compañía son de esta comunidad y porque la región cuenta con una red de más de 4000 cuevas, diez de ellas que han sido declaradas Patrimonio de la Humanidad. La cueva elegida se encuentra en la localidad de Arredondo, en la comarca del Asón-Agüera, y su acondicionamiento ha requerido una inversión de 1,2 millones de euros. La compañía, además, tiene aprobada una nueva remesa de 800.000 euros para el lanzamiento: la primera misión está prevista para el 15 de junio de 2019.

El espacio elegido es una zona hostil, a bajas temperaturas, fuertes vientos y una elevada radiación estelar. Es decir, una localización que pretende representar con gran similitud las condiciones de las cuevas de Marte. Así, los expedicionarios deben usar unos trajes aislantes especiales, creados en colaboración con la Universidad Esne. Y deben realizar un curso de formación a distancia de unos 90 días para prepararse para la misión. Entrenamiento que se endurece al llegar a Cantabria porque se realizan tests de esfuerzo, entrenamiento en técnicas de escalada y espeleología y preparación psicológica.

Cada expedición, preparada para grupos de 10 personas y de cuatro días de duración, está pensada para vivir como si estuviera en Marte pero la empresa también ha creado la estación espacial Ares Station, un laboratorio de 1,5 km de largo y 50 metros de alto que sirve para realizar diferentes experimentos de carácter científico.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1

Tony
A Favor
En Contra

Esto si es crear un atractivo y realizar inversiones con unas posibilidades muy diversas e innovadoras .

Un aplauso y mis mejores deseos de exito

Puntuación 1
#1