Evasión

10.000 euros por un viaje a Marte pero sin salir de Cantabria

  • Cantabria recreará una estación de astronautas en una cueva
  • El viaje durará cuatro días y costará 10.000 euros por persona
  • La experiencia requerirá preparación previa, física y psicológica requerirá preparación previa de tres meses
Madrid

Cantabria recreará la primera estación permanente de astronautas en Marte, en el interior de una cueva ubicada en el municipio de Arredondo, y la misión inaugural, que se desarrollará el próximo 15 de junio, contará con diez pasajeros, aunque a lo largo del año un centenar de personas podrán ensayar la vida en el planeta rojo.

La expedición durará cuatro días marcianos -que equivalen a otros tantos terrestres contando días y noches- aunque las sucesivas podrán ser ampliadas durante el tiempo que desee el protagonista, hasta quince jornadas. Pero antes de ese viaje, los tripulantes requerirán una preparación física y psicológica de tres meses, para poder después vivir dentro de una cápsula en el interior de la cavidad, "secreta", en una ubicación aún por desvelar, en unos tubos de lava similares a los que hay en Marte.

Esta iniciativa turístico-científica está promovida por la empresa Astroland gracias a una inversión privada de 2 millones de euros. El director de operaciones de la recién creada Agencia Interplanetaria Española, Daniel Torres, ha destacado que esta experiencia constituye "un viaje único en la vida" que va a "transformar a las personas" que lo vivan. Según ha dicho, la iniciativa está abierta a cualquier interesado en participar, siendo el coste del viaje de 10.000 euros. Por su parte, el consejero de Turismo de la región, Francisco Martín ha apuntado que se trata de un producto no destinado al turismo "de masas", sino al "de impacto y comunicación".

Ensayar la vida en el planeta rojo

El innovador proyecto arrancará en menos de cinco meses, con una misión a cargo de diez expedicionarios. Para entonces, Astroland desarrollará en la cueva de Arredondo la tecnología necesaria para albergar la primera de las futuras colonias humanas en Marte, el único astro del que, hasta la fecha, se tienen indicios sólidos de una posible compatibilidad con la vida y donde se espera para 2030 la llegada de misiones tripuladas.

A lo largo de 2019 entrarán un total de cien 'astrolanders', que se formarán en materias como coaching y liderazgo, escalada y espeleología, emergencias o cultivos hidropónicos. Los participantes se repartirán en una decena de viajes espaciales y entrarán en la gruta, elegida por su "ambiente marciano".

Se trata de un lugar "muy hostil, con bajas temperaturas, fuertes vientos y una elevada radiación estelar", subrayan los responsables de la firma, que explican al respecto que "lo más compatible con la vida humana es instalarse en los tubos de lava o bajo la superficie marciana".

Así, la localización elegida para esta experiencia es la "perfecta" al presentar las "mayores similitudes" requeridas para los ensayos. Para ello, la empresa ha creado ya una estación en una gran cueva de más de 1,5 kilómetros de profundidad para testar las nuevas tecnologías y entrenar las habilidades necesarias para instalar en el futuro la citada colonia humana permanente en el planeta rojo.

Astroland ha diseñado un sistema de entrenamiento -que los participantes podrán hacer desde su lugar de residencia- siguiendo las metodologías de las agencias espaciales para formar misiones de diez tripulantes.

Los afortunados -los interesados ya pueden inscribirse ya en la web www.astrolandagency.com- tendrán la oportunidad de vivir las sensaciones que experimentarán los primeros astronautas a su llegada a Marte, enfrentándose a los retos que estos expedicionarios tengan que superar en ese hábitat extremo.

Es la primera experiencia con aval científico de estas características que se puede disfrutar como aventura turística "premium", al tiempo que servirá para testar nuevas tecnologías y desarrollar nuevas investigaciones de la mano de organismos científicos y autoridades académicas.

Y es que los fines de esta aventura son, además de emocionales, científicos, de modo que los participantes serán una especie de "conejillos de india", según ha expresado el consejero cántabro de Turismo, que ha destacado que el proyecto constituye un "elemento diferencial y atractivo" que ya en la inauguración de Fitur despertó el interés de los Reyes de España. Ha apuntado, además, que ya se están dando acuerdos con empresas mayoristas de turismo de aventura a nivel nacional con motivo de esta experiencia, que podrán protagonizar profesionales técnicos y científicos o turistas.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0