Evasión

Miguel Anxo Fernández: "Es imposible vivir en una ciudad dominada por los coches"

  • El alcalde de Pontevedra ha hecho una ciudad por y para los ciudadanos
  • Ha implantado un proyecto integral para la ciudad, recuperando espacio público
  • "Estamos en el candelero mundial, pero no queremos dar clases a nadie"
Madrid

Miguel Anxo Fernández Lores llegó a la Alcaldía de Pontevedra -con unos 80.000 habitantes- en el año 1999 con un objetivo claro: devolver al ciudadano el espacio público que el coche había ocupado. Un compromiso que ha permitido la reducción de las emisiones de dióxido de carbono en un 70 por ciento, la disminución de las muertes por atropello hasta cero desde el año 2011, y cambios de hábitos de movilidad como que el 80 por ciento de los escolares de Pontevedra va a pie al colegio. El resultado es una ciudad tranquila, habitable, cómoda que en los últimos 15 años ha aumentado la población en el centro.

¿Por qué tuvo tan claro en los noventa que había que solucionar el problema de la movilidad?

En los últimos cuarenta años lo que ha sucedido en las ciudades es la ocupación del espacio público por los vehículos privados. Un axioma que está generando que las ciudades sean un auténtico almacén de coches, peligrosas, ruidosas y contaminadas. Nosotros percibimos eso a final de los años noventa y la propuesta fue la recuperación del espacio público, con la restricción del vehículo privado en la ciudad.

¿Cómo sientan los premios recibidos y la repercusión internacional?

Por aquí han pasado la mitad de las cámaras municipales de Portugal, ha pasado la televisión belga, el diario The Guardian, Paris Match, Le Figaro. Además, tenemos sistemáticamente todos los días conferencias. De hecho, a finales de mes me voy a hablar de este tema a París, porque me ha invitado la alcaldesa. Y también nos llamaron desde Pekín. Estamos en el candelero mundial, pero no queremos dar clases a nadie, hay que decir que es un problema de voluntad política: o mejoramos la convivencia y el espacio público en las ciudades o esto es un desastre en todo el mundo. Es imposible vivir en una ciudad dominada por los coches. Por otra parte, los premios son básicos para la percepción ciudadana. A la gente le gusta percibir que vive en una ciudad especial. Entonces, los premios aumentan la autoestima, el orgullo de pertenencia. No obstante, creemos que lo mejor está por venir. Cuando llegamos al gobierno, Pontevedra no existía. Las referencias eran A Coruña, Santiago, Bilbao o San Sebastián. Pero, a lo tonto, hemos adelantado a estas ciudades a nivel de proyección internacional gracias a esta política.

¿Cómo se trabaja por una ciudad con menos coches?

La solución de este problema no debe pasar por buscar la mejora del tráfico, porque la solución sería aumentar los carriles y eso no puede ser. De hecho, todas las medidas que pasen por la mejora del tráfico son absolutamente ineficaces. Nosotros nos planteamos recuperar el espacio público para los ciudadanos e invertir la tendencia, y si antes el 75 por ciento del espacio público estaba destinado a los coches, ahora es al revés y solo un 25 por ciento está destinado a ellos.

¿Por qué nos hemos acostumbrado a utilizar tanto el coche?

El coche es un invento espectacular y necesario. A mí me gusta conducir, tengo una familia grande y tengo ocho coches. Lo que hay que saber es cuando es verdaderamente imprescindible. Por ello, delimitamos el concepto de tráficos necesarios, que hace referencia a los movimientos a destino y los imprescindibles, como los accesos a garajes, el transporte público, paquetería o el vehículo privado que necesita transportar un peso. Nos dimos cuenta que esos tráficos son muy pocos y perfectamente compatibles con una alta calidad de vida.

¿Cuáles han sido las principales medidas tomadas?

Un aspecto clave es que nosotros no hicimos un tratamiento de peatonalización parcial de la ciudad, nosotros hicimos un proyecto integral para la ciudad de calmado de tráfico, de reducción del espacio dedicado al vehículo y mejora de la calidad urbana de toda la ciudad. En ese estudio, nos dimos cuenta que el 30 por ciento de los coches cruzaban la ciudad innecesariamente. Entonces, trazamos una serie de mecanismos con ingenieros que permiten que el coche pueda llegar a cualquier zona de la ciudad, pero no conviene ir si no vas a algo específicamente, porque se tarda más. Luego también es importante la gestión del tráfico de agitación, que hace referencia al tráfico de gente que da vueltas por la ciudad para encontrar aparcamiento. Entonces lo que hicimos fue en la parte más céntrica de la ciudad prohibir el aparcamiento, excepto para servicios, carga y descarga o para hacer un recado. Tenemos unas 600 plazas en el centro de la ciudad para aparcamiento de servicios, que se puede estar un máximo de 15 minutos. También mejoramos los aparcamientos subterráneos, en la parte menos céntrica es libre, unas 8.500 plazas, y hay otras 4.000 plazas gratuitas de aparcamiento en el borde de la ciudad. También sacamos semáforos, pusimos rotondas, y plataformas únicas que gestionan un tráfico de coexistencia, en el que circulan coches, bicis, monopatines y personas, pero es el peatón el que tiene preferencia. El coche puede ir en esos trayectos a un velocidad de 5, 10, 15 o 20 kilómetros por hora. Es una cuestión de domesticar el coche.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum4

forrest gump
A Favor
En Contra

No solo Pontevedra, todos los centros de ciudad cerrados al trafico rodado han tenido una recuperación espectacular

Puntuación -3
#1
nicaso
A Favor
En Contra

Cualquiera que lea esto se pensará que Pontevedra es la Arcadia feliz. Habrán quitado coches, no lo dudo, pero las calles peatonales no dejan de estar ocupadas por terrazas de bares que imagino que cerrarán a las tantas. La mejor época de Pontevedra fue cuando la dirigía Filgueira Valverde que si fue un alcalde de primera. Yo, que la conocí en mi juventud y doy una vuelta de vez en cuando, veo que no todo es harina que tambien hay mohina.

Puntuación -1
#2
Es imposible vivir sin coche
A Favor
En Contra

Es imposible vivir sin coche.

Puntuación -2
#3
xavi
A Favor
En Contra

Pontevedra es la ciudad que más ha mejorado con los años de toda Galicia, hay que tener en cuenta que es una ciudad pequeña que no tiene la riqueza de Vigo, Santiago o A Coruña. Un detalle que lo dice todo,es que es una ciudad en que la mayoría de los habitantes son de derechas y llevan años apoyando a un alcalde que ha tenido la valentía coger un rumbo distinto a los de las otras ciudades. El resultado salta a la vista. Es una ciudad viva y no hay un solo Pontevedrés que no esté orgulloso de este modelo de Ciudad.

Puntuación 1
#4