Evasión

World Trade Center de Dubái: el rascacielos con el que comenzó todo

Madrid

Hasta el año 1999 el World Trade Center de Dubái fue el edificio más alto de la ciudad. Su construcción data del año 1979 y fue toda una declaración de intenciones del gobierno dubaití. Con este rascacielos comenzaba la historia de una ciudad que terminaría convirtiéndose en el centro económico y financiero de los Emiratos Árabes.

Dubái está haciendo una importante apuesta por mantener su historia reciente, abogando por la conservación de edificios emblemáticos, como el World Trade Center. La historia de este rascacielos es interesante y poco conocida.

La historia del World Trade Center

A finales de los años 60 se descubre el petróleo de la zona. Este es el punto de partida para conseguir que Dubái se convirtiera en lo que es hoy en día. En el año 1972, se construyó Port Rashid, un puerto marítimo que permitió conectar a Dubái con el mundo.

La inauguración del primer rascacielos de Dubái fue en el año 1979, cuando la ciudad dio la bienvenida a este imponente edificio. Su altura total es de 184 metros y cuenta con 39 plantas. El diseño pertenece al arquitecto británico John Harris, quien logró que el rascacielos se convirtiera en un emblema de la ciudad y en toda una declaración de intenciones. Había comenzado el desarrollo financiero y empresarial de Dubái.

El mismo año en el que se inauguró el rascacielos abrió el puerto artificial más grande del mundo, conocido como Jebel Ali Port. Es tan gigantesco que se puede divisar hasta desde el espacio. Hoy en día tiene capacidad para albergar hasta 22 millones de contenedores.

Durante el año 1985 comienza el comercio libre en la zona de Jebel Ali. Esto permite que las empresas de todo el mundo incluyan sus negocios en Dubái. La apertura internacional es clave para una ciudad que se desarrollaba a pasos de gigante.

El mismo año se lleva a cabo el vuelo inaugural de Emirates Airlines, que partió el 25 de octubre desde Dubái con rumbo a Karachi, con Paquistán.

En el año 1999 se inaugura el rascacielos Burj Al Arab, que le quitó el título de edificio más alto de Dubái al World Trade Center dubaití. Una construcción singular, ubicada en una isla artificial, que se convirtió en una nueva forma de ver el lujo.

A partir de la entrada del nuevo milenio Dubái no ha dejado de crecer ni de promover construcciones impactantes. Palm Jumeirah, Dubái Gold, Burj Khalifa, el Aeropuerto Internacional y el Centro Espacial Mohammed Bin Rashid son solo algunas de las apuestas del gobierno dubaití, que han consagrado a la ciudad como un emblema del lujo.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado
forum Comentarios 1
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

das
A Favor
En Contra

dubai es una ciudad que jamas sera milenaria, es insostenible, acabara abandonada

Puntuación 5
#1