Evasión

Un proyecto para la conservación de las cuevas españolas

  • España es uno de los países con más cavidades para el turismo
  • El aumento de visitantes origina problemas de conservación
Cuevas de Ortigosa, La Rioja / Imagen: Turismo La Rioja
Madrid

Geodiversidad, patrimonio geológico y geoturismo son términos cada vez más populares entre la población. Las cuevas habilitadas para la visita turística están experimentando un gran auge en los últimos tiempos. En España, aproximadamente 50 sistemas de cavidades están acondicionadas para que el visitante pueda admirar sus galerías.

"El sistema de cavidades habilitadas para el turismo en España es importante si lo comparamos con otros países de Europa y del mundo", explica Rubén Esteban Pérez, delegado del Colegio de Geólogos en La Rioja que ha participado en un proyecto de rehabilitación en las riojanas Cuevas de Ortigosa de Cameros.

El número de visitantes puede originar problemas de sequedad, algas, microorganismos y variación de las condiciones medioambientales del medio subterráneo. "La luz artificial con la que podemos disfrutar de la belleza de las cavidades genera unas condiciones muy favorables a la formación de líquenes y algas que se alimentan del material pétreo de las cuevas", añade.

A esto hay que sumar la modificación de las condiciones climáticas de las cavidades subterráneas al aumentar la temperatura por el propio calor de los visitantes, las modificaciones de los niveles de los componentes del aire y las corrientes de aire cambiantes que alteran el flujo de aireación natural subterráneo. "Esto hace que la sequedad y la ruptura del ciclo de crecimiento de las estalactitas, estalagmitas y otros espeleotemas aumente hacia el interior de las grutas" señala el geólogo.

Rehabilitación de cuevas en La Rioja

Un proyecto financiado por el Gobierno de La Rioja y el ayuntamiento de Ortigosa de Cameros donde ha participado el Colegio de Geólogos ha rehabilitado todo el sistema subterráneo de las cuevas de la localidad para aplicar "una fórmula ambientalmente sostenible y totalmente amigable con la flora autóctona y con la fauna que habita las cuevas", explica el delegado del Colegio de Geólogos en La Rioja.

Se ha creado una cámara climática de bienvenida de los visitantes para impedir que la sequedad avance inexorablemente hacia el interior de las cavidades y acabe con la vida de las estalactitas y estalagmitas. También se ha acometido la sustitución del sistema de iluminación por uno de luz fría, preservando las estalagmitas con pasarelas para que no sean pisadas por el público y puedan seguir creciendo gota a gota. Por último se han rehabilitado y limpiado las áreas colonizadas por algas y líquenes que destruían las estructuras de las cuevas.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado