Evasión

Magnesio y potasio: claves para combatir el cansancio y la sudoración

  • Cada día debemos aportar a nuestro organismo 375 mg de magnesio
  • Una lista de alimentos que ayudarán a tener una dieta rica en estos minerales
  • Es importante saber a qué hora del día tomarlo y en qué cantidad
Dreamstime
Madrid

Disfrutar de una terraza con los amigos, conocer una nueva playa o visitar a ese familiar que no vemos desde Navidad. En verano queremos hacer todo lo que, a veces, nos queda pendiente el resto del año.

Nuestro ritmo de vida no solo se mantiene activo, sino que se intensifica y, sumado al calor natural de la época, nos cansamos más. En estos momentos, es importante conocer los dos aliados que pueden ayudar a que ni el cansancio ni el calor nos impidan seguir con nuestra rutina: el magnesio y el potasio.

El primero actúa en la vitalidad y, el segundo, en los minerales que perdemos durante la práctica del deporte y la sudoración. Con la edad, especialmente entre los 50 y los 70 años, nuestros músculos se fatigan más rápido que los músculos jóvenes.

Aquí entra en juego el magnesio, un mineral que contribuye al mantenimiento de la musculatura y la vitalidad y, por ende, a la reducción del cansancio y la fatiga. Se calcula que cada día debemos aportar a nuestro organismo 375 mg de este mineral para cubrir nuestras necesidades. Sin embargo, algunos estudios publicados indican que la ingesta de este mineral en España podría ser menor a la recomendada. A pesar de que en la dieta mediterránea existen multitud de alimentos que contienen magnesio, es importante incluirlos en nuestra alimentación diaria, además de saber cómo ingerirlos, puesto que cuando se cocinan o refinan, la concentración de magnesio puede verse disminuida.

Los principales alimentos que aportan magnesio son:

-Vegetales frescos, especialmente aquellas verduras con hoja verde, como las espinacas, las acelgas, los canónigos, o la rúcula

-Cereales integrales y de grano completo, ya que los procesos de refinamiento disminuyen su contenido al encontrarse en las partes que se eliminan como el salvado o el germen

-Frutos secos y semillas, incluyendo nueces, almendras, avellanas, piñones o semillas de calabaza, que se pueden incluir de forma diaria si son crudos o tostados

-Leche, carne y huevos, así como sus derivados

Optar por estos elementos y complementarlo con un refuerzo nutricional en ciertas etapas de la vida en las que la alimentación no sea suficiente puede ayudarnos a mantener la vitalidad y seguir nuestro día a día, haciendo aquello que más nos guste y la práctica habitual de ejercicio. En este ámbito, es interesante conocer los beneficios del potasio, ya que es vital para el movimiento, los ejercicios musculares y cualquier actividad física. A su vez, durante el ejercicio y con la sudoración propia de la actividad sumada al calor, podemos disminuir nuestros niveles de este mineral y, por lo tanto, se hace esencial reponerlo mediante una buena hidratación y una alimentación correcta. El potasio es necesario no solo en nuestra actividad diaria, sino que también tiene una importante función en nuestro organismo como, por ejemplo, regular la presión sanguínea y la frecuencia cardíaca. Se recomienda un consumo diario de 4700 mg. Una vez más, una dieta a base de productos frescos, equilibrada y saludable, puede ayudar a obtener las cantidades adecuadas de potasio diarias.

Así, algunos de los alimentos con alto contenido en este componente son:

-Las hortalizas como el brócoli, los tomates, las espinacas o la calabaza

-Algunas frutas como los cítricos, el plátano, el kiwi, las ciruelas y los albaricoques

-Las nueces y otros frutos secos de semilla

-El pescado como el salmón, el bacalao o las sardinas

Para olvidarnos del cansancio y la fatiga típicos de estos meses de calor y poder seguir con nuestra vida habitual de forma activa, existen soluciones nutricionales que vienen a darnos el refuerzo que necesitamos.

Estas soluciones nos aportan nutrientes específicos, tales como el potasio y el magnesio que, en ocasiones, no logramos incorporar de forma natural con la dieta, ya sea por desconocimiento o porque no tenemos tiempo para alimentarnos bien debido al intenso ritmo de vida que llevamos. Un ejemplo es Meritene Regeneris, un complemento alimenticio para recargar la vitalidad. Su fórmula única contiene magnesio, que ayuda a reducir el cansancio y la fatiga; potasio, que contribuye al funcionamiento normal de los músculos, y una combinación de antioxidantes (vitamina B2, vitamina C, selenio y zinc), que contribuyen a la protección de las células frente al daño oxidativo. Además, contiene Coenzima Q10, resveratrol y luteína.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado