Evasión

Buchinger: el lujo de no comer, el beneficio de ayunar

La dieta de la alcachofa, la macrobiótica o la hiperproteica van a ser algunas de las 'dietas milagro' que elegirán aquellos que hayan tomado una cerveza de más este verano. Recuperar el cuerpo diez que apenas se vislumbró en el inicio del verano es lo que toca en el mes de septiembre. Sin embargo, pasado el tiempo y con los kilos perdidos llega el denominado 'efecto yo-yo' y la barriga y las cartucheras vuelven a reclamar su espacio en la silueta. Entonces, ¿cómo hacerlo de la forma correcta?

Si lo que verdaderamente se quiere conseguir es un cambio real y una modificación duradera de los hábitos alimenticios, hay que cambiar el chip, detenerse y llevar a cabo una reprogramación del cuerpo y la mente. ¿Cómo conseguirlo? Ayunando de acuerdo con la filosofía Buchinger.

Exteriores de la clínica 

La clínica Buchinger en Marbella lleva 42 años (aunque el método tiene casi 100) promoviendo la ayunoterapia como el método dietético más adecuado para liberar el cuerpo de sustancias nocivas y conseguir objetivos reales de bajada de peso. Reordenar y reprogramar el cuerpo para que este recupere vitalidad, lozanía y fortaleza es la finalidad del ayuno según el método Buchinger. "Cuando el cuerpo ayuna, el alma siente hambre" es el aforismo del fallecido fundador del método Buchinger, Otto Buchinger, bajo el que se encuadra toda la filosofía y el método de esta clínica. Equilibrio entre cuerpo y mente es esencial para llevar una vida ordenada y una alimentación adecuada que sirva para afrontar el día a día.

El Consejero Delegado de la Clínica Buchinger en Marbella, Claus Rohrer, defiende en este sentido que "la ayunoterapia activa las fuerzas inmunitarias propias de la naturaleza humana, produce una depuración profunda de la totalidad de nuestro organismo, y consigue retrasar el proceso de envejecimiento biológico". Y añade que "el paciente, al terminar su ayuno, disfruta de una renovada vitalidad, de un aspecto más juvenil y de una voluntad fortalecida para enfrentarse a los retos de cada día".

Salón de tratamiento

Para conseguirlo, la clínica ofrece un experimentado y estudiado método en el que se integran tanto el cuerpo como la psiquis y el espíritu. Además de poner en marcha una fructífera aleación de la medicina científica y naturista llevada a cabo por un equipo multidisciplinar de profesionales al servicio del bienestar del cuerpo.

Lo cierto es que la idea de ayunar en principio no suele resultar atractiva. Claus Rohrer asegura no obstante que, aunque quizá sean duros los dos primeros días, pronto la "sensación de hambre desaparece", el cuerpo se revitaliza y el huésped comienza a notar los resultados de la continua liberación de toxinas. La revitalización y el rejuvenecimiento están asegurados.

Zona fitness

Una vez superados los primeros envites del ayuno y con las pilas en proceso de recarga; la clínica ofrece a una amplia gama de tratamientos coadyuvantes como la fisioterapia, atención psicológica, coaching, talleres de nutrición, clases de cocina, medicina tradicional china, Yoga y relajación. También tratamientos de cosmética, gimnasia, fitness, nordic walking y trekking o el Hidrocolon. Asimismo, desde la clínica se programan diferentes actividades lúdicas como paseos matutinos por la playa o la montaña, gimnasia avanzada, Qi Gong, clases de baile o talleres de artes creativas.

Este revolucionario sistema se desarrolla en un paraje único, en una casa al estilo de las construcciones del campo andaluz al pie de Sierra Blanca, en una zona residencial y rodeada de jardines aromáticos en los que abundan las flores y árboles autóctonos. Claus Roher asegura que "para ayunar es recomendable contar con un espacio idóneo donde poder desarrollar la terapia en las mejores condiciones que favorezcan el proceso curativo", y este centro cumple todas estas condiciones con creces.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint