Evasión

Jesús Castro, 'El niño' bonito del cine español

Hasta hace tan sólo un año se ganaba la vida como electricista, siendo relaciones públicas en una discoteca e incluso haciendo churros en el negocio familiar. Pero un casting para la nueva película de acción de Daniel Monzón le cambió la vida y hoy es la gran promesa del cine español. En sus ojos cristalinos y su físico portentoso se ven maneras de estrella y él le echa gracia gaditana para que todo esto no se le suba a la cabeza.

Más de 3.000 jóvenes se presentaron al casting abierto que el equipo de Daniel Monzón preparó en tierras andaluzas para encontrar al protagonista de 'El Niño', su nueva película tras el éxito de 'Celda 211'. De todo ellos, tan sólo uno consiguió el papel, justo el que no había ido a por él. Jesús Castro se encontró con un amigo por la calle y el acompañó al casting pero la cola era eterna y Castro se desesperaba: "Cuándo decidí irme fue entonces cuando la jefa de casting me frenó y me dijo que a dónde iba. Yo le dije que tenía un par de asuntos pendientes y me pidió que me quedase. De no ser por ella yo no estaría aquí".

La casualidad y su desparpajo delante de la cámara convencieron a los directores del casting y a Daniel Monzón, que había encontrado a su "Niño", un delincuente de poca monta que se juega la vida en el Estrecho traficando a bordo de su lancha motora. Jesús, sin carnet de conducir, aceptó grabar todas las escenas de riesgo en las turbulentas aguas del Estrecho. "Me he jugado el tipo. La verdad es que cuando grabé las escenas no era consciente del peligro que corría, pero una vez que he visto la película me he dado cuenta que he sido algo temerario".

Los que han visto el filme le dan la razón a Monzón con su elección (como en su día acertara con Alberto Ammann) y confirman que este oriundo de Vejer de Frontera va a sorprender a propios y extraños en el thriller. Muchos aseguran que es un Steve McQueen rejuvenecido, aunque su físico nos recuerde más al de Rubén Cortada o Miguel Ángel Silvestre. Para mantenerlo juega "tres pachangas de fútbol a la semana" y acude al gimnasio regularmente.

Atrás queda ya una vida discreta como electricista (estudió un módulo de grado medio) y relaciones públicas de discoteca, además de echar una mano en la economía familiar preparando churros en la cafetería de su padre, uno de eso empresarios de la construcción reconvertido en hostelero. "Ya no tengo tiempo de ayudar, pero si el cine se acaba no tendría problemas en volver a hacer churros, poner cables o ser RRPP. Yo no soy manco y me llevo buscando las 'papas' desde los 16 años".

"En mi zona hay gente que vive como marajás gracias a traficar con droga. Con la crisis muchos chavales aceptan el dinero fácil y también hay padres de familia que con tanto paro se ponen a vender para dar de comer a sus hijos", subraya este joven que reconoce que a él también le ofrecieron vender costo "pero preferí dormir tranquilo y pobre que con billetes y la conciencia intranquila".

A Jesús Castro se le abre ahora un futuro prometedor, con el estreno de 'El Niño' el próximo 29 de agosto y próximamente el de su segunda película, 'La isla mínima', otro thriller cargado de acción y rodado en tierras andaluzas por el director de '7 vírgenes' o 'Grupo 7', Alberto Rodríguez.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado